La fórmula Macron

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Emanuel Macron, el joven y europeista Presidente de Francia, tiene sorprendida a la política de su país y de Europa, con decisiones sin precedentes que consolidan la alianza de un amplio espectro partidista y de independientes, alrededor de la idea central y simple de poner en marcha a Francia, una potencia mundial venida a menos por los impuestos, las altas pensiones, la burocracia y el exceso de leyes y controles estatales.

En un sistema parlamentario como el francés, ha conformado un gobierno progresista con los mejores y los más capaces y experimentados políticos reformistas del centro derecha y el centro izquierdo. Con ello, ha consolidado su victoria de las últimas elecciones y ha reforzado el peso específico de su liderazgo, bajo una propuesta de acción racional, simple, realista y pragmática: poner en marcha a su país y hacer las reformas necesarias.

Eso que suena tan fácil, pareciera una misión política imposible en el mundo del espectáculo y la política de hoy, atormentado por los extremismos de derecha e izquierda, los populismos y la locura transitoria y escurridiza que produce, en el ego de algunos seres humanos, llegar a altas posiciones políticas de poder o en la prensa y pasar del anonimato a la primera página.

El Presidente Macron parece ir totalmente en la dirección contraria.

Casado con una mujer bastante mayor que él y su principal consejera en la vida y en la política, casi desconocido para sus conciudadanos hace dos años, antes de llenarse fácilmente el ego por el voto multitudinario de los franceses, optó inteligentemente por amarrar un amplio y viable consenso político partidista en el centro, que le permita alcanzar Acuerdos Nacionales y poner en marcha a Francia. Una lección para el mundo.

Es más, para integrar las listas de Diputados, convocó por internet a los ciudadanos para que presentaran sus atestados y calificaciones. Una Comisión de Alto Nivel redujo y conformó, entre miles y miles de franceses, una lista de los mejores, los más capaces y representativos, para luego escoger en igualdad y paridad de hombres y mujeres, sus candidatos a las elecciones legislativas. Por supuesto, también las ganó aplastantemente y así, Francia, por primera vez en décadas, tendrá para avanzar un fuerte gobierno centrista en el Ejecutivo y mayoría de Diputados en el Legislativo.

Así logró la unión nacional, en la base misma de la ciudadanía francesa, con base en la capacidad intelectual, la experiencia y el liderazgo de las personas, sin importarle mucho si habían o no militado en otros partidos políticos o si eran independientes. Logró, con ello, romper totalmente los esquemas políticos partidistas tradicionales y estructurar un gobierno de ciudadanos, frente a la extrema derecha conservadora y la extrema izquierda populista.

El Presidente Macron se propone hacer las reformas necesarias y poner en marcha a Francia que, al igual que Costa Rica, guardando las distancias, es también un país secuestrado por excesivos controles estatales, privilegiadas pensiones de lujo, excesivos beneficios burocráticos, altos impuestos y miles de reglamentos y leyes restrictivas y obsoletas. ¡Qué envidia de la buena!

Evalúe este artículo: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Zapotegate

…¿Y usted qué opina? Fernando Berrocal En estos casi dos años, el Gobierno del presidente …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!