La situación nacional

…¿Y usted qué opina?

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Ha hecho bien el presidente Carlos Alvarado en centrar, a partir de ahora, la acción de su Gobierno en la reactivación económica y la generación de más empleo. También con la directriz para congelar los nombramientos públicos.

Me alegra ese cambio sustancial y creo en la decisión del Jefe de Estado. Con un enfoque estrictamente fiscalista, como el del primer año, el país y todos nosotros, no salimos hacia adelante. Se necesita reactivar la economía.

Lo digo desde la experiencia de la gravísima crisis que resolvió el Gobierno del presidente Luis Alberto Monge. Aquella crisis fue peor que esta, porque el Banco Central se quedó sin divisas y el colón frente al dólar voló por los aires, generándose una situación escalofriante de desabastecimiento generalizado y la quiebra de cientos de empresas industriales, agrícolas y comerciales.

Lo que sí digo francamente es que no entiendo la actitud de este Gobierno de no dialogar e ignorar totalmente a los sectores organizados de la sociedad civil, cuando se escuchan evidentes tambores de guerra. En marcha y en serio se viene otra huelga nacional y huelga es huelga, como decía don Pepe Figueres.

Los sindicatos y otras organizaciones sociales y cooperativas se reunieron con el Arzobispo de San José para preparar un conjunto de propuestas con el fin de enfrentar la difícil situación económica y social del país. Una vez que esas propuestas estén listas, señor presidente Alvarado, escúchelos y dialogue.

Según las encuestas, su primer año de gobierno está fuertemente cuestionado por la gran mayoría nacional. Esa es la opinión del pueblo y ese criterio tan negativo aumentará en julio, cuando entre en vigor el 13% del IVA. Esa es su realidad política.

Me sorprendió, y tómelo muy en cuenta, señor Presidente, que el periódico que fue su apoyo en el primer año de gobierno y que fue el adalid de la así mal llamada reforma fiscal de doña Rocío Aguilar, uno de estos domingos en la columna de su Director, y editorialmente, le pidiera la renuncia a su Ministro de la Presidencia y, unos pocos días después, la jefa de la página de opinión ironizó sobre sus propuestas para generar empleo y reactivar la economía. Eso también son fuertes tambores de guerra.

Unos le piden la renuncia de doña Rocío y que desactive el nombramiento en el BID de Edna Camacho y otros le solicitan la renuncia de Rodolfo Piza y también del Ministro de Educación.

Eso es tormenta y las calles están ardiendo. Una chispa y hay incendio. Usted, señor Presidente, no tiene otro camino que dialogar y dialogar es entender bien el ser costarricense. Usted no puede seguir confrontado con los sectores sociales y perdiendo aceleradamente popularidad y credibilidad. Abra la Casa Presidencial al diálogo y oiga otros criterios de economistas serios y responsables de otras tendencias de pensamiento. Escuche igualmente la opinión de los sectores empresariales y los cooperativistas. Hable con ellos.

Ciertos proyectos de ley en la Asamblea Legislativa amenazan con reventar al país.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.