La isla “extraterrestre” de Socotra

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Una de las más terribles conflictos bélicos que está sucediendo en estos momentos, es la guerra civil de Yemen. Este país queda en la parte sur de la península arábiga, haciendo frontera con Arabia Saudita al norte y Omán al este, y con el mar Rojo al oeste y el Arábigo al sur. Su capital es Saná y su principal puerto Adén.

Voy a tratar de resumir de que se trata el conflicto, que es muy complicado con muchas implicaciones geopolíticas en la región.

Todo inicia con dos facciones que reivindican constituir el gobierno yemení, después del golpe de Estado en 2014 contra el Presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi. Los separatistas del sur y las fuerzas leales al gobierno, con sede en Adén, entraron en conflicto con los guerreros hutíes, y fuerzas leales al ex-presidente Alí Abdalá Salé.​ En este contexto, hay en curso una intervención militar extranjera —Operación Tormenta Decisiva​— que comenzó cuando la coalición de Estados árabes, liderada por Arabia Saudita, que emprendió una campaña aérea y terrestre en territorio de su vecino Yemen, en el 2015, para intentar repeler a las fuerzas hutíes, presuntamente respaldadas y armadas por Irán.​ Al día de hoy la guerra continúa con la mayor parte de las víctimas de la población civil. Es una guerra terrible.

icon-car.pngFullscreen-Logo
Socotra

cargando mapa - por favor, espere...

Socotra 12.480600, 53.929400

 
La introducción es para poner en contexto un hecho acaecido en estos días, relacionado con la guerra en curso, que me llevó a conocer una de las rarezas y mayores bellezas de la naturaleza, cual es la isla de Socotra («Sukhadhara” en sánscrito «isla de la felicidad»), parte del archipiélago del mismo nombre que queda entre el mar Arábigo y el golfo de Adén, parte del océano Índico, frente a las costas del Cuerno de África, a 250 km al este del cabo Guardafui y a unos 350 km al sureste de las costas de Yemen, país al cual pertenece (o pertenecía como vamos a ver). La isla está cerca del estrecho de Bab el-Mandeb en el mar Rojo, camino al canal de Suez en Egipto, que conecta con el mar Mediterraneo. Las otras islas del archipiélago son Abd al Kuri, Samhah y Darsah. Se divide en los distritos de Hadibu, que ocupa el centro y el oriente de la isla de Socotra, y el de Qulansiyah wa ‘Abd-al-Kuri, que ocupa su zona occidental y las otras tres islas. Su capital es Hadiboh. Desde 2008 se encuentra en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Resulta que los Emiratos Árabes Unidos (EAU) parte de la coalición de la llamada “Operación Tormenta Decisiva” y sus patrocinadores occidentales, se apoderaron de la isla. La coalición transformó a Yemen en un matadero de decenas de miles de civiles, balcanizando el país. El grupo es dirigidaço por EEUU y es una pieza del proyecto de la reconfiguración del mapa de oriente próximo, que tras desmantelar los estados de Irak, Libia y Siria, y abortar la revolución egipcia del 2011, se centra hoy en Irán. Ahora los EAU controlan el sur de Yemen y la estratégica isla de Socotra por medio de su ejército privado llamado “Cinturón de Seguridad”, compuesto por 90 000 hombres armados, bien organizados y bien pagados (mercenarios).

Socotra por su biodiversidad única y virgen, es apodada la “isla extraterrestre”, con un increíble paisaje que integra a 60 000 habitantes humanos, y especies de flora y fauna únicas en el mundo.

Debido al largo aislamiento geológico del archipiélago, junto con el fuerte calor y la sequía, se ha creado una espectacular flora endémica que es vulnerable a las especies introducidas (como las cabras) y al cambio climático. En efecto, el 37% de sus 825 especies de plantas, el 90% de los reptiles y el 95% de los caracoles terrestres no se dan en ninguna otra parte del mundo. ​Los botánicos consideran la flora de Socotra entre las diez floras isleñas más amenazadas en el mundo. El archipiélago alberga, además, importantes poblaciones de aves terrestres y marinas de importancia mundial. De las 192 variedades de pájaros existentes, 44 se reproducen en las islas y 85 son especies migratorias regulares. Algunas de ellas se hallan en peligro de extinción. La biodiversidad marina del sitio es también considerable, ya que cuenta con 253 especies de corales constructores de arrecifes, 730 especies de peces costeros y 300 variedades de langostas, cangrejos y camarones.

La formación vegetal más sorprendente de la isla se encuentra en los acantilados, al pie de las montañas. La vegetación allí está dominada visualmente por el árbol de pepino (Dendrosicyos socotrana), una subespecie de la rosa del desierto. Más arriba, en las montañas, domina la dragonera de Socotra o árbol de la sangre del dragón (Dracaena cinnabari), con una copa en forma de paraguas. Su resina, la sangre de dragón, se utiliza como tinte desde la antigüedad. También se encuentra en el archipiélago el Dorstenia gigas, una Moraceae paquicaule.

Por motivos de la guerra y al estar ocupada militarmente la isla, es casi imposible viajar actualmente a ese lugar. Los pocos extranjeros de fuera la región que lo han logrado, ha sido después de ingentes esfuerzos con la autoridades de los EUA, visitas que en la mayoría de los casos han sido muy controladas, salvo la de un par de acólitos (periodistas occidentales pagados) que han escrito en los últimos años de la isla, para —por supuesto— hablarnos de lo bien que trata el ejército de ocupación a los lugareños, y como cuidan la isla.

La primera vez que supe de esta isla, fue haciendo un recorrido virtual con Google Earth por la región, hace unos años. Tengo que decir que quede maravillado de su belleza única, y me pareció —sin saber en ese entonces que así le decían— que efectivamente parecía una isla extraterreste.

Ojalá que la guerra no destruya la flora y fauna de esta maravilla de la naturaleza, pero también ya en el quinto año del conflicto, recordar que Yemen sigue viviendo la mayor crisis humanitaria del mundo, en parte, gracias al silencio organizado por los medios de comunicación que le dan poca o ninguna relevancia al conflicto.

Recientemente los EUA anunciaron que se anexaban el archipiélago, es decir, se apoderaron de Socotra, ya tienen su trofeo de guerra. Algo nada despreciable, mas ahora que se anuncia su retiro de la coalición. ¿Y la comunidad internacional, el Consejo de Seguridad? Si te vi ni me acuerdo…

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que los dejo con algunos fotos de esta maravilla de la naturaleza que obtuve en el Internet, junto con vídeo que me encontré en Youtube.

 

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Con la ayuda de la wikipedia y otras fuentes.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.