Portada / Opinión / La próxima asamblea nacional y plenaria del PLN

La próxima asamblea nacional y plenaria del PLN

Fernando Berrocal Soto

Fernando Berrocal Soto

Finalmente, si es que no suceden nuevos desencuentros y diferencias, el Comité Ejecutivo Nacional convocará a la Asamblea Nacional y Plenaria a fines de setiembre o principios de octubre.

Con ánimo positivo, deseo esbozar los lineamientos de lo que, a mi juicio como asambleísta, debería ser la agenda de ese primer, urgente y necesario re encuentro de la familia liberacionista, seis meses después de la derrota electoral del 2 de febrero y el 6 de abril del 2014.

Una agenda de tres puntos:

1.- Informe de finanzas sobre la última campaña electoral, a cargo del Señor Tesorero
2.- Convocatoria a un Congreso Nacional del PLN, en los términos del artículo 68 y siguientes del actual Estatuto Orgánico.
3.- Asuntos varios e iniciativas de los miembros de la Asamblea.

En cuanto a las finanzas, la ecuación es muy simple: Si todo está conforme a derecho y a la ética, excelente. Si hay violaciones ética en el manejo de los fondos, para eso está el Tribunal de Ética y Disciplina que no ha hecho absolutamente nada en los últimos años, pero que existe formalmente. Si hay delitos electorales o penales, para eso está el Ministerio Público y los Tribunales de Justicia. Esas son las tres únicas alternativas.

En cuanto al Congreso Nacional, varios comentarios:

a) No debe ser un Congreso Ideológico y, mucho menos, un Congreso Programático. Se trata de un Congreso Nacional.

b) Sobre la ideológico, todo está escrito y dicho en los documentos fundamentales del PLN y en el documento final a que dio lugar el Congreso Daniel Oduber en el 2005. Ese documento es de primer nivel.

c) Sobre lo programático, igualmente, hay dos documentos excelentes, en cuya elaboración participaron una enorme cantidad de compañeros y compañeras: el Programa de Gobierno del 2006 para la segunda campaña del Dr. Oscar Arias Sánchez y, el último, con las propuestas programáticas de la campaña electoral del 2014 del Ing. Johnny Araya.

d) Esos tres documentos están vivos y reflejan una visión actualizada de la propuesta liberacionista a los costarricenses. Que no se hayan puesto en ejecución en su totalidad es otro tema. Que existen muchas diferencias entre la teoría y la práctica en el ejercicio del poder y entre lo que se dice y hace en el PLN, eso es cierto, pero que el ejercicio intelectual y teórico está realizado y que es bueno, reciente y articula, de una forma bastante aceptable, las coincidencias y las diferencias que existen y son reales, al interior del PLN, eso es así. Ese es el punto.

Dicho lo anterior, a mi juicio el Congreso Nacional se debería realizar antes de que termine el año 2014, con la amplia participación de la estructura actual y en los términos que se establecen en la artículo 71 del Estatuto Orgánico (los miembros de la Asamblea Nacional y Plenaria, Asambleas Provinciales y Distritales, Fracción Parlamentaria, miembros de Foros Liberacionistas, Ex Ministro, Ex Diputados y otros grupos de la sociedad civil y personalidades del PLN), para conocer en un intenso fin de semana, dos puntos esenciales de Agenda, además de otros asuntos varios:

1.- Una Declaración Política que sea un documento corto y de profundo contenido, que se haga cargo de una valoración correcta y objetiva de lo que ha sido (pasado), es (presente) y debe seguir siendo (futuro) el PLN, como actor y motor fundamental del desarrollo en democracia de la sociedad costarricense, dentro de unos parámetros conceptuales que nos identifiquen y nos aglutinen a todos (as) los liberacionistas y que, a la vez, nos diferencien de las otras fuerzas políticas, planteando con claridad las ideas fuerza de cambio y reforma estructural que urge realizar en Costa Rica, así como los cuatro o cinco grandes proyectos viables y de gran envergadura que se propone impulsar el PLN en los próximos años, ahora como oposición y después como gobierno. Este documento no debe tomar más de 15 páginas y debe responder, además, a una pregunta vital: ¿Qué es ser y actuar como un partido social democrático, progresista y reformista, en el tiempo actual de la globalización y la revolución de la informática y las comunicaciones?.

