La muerte y los impuestos

Freddy Miranda Castro

Freddy Miranda

En el mundo solo hay dos cosas seguras al cien por cien, la muerte y los impuestos. También hay dos comportamientos que el noventa y nueve por ciento de los mortales practicamos, tratar de evadir o eludir los impuestos y evitar la muerte el mayor tiempo posible.

Quienes hoy se rasgan las vestiduras y claman contra quienes evaden los impuestos, diciendo que la elusión y la evasión es la fuente de todos los males nacionales, son al menos un poco hipócritas porque estoy seguro al cien por cien que en no pocas ocasiones los han evadido con plena consciencia. Uno solo paga los impuestos cuando el fisco lo tiene identificado y no le queda más alternativa que adelgazar la billetera o enfrentar un proceso judicial con una probable pena mayor a la infracción cometida.

Sobre el tema de los impuestos hay varios mitos: Que en Costa Rica se pagan pocos impuestos y que por tanto la presión tributaria es muy baja, de apenas el 13% del PIB. En función de ese mito se dice que a los contribuyentes, en especial a los grandes contribuyentes, aún se les puede apretar más el pescuezo sin ahogarlos, porque además de que pagan poco, la evasión asciende al 8% del PIB. En realidad según la OCDE la presión tributaria en el país es del orden del 22% del PIB porque se deben contemplar en ese rubro las cargas sociales y la evasión es menor. Las tarifas por renta de los pagadores de impuestos en nuestro país llegan hasta un poco más del 40%. Así que en realidad no hay margen para seguir apretando el pescuezo de los taxpayer que cumplen con su deber; a riesgo de fusilarlos fiscalmente. Ya muertos no sirven para pagar impuestos y las arcas estatales por lo tanto menguan.

Históricamente quienes más han evadido son los profesionales liberales y el sector informal de la economía, porque son menos identificables y más resbalosos que una guabina. Centenares de médicos, dentistas, arquitectos, ingenieros, economistas, contadores, artesanos, estilistas, pequeños propietarios, todos difíciles de identificar, escondiéndose y zafándole el bulto al pago de la renta y otros impuestos. La mejor medida para meterlos en la red de los contribuyentes son el IVA y la factura electrónica aprobadas con la reforma fiscal. Ni 10 mil policías fiscales lograrían lo que esos dos instrumentos en materia de combate a la evasión van a lograr siempre y cuando haya a quién cobrarle. Es decir antes de que el peso del Estado y la enorme carga de su deuda no aplaste a la economía nacional. La recaudación de impuestos no da ni para pagar la planilla de los más de 300 mil empleados ubicados en más de 300 instituciones, una buena parte de ellos con los salarios y las pensiones más altas del planeta, aunque usted no lo crea. El 60% del presupuesto se financia con deuda y esa ya llega a casi un 60% del PIB, una cifra diabólica.

La aversión a los impuestos es de tal calibre que hasta las empresas estatales evaden y eluden. Los bancos públicos fueron los que más aprovecharon la amnistía fiscal para arreglar deudas pendientes con la hacienda pública.

Ya no queda espacio para seguir atornillando con impuestos a la producción y a la población. La economía no crece, solo el desempleo. Si la economía y el empleo no se mueven positivamente, moriremos por inanición. Allí está el ejemplo de los países que destruyen su sector productivo con regulaciones e impuestos ruinosos; se convierten en el sétimo círculo del infierno y empiezan a lanzar a sus ciudadanos por toda la diáspora, desesperados tratando de buscar mejor vida. No queda de otra que reducir el peso del Estado, eliminar privilegios odiosos en ambos sectores de la economía, el público y el privado. Eliminar monopolios y distorsiones en ambos sectores de la economía el público y el privado. Desregular y permitir que la economía fluya para tener pagadores de impuestos, pues sin cacao no hay chocolate.


Relacionado:
Compartir:

Una respuesta a La muerte y los impuestos

  1. Habib Succar 26-08-2019 en 8:38 pm

    Excelente comentario

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.