La unión del PLN después del 2 de abril

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Las declaraciones a la prensa de don Rolando González después de que fue encargado de unir al PLN por don Antonio Álvarez Desanti, la entrevista a don Francisco Chacón en el periódico La Nación el Jueves Santo y un correo circular de don Guido Mora, uno Jefe de Campaña de don Antonio Alvarez Desanti y el otro de don Sigifredo Aiza, sobre la necesidad de unir al Partido Liberación Nacional (PLN) después de las últimas elecciones internas del 2 de abril, motivan este artículo de estricta opinión personal y FIGUERISTA.

En esta oportunidad, unir al PLN es bastante más, muchísimo más, que la tradicional “operación Cruz Roja” de otras elecciones internas. Me explico:

El FIGUERISMO es una fuerza política social democrática, progresista y reformista, que aspira a unir y resolver con una visión y una propuesta país de futuro, algo que no está resuelto al interior del PLN y que es la principal causa de sus contradicciones internas: ¿Cómo compatibilizar los principios y valores social democráticos fundamentales del liberacionismo, con las realidades del mundo globalizado y la revolución científico y tecnológica de nuestro tiempo?. En lenguaje político que todos entendemos: ¿Cómo darle un nuevo, actualizado y visionario sentido de cambio a la lucha sin fin…de don Pepe, Daniel, don Chico, Luis Alberto, Rodrigo Facio y los Padres Fundadores del Partido Liberación Nacional. ¿Cómo ser liberacionistas y Partido Liberación Nacional en el mundo que vivimos y en Costa Rica?.

En ese esfuerzo, el FIGUERISMO dio la batalla electoral apoyando a José María Figueres, absolutamente convencido de su liderazgo, de la fuerza y potencia de sus ideas y propuestas para una agenda país de cambio, consciente de sus enormes e importantes relaciones internacionales y seguros de que era la persona que necesita Costa Rica para esa agenda país, superar el inmovilismo y la frustración ciudadana que domina la realidad nacional y darle norte, metas y futuro al Estado y a la sociedad costarricense.

La contradicción interna del PLN, a mi juicio y lo digo con todo respeto, no está resuelta por la coalición de fuerzas que se enfrentó al FIGUERISMO y que gano las elecciones; aunque el arismo sea, como lo es sin duda, su eje fundamental y el Ex Presidente Oscar Arias sea un punto y aparte que todos respetamos, en esa ecuación electoral. Sin el FIGUERISMO esa ecuación política y electoral, no está resuelta. De la misma forma y lo digo objetivamente y con sinceridad, sería también el caso a la inversa. Estemos claros: el FIGUERISMO y ARISMO son las dos fuerzas y los puntos de referencia principales del PLN en el presente. Esa es una verdad política que nadie cuestiona y que se impone por su peso y su realidad en el partido.

¿De qué coalición política y electoral hablo?.

De una coalición que puso por encima sus diferencias y antipatías personales conocidas y los juicios descalificadores de unos contra otros, para unirse con el propósito de derrotar al precio que fuera a José María Figueres y al FIGUERISMO. Lo del precio que fuera no es una hipérbole retórica. Es una realidad que pasa por la colaboración de Rolando Laclé para obtener votos de un sector del PUSC y de Ana Helena Chacón para obtener igualmente votos de su sector en el PAC y colocarlos en las urnas electorales de la Convención Interna del PLN. De eso hay miles de testimonios en todo el territorio nacional. Pasa también por una pelea cuerpo a cuerpo contra el inmenso poder de la Municipalidad de San José y pasa, igualmente, por acciones electorales concretas, diferenciadas y dirigidas en distintos y específicos cantones del país, coordinadas por un grupo herediano arista bien conocido en estas confrontaciones del PLN. También pasa por una campaña multimillonaria, que unió a otros poderosos actores de la vida nacional no liberacionistas y a un importante medio de prensa escrita, cuya única finalidad era que no ganara el FIGUERISMO. Ese fue el gran factor aglutinante de esa coalición electoral que se armó dentro y fuera del Partido Liberación Nacional y que ganó la Convención Interna el pasado 2 de abril.

Todo eso no es poca cosa en la historia del Partido Liberación Nacional.

