La ONU bajo presión por sus nexos con el príncipe heredero saudí

Por James Reinl

Jamal Kahshoggi, un periodista saudí, residente en Estados Unidos y crítico con el reino de su país y en particular con el príncipe heredero Mohammed bin Salman, fue asesinado dentro del consulado de Ryad en Estambul, cuando fue allí para recoger unos documentos. Crédito: POMED / CC by 2.0

NACIONES UNIDAS, 4 sep 2019 (IPS) – La Organización de las Naciones Unidas (ONU) está bajo creciente presión para anular un foro que está organizando conjuntamente con la fundación del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, a quien se vincula con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El martes 3, Sunjeev Bery, director ejecutivo de Freedom Forward, se convirtió en el último líder de una organización humanitaria en sumarse a una campaña de presión sobre la ONU para que cancele el acto previsto para el 23 de septiembre, bajo el argumento de que contribuiría a mejorar la maltrecha reputación de Bin Salman, por ordenar el horrendo crimen del crítico periodista saudí.

El polémico Foro de la Juventud Misk-OSGEY responde a una asociación entre la enviada especial del secretario general de la ONU para la juventud, la esrilanquesa Jayathma Wickramanayake, y la Fundación Príncipe Mohammed bin Salman (Misk), formalmente dedicada a la educación y la cultura.

“Nadie, especialmente la ONU, debería asociarse con MBS (siglas del príncipe) o su privada Fundación Misk”, dijo Bery a IPS.

“El brutal príncipe heredero de Arabia Saudita es responsable de la muerte de miles de niños yemeníes. Sus matones encarcelaron a las principales activistas por los derechos de las mujeres y asesinaron a Jamal Khashoggi”, aseguró el responsable de la organización estadounidense que monitorea las alianzas con gobiernos no democráticos en el mundo.

Kenneth Roth, director de la organización humaniaria Human Rights Watch, acusó al finalizar agosto al organismo mundial de ayudar a “blanquear” la imagen del príncipe, mientras Mandeep Tiwana, de Vivicus, la red mundial de la sociedad civil, calificó el Foro como “perturbador”.

“¿Por qué la ONU está ayudando al príncipe heredero saudí a blanquear su récord (criminal) al organizar una conferencia con una fundación que lidera solo un año después del asesinato de Jamal Khashoggi?”, se preguntó Roth en un tuit el 31 de agosto.

La oficina de la enviada especial para la juventud de la ONU se negó a comentar sobre la ola de críticas, mientras que el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, dijo que el organismo había emitido repetidamente “declaraciones muy fuertes … pidiendo responsabilidades” en el asesinato de Khashoggi.

El Foro de la Juventud tendrá lugar en Nueva York solo 10 días antes del primer aniversario del asesinato de Khashoggi, el 2 de octubre de 2018, cuando agentes del gobierno saudí mataron y desmembraron al periodista dentro del consulado del país en Estambul, según han concluido diversas investigaciones, incluidas de la ONU.

Posteriormente, la CIA, la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos, determinó que Bin Salman ordenó personalmente la muerte del periodista, columnista de The Washington Post. Los funcionarios saudíes que llegaron a Estambul para el asesinato, inicialmente dijeron que Khashoggi había quedado vivo en el consulado, para luego asegurar que fue asesinado en una operación ilegal en que no estuvo involucrado el príncipe heredero.

La misión de Arabia Saudita ante la ONU no respondió a las solicitudes de comentarios de IPS sobre las críticas al Foro.

La actividad de cuatro horas para 300 jóvenes se celebrará en la Biblioteca Pública de Nueva York, se llevará a cabo al margen y en paralelo a la Asamblea General de las Naciones Unidas y promoverá temas sobre conservación, responsabilidad corporativa y otros aspectos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que integran la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU.

Entre otros panelistas, participará Alexandra Cousteau, ambientalista y nieta del explorador francés Jacques Cousteau, y Bart Houlahan, un emprendedor que promueve prácticas comerciales sostenibles.

También serán oradores Andrew Corbett, experto en emprendimiento en Babson College, Paul Polman, ex director ejecutivo de la firma de bienes de consumo Unilever, Ann Rosenberg, experta de la ONU en tecnología y Reem Bint Mansour al Saud, una princesa saudí y enviada ante la sede de la ONU en Nueva York, que aboga por empoderar a las mujeres y el desarrollo en el reino del Golfo.

Khashoggi, un periodista que vivía en Estados Unidos y que criticaba con frecuencia al gobierno saudí, fue asesinado cuando cumplía con una cita en el consulado en Estambul, para recoger unos documentos necesarios para su prevista boda, lo que permitió Bin Salman planificar el arribo a la ciudad turca de un equipo para asesinarlo.

Agnes Callamard, relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, emitió un muy duro informe en junio que describió el asesinato como una “ejecución deliberada y premeditada” y pidió que se investigara al príncipe y otros funcionarios saudíes.

El Foro de la Juventud se ha organizado después de años de tensiones entre la ONU y Ryad por la guerra en Yemen, donde Arabia Saudita encabeza una coalición militar a favor del gobierno y contra los rebeldes hutíes. El conflicto ha matado a decenas de miles de civiles y ha provocado una crisis humanitaria con pocos precedentes.

“El príncipe heredero y su violento gobierno deben ser responsables por sus crímenes contra los derechos humanos”, dijo Bery, quien aboga por que Estados Unidos corte los lazos con Arabia Saudita y otros regímenes autoritarios.

“En cambio, el personal de la ONU se equivoca cuando absurdamente da al príncipe heredero una plataforma de relaciones públicas mientras intenta limpiar la sangre de tantos niños yemeníes muertos”, planteó el director de Freedom Forward.

T: MF


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.