La Patrulla de Bares: la nueva perla del Pacífico (Perlas Bar & Grill)

Especial para Cambio Político

SEMPER COMPOTATIUM

Y LLEGO LA PATRULLA DE BARES

Al rescate de la más noble de las tradiciones culinarias costarricenses: la boca
Enemigo mortal del karaoke y los bares de pipicillos

Patrulla de Bares Misión: Perlas Bar & Grill
Dónde: Playa Potrero, Guanacaste. (ver mapa)

Perlas Bar & Grill

En la época prepandémica patrullamos algunos lugares en la llamada “Costa de Oro” guanacasteca. Como ya, aunque sea tímidamente, se empieza a recuperar el turismo, por lo menos nacional, decidimos publicar las reseñas de las misiones cantinescas por las costas del pacífico norte de nuestro país; para que así se vayan preparando conociendo algunos de los lugares que se podrán visitar, y lo que se puede esperar de ellos.

Antes de empezar, una aclaración necesario: ya esto del nombre de cantina es más por la tradición que por otra cosa. Tal vez fuera de los pueblos rurales de Guanacaste donde seguramente quedan algunos chinchorros (en el buen sentido) bien pintorescos; el resto de las cantinas en Guanacaste evolucionaron hacia la atención al turismo, especialmente extranjero. Así que las pocas cantinas de pueblo ya son difíciles de encontrar y están en lugares de difícil acceso. No es el momento para cuestionarnos si este cambio ha sido bueno o malo, simplemente se dio.

La misión de hoy es Perlas Bar & Grill, una de esas cantinas convertidas y totalmente —en este caso— agringada; pero que resultó toda una sensación; resultando en uno de los mejores patrullajes hasta la fecha por la comida, el ambiente y el lugar.

Apenas llegamos a Playa Potrero, nos instalamos en la hostería, y como es nuestra costumbre cuando llegamos a algún lugar ignoto, preguntamos a los lugareños cuál es el mejor lugar para visitar y pasar una buena velada en la comarca. La respuesta siempre fue la misma “Perlas”, que da la casualidad estaba a muy pocas leguas de donde estábamos hospedados.

Perlas Bar & Grill está localizado en lo que se conoce como la Esquina de la ruta 911. Le dicen así, debido a que la ruta nacional 911 que inicia en Sardinal, pasa frente al bar, y justo en ese lugar hace una curva muy peligrosa de unos 90 grados, con los automóviles y camiones pasando a gran velocidad. Tan famosa y peligrosa es esa curva, que el bar tiene una pizarrita muy original a la entrada que que dice “¡C. R. Manda. Fumar afuera de la propiedad. No se deje arrollar por un bus o pague su cuenta por adelantado”. Por cierto, hay otra muy buena que dice “Acabo de rescatar un vino que estaba atrapado en una botella” y la que no tiene precio que dice “Cerveza gratis, bartender topless y anuncios falsos”.

El lugar es amplio y muy original. Tiene un parqueo grande, así que no hay problemas con los carruajes, y hasta valet local hay. No se porqué, lo cual es un detalle muy curioso, a la entrada lo reciben a uno dos maniquíes femeninos, que llaman mucho la atención. La barra es grande y las paredes están llena de mini afiches o tarjeticas con frases jocosas, casi todas relacionadas con el alcohol y la mujeres. El bar cuenta con el “Certificado de excelencia de Tripadvisor” lo cual habla muy bien del lugar. Y efectivamente parece que es el sitio a visitar por estos lares. Cuando llegamos estaba casi lleno, a pesar de ser amplio y con muchas mesas.

En una de las paredes (más bien una puerta) hay una pizarra con un calendario semanal de actividades con ofertas, ya sea de bebidas o comidas. Por ejemplos los lunes son los “tratos” con las bocas y el miércoles la especialidad son las alitas. Hay que evitar el martes, porque es el día del karaoke, con razón el famoso dicho aquel de “el martes ni te cases ni te embarques”. El jueves es el “Date Night” (Día de Citas) para los más románticos, y el fin de semana es dedicado al BBQ, con una selección muy variada de carnes, incluido el chorizo.

