La historia y su valor

Parehara

Oscar B. LLanes Torres

Oscar B. Llanes

El tiempo acosa la mente, los recuerdos llegan al galope, el entorno sigue su curso indiferente, existe un silencio en el ambiente un nuevo día presenta levemente su rostro, el sol en la distancia amenaza su intensidad en la fecha, y este servidor observa y contempla con avidez el espectáculo del nuevo día, se cubre de alegría y una fresca brisa acompaña este instante.

Los Estados y las personas tienen sus vivencias, sus historias, las historias trágicas superan a las del regocijo, me limito a las historias personales, las anidadas en el alma, como suma de recuerdos, las superadas y las que crean huellas imborrables, como los episodios que se guardan en rincones espirituales, como experiencias valederas y los que se suman a los que queremos olvidar, por lo tanto, las historias negativas son nefastas y las historias positivas son constructivas y enriquecedoras.

Se debe cultivar las historias de los pueblos y enaltecer sus logros, la superación de los acontecimientos que se presentaron y se constituyeron en logros y legados, la historia de los pueblos enaltecen sus glorias militares, sus victorias, cuando estos deberíamos eliminar, pues, recuerdan muertes y orfandad, tragedias y dolores multiplicados, crean héroes con manos manchadas de sangre de hermanos, algunas regocijan las valentías y la fortaleza de los protagonistas, se debe realizar una nueva valoración de otros modelos de historias del espíritu, las historias de creadores y los frutos del alma con formas espirituales que no perecen y retratan un tiempo, una generación, un movimiento, sus ecos cercanos y distantes.

Por otro lado, la construcción de historias personales, como se gestan, como crecen, como se materializan, como se conserva en los recuerdos de sí mismo y de la familia, en forma de palabra, gestos, vivencias, llegadas y partidas, presencias y ausencias, luchas con victorias y reveses, el valor de las historias personales marcan lugares, sitios que ya no existen y están en el recuerdo, rostros y figuras, sucesos que alegran y acontecimientos que marcan cicatrices para no olvidar, es la historia del ser humano, objetos y situaciones que nos hacen únicos en la historia personal, quisiera recomendar crear un cofre en el alma para ir almacenando los momentos que serán historias para la generación familiar que nos sucederá, para saber de su origen, sus hazañas, sus personajes, historias y vivencias, cada niño irá cumpliendo su ciclo rodeado de sus propias historias en forma de hechos, encuentros, desencuentros, idas y regresos, superando murallas y conquistando laureles, todo hace parte de la construcción de su propia historia que se depositará en el cofre imaginario de los recuerdos.

LAMBARE, PARAGUAY

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…

Diplomático (J), Profesor Universitario Paraguayo y Analista Internacional.

Parehara es una palabra en Guaraní, lengua oficial en Paraguay junto al español, que significa mensajero

Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Oscar B. Llanes

“La corrupción no soy yo”

Parehara Oscar B. LLanes Torres Recibo con singular interés unas reflexiones, de autoría de RUBÉN …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!