2.- Una propuesta realista y viable de reforma al Estatuto Orgánico, de cuatro o cinco artículos básicos. En este extremo y lo he dicho en la Comisión constituida por el Directorio Político, “lo perfecto es enemigo de lo bueno”. Si lo que se plantea es un nuevo Estatuto Orgánico eso no es viable. Si la reforma es radical en asuntos sensibles, del Congreso Nacional lo que saldrá es una resolución para que una nueva Comisión de Trabajo continúe tratando el tema e informe, en algún momento del 2015, a la Asamblea Nacional y Plenaria. Hay, sin embargo, varios puntos clave en los que existe mucho consenso y en esos deberíamos enfocar la propuesta de reforma:

a).- El financiamiento institucional de las campañas internas, a todos los niveles: Candidato a la Presidencia de la República, Diputados, Alcaldes y Munícipes. Acabar con el predominio del dinero y la plutocracia, sobre la voluntad liberacionista popular, expresada en las urnas electorales internas.
b).- Las elecciones distritales con papeletas cantonales. 81 papeletas electorales, una por cada cantón de la República, es más que suficiente, desde el punto de vista democrático y de participación popular. En los cantones con muchos distritos o mucha población, se puede aumentar y ajustar el número de integrantes de la papeleta cantonal, definiendo a priori criterios objetivos y de participación en el mismo Estatuto Orgánico.
c).- No a la “mesa gallega” que debe ser sustituida, por un criterio equilibrado de pesos y contrapesos interno, de modo que todas las tendencias en competencia legítima, tengan asiento, voz y voto en las estructuras partidarias, en proporción a su número de votos efectivos. El sistema actual establece una competencia no democrática de todo o nada, con graves implicaciones en la vida interna y en la capacidad electoral posterior del PLN.
d).- Unificación y acción conjunta de la estructura partidaria (Directorio Político y Comité Ejecutivo Nacional) con el Comando de Campaña, en época de elecciones. La división actual es propia de una época caudillista superada y genera profundas divisiones post electorales, a la hora de hacer la cuentas, establecer y asumir responsabilidades legales y éticas, tanto frente al TSE por imperio de la ley, como frente al pueblo y las bases liberacionistas.

Un tercer tema de agenda que debería conocer el Congreso Nacional, es la revitalización del Instituto Rodrigo Facio, utilizando las facilidades desaprovechadas del Balcón Verde y con una agenda de capacitación y formación política que llegue a todo el territorio nacional. Si el PLN debe ser un organismo vivo, entre las campañas electorales, el papel del Instituto es fundamental. Para ello se requiere una propuesta imaginativa y audaz para utilizar correctamente los fondos adelantados de la deuda política, a cargo del TSE. Pero sobre todo, se requiere recuperar el espíritu vibrante y crítico de La Catalina, en donde nos formamos dos generaciones de liberacionistas.

El Congreso Nacional debería escuchar la opinión calificada, por escrito o personalmente, de los cuatro Ex Presidentes de la República vivos del PLN. Independientemente de diferencias, mayores o menores, ellos son los cuatro ciudadanos(a) a los que el partido ha llevado al Gobierno y su voz autorizada está llamada a señalarle derroteros y caminos al liberacionismo y al país.

Si lográramos ambos objetivos, la convocatoria primero a la Asamblea Nacional y Plenaria y después la realización del Congreso Nacional, en lo que falta del año 2014, ese proceso revitalizador y reunificador del PLN, sentaría las bases para que, en una nueva reunión de la Asamblea Nacional y Plenaria, se proceda a la renovación del Directorio Político y el Comité Ejecutivo Nacional, antes de que concluya el período de sus nombramientos en febrero del 2015. A partir de ahí y con nuevas autoridades partidarias, el PLN estaría preparado para trabajar, a tiempo completo y con toda energía, en las elecciones del diciembre del 2015, para elegir los 81 Alcaldes de la República.

Le agradezco al Dr. Sigifredo Aiza, al Lic. José Manuel Gutiérrez y a otros estimables compañeros (as) a los que he consultado, sus ideas y aportes a esta propuesta que, respetuosamente, le hago llegar a todos los miembros (as) de la Asamblea Nacional y Plenaria, así como a las autoridades formales del Partido Liberación Nacional. Ahora y siempre: ¡A la carga liberacionistas!.

Ex Ministro de la Presidencia


Relacionado:

Comentarios Facebook

Revise también

Leonardo Boff

La historia fue escrita por la mano blanca

Leonardo Boff Una de las realidades más perversas de la historia humana ha sido el …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!