Ahora si, las bocas o snacks (aperitivos) como las llaman, que tienen toda una sección del menú, que es muy variado y completo, pero que reseñarlo se sale del alcance de esta crónica. El Patacón viene acompañado con pico de gallo, guacamole, jalapeños, lechuga, frijoles, y carne de res o pollo, en nuestro caso el patrullero lo pidió mixto y compartió, así que lo pudimos probar, aunque estaba bien no era nada del otro mundo. La Bruschetta es pan tostado crujiente cubierto con tomate, ajo, aceite de oliva, queso parmesano y albahaca; ¡delicioso! aunque la porción no es muy grande. De los que no hay que dejar de ordenar. Otra de las imperdibles son los cáscaras de papa con queso cheddar, tocino frito y cebolla. También se le puede agregar chorizo, que aunque no es de la receta original, es un ingrediente tico que las hace mucho más ricas. Brochetas de pollo satay con salsa de maní. Son diez brochetas en dos pinchos de cinco cada uno, muy buenas. Las alitas de pollo, de lo mejor de noche. Se pueden pedir sencillas, BBQ, con picante tailandés suave, parmesano picante, con miel de ajo, sal y pimienta, pimienta de limón, picante caribeño. Servidas con palitos de apio y zanahoria con salsa de queso azul o Ranch. Para todos los gustos, un patrullero muy mico las pidió sencillas, pero no sin antes recibir una andana de críticas del resto de los patrulleros. El risotto de tres quesos no estaba muy allá pues el sabor estaba un poco insípido. Para los patrulleros más de grupo, se pueden pedir la fuente variadaquesadilla con queso mozzarella no podía faltar, aunque pequeña.

La comida fue opípara dejándonos satisfechos, pero con ganas de probar todo lo que quedó en el menú: aros de cebolla caseros, poppers jalapeños, palitos de Mozzarella, calamares fritos, ceviche de camarones o pescado, tenders de pollo y los especiales de sashimi de atún y poke de atún atún hawaiano con aguacate y mango.

En cuanto a licores hay prácticamente de todo, junto a una gran variedad de cervezas nacionales y extranjeras, incluida su propia marca de cerveza artesanal.

El lugar es sensacional, con un ambientazo. La noche que lo visitamos había un grupo tocando música rock suave de los años 70 y 80 del siglo pasado. Fue buenísimo. Aunque no es un sport bar, tiene algunas pantallas planas en el área de la barra que casi ni se notan. Eso si, el sitio es totalmente agringado, con su correspondiente mesa de billar. Para que vean, hasta bingo se juega los sábados en la tarde.

Lastimosamente a finales de marzo de este año el bar tuvo que hacer un impase por la pandemia, y todavía sigue cerrado a la espera del regreso del turismo masivo, que podría ser a partir de noviembre con la apertura total de los aeropuertos, incluido el Daniel Oduber Quirós en Guanacaste.

Pueden visitar Perlas en su sitio web, página de Facebook o Instagram.

Perlas

 
0
0

Crónicas LPB

PATRULLA DE BARES

SEMPER COMPOTATIUM

Al rescate de la más noble de las tradiciones culinarias costarricenses: la boca
Enemigo mortal del karaoke y los bares de pipicillos

LLOREMOS POR SIEMPRE POR LA EXTINTA SAINT FRANCIS
¡LA BIRRA EN VASO SIN HIELO! ¡NI A PICO DE BOTELLA!

Combatiente declarado contra los sports bar
Los aborrecibles Pancho’s, Millenium, Yugo de Oro Cinco Esquinas y el Valle de las Tejas dichosamente de Dios gozan

VALETE ET INEBRIAMINI

Facebook beer


Revise también

Henrietta Boggs

Semblanza: Henrietta Boggs Long

Henrietta Boggs Long 1918 – 2020 Primera Dama 1948-1949 Nació en Spartanburg, Carolina del Sur, …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.