En ese contexto de realidades, el primer hecho político cierto es que esa coalición de fuerzas e intereses ganó electoralmente y que don Antonio Alvarez Desanti es nuestro Candidato a la Presidencia de la República. Totalmente de acuerdo. Pero el segundo hecho político, igualmente real y cierto, es que sin el FIGUERISMO la coalición que ganó las elecciones internas, no va para ninguna parte y que el PLN podría comenzar a caminar irremediablemente hacia una segunda derrota electoral en febrero del 2018. Una derrota de mayores proporciones y más grave y profunda que la que sufrió en las elecciones del 2014, después de que don Johnny Araya renunciara a seguir luchando en la segunda ronda electoral y el país entero, en forma más que legítima, procediera a emitir libremente el voto y a sancionar duramente al Partido Liberación Nacional. Es que aquello no fue una derrota cualquiera. Fue la más amarga y oscura noche histórica del PLN.

¿Quieren repetir la gran derrota electroal del 2014 en el 2018?.

La fórmula es muy sencilla y absolutamente segura: marginen a José María Figueres y al FIGUERISMO. No pidan disculpas al PLN por el uso de la palabra FRAUDE y la traición al inconsciente que ello significó y que todos entendimos muy bien. Traten al Ex Presidente José María Figueres y al FIGUERISMO, como si fuera un grupo más dentro del PLN. Hagan la “operación Cruz Roja” como siempre se ha hecho, ofreciendo y negociando puestos, neutralizando los movimientos contrarios, generando llamadas de amigos, utilizando a la prensa para conseguir una foto y haciéndonos todos de la vista gorda, a gusto y a disgusto pero por lealtad partidaria de lo que realmente sucedió en estas últimas elecciones y que unos y otros sabemos.

Sepan y no tengan la menor duda, que el FIGUERISMO no puede tomar ese camino. No puede hacerlo sin negarse a sí mismo y sin exhibirse ante el país cómo lo que no es y esas fueron las palabras de José María Figueres el sábado antes de la Semana Santa, en una reunión con 500 dirigentes FIGUERISTAS de todo el país. Esas palabras de José María son las de todos nosotros y la respuesta del FIGUERISMO a esa propuesta fácil de unir al PLN.

Quieren unir de verdad al PLN y poner al liberacionismo en alguna mejor perspectiva frente a las elecciones del 2018?.

Solo digo tres cosas:

1) Entiendan e interioricen todos los altos mandos de la coalición y sus verdaderos factores de poder, que esta no fue una campaña más en la historia del PLN y que la “operación Cruz Roja”, esta vez, no pasa por los caminos tradicionales para unir al Partido Liberación Nacional. También que a estas alturas y conociéndonos bien todos, en el PLN nadie se chupa el dedo.

2) Asuma don Antonio Álvarez Desanti, como Candidato del PLN y como su primera y más importante misión, la responsabilidad integral y no parcial, ni restringida, de unir al PLN, demostrando sus cualidades de liderazgo y su capacidad de negociación hacia el 2018, valorando lo que el FIGUERISMO es y representa en nuestro partido y en el contexto de la realidad nacional y lo que para el FIGUERISMO significa la figura, el liderazgo, la experiencia y la capacidad del Ex Presidente de la República don José María Figueres.

3) Asuma el Candidato a la Presidencia de la República y los factores reales de poder en la coalición anti FIGUERISTA, que no hay mucho tiempo y que el tiempo electoral, está en contra del Partido Liberación Nacional y de lograr convenir una agenda país de cambio, con parámetros bien definidos. Sin esa “agenda país”, para comenzar, a mi juicio no estamos en nada. Sería reducir este esfuerzo a lo mismo de siempre y eso no es para nada el FIGUERISMO.

Por ese camino serio y con absoluta transparencia, sí se puedan encontrar los escenarios correctos para unir al Partido Liberación Nacional y que todas las fuerzas internas del liberacionismo, podamos caminar juntos hacia las elecciones de febrero del 2018. Los otros caminos no llevan a la unidad. Respetémonos y trabajemos por la unidad del PLN, pero hagámoslo en serio y sin inventar tradicionales “operaciones Cruz Roja” que no conducen a nada y que no representan la realidad interna del Partido Liberación Nacional.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

2 respuestas a La unión del PLN después del 2 de abril

  1. Annie Saborío Mora 20-04-2017 en 11:45 am

    Excelente y atinado análisis de D. Fernando Berrocal.

    Responder
  2. Alvaro 21-04-2017 en 10:03 am

    Esos porcentajes de Aiza y Gonzalez, así como también un importante porcentaje de Toño son foráneos antifigueristas cuyos votos NO contabilizarán de nuevo en el 2018. Sin Figueres Liberación pierde.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.