La elección de diputados

…¿Y usted qué opina?

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

La Casa Presidencial puso en conocimiento de la Asamblea Legislativa una iniciativa del grupo independiente “Poder Ciudadano Ya” para reformar el sistema actual de elección de los diputados.

El tema es de mucha importancia nacional, sobre todo por la severa crisis de los partidos políticos y la falta de representatividad en la Asamblea Legislativa.

La iniciativa propone aumentar el número de diputados de 57 a 84 y votarlos en dos listas separadas, una nacional y otra por Distritos Electorales.

Hago dos precisiones, en mi opinión, indispensables:

1.- Estoy convencido de que cualquier reforma al sistema de integración de la Asamblea Legislativa debe considerar las candidaturas independientes y fuera de los partidos políticos, contando con un número suficiente de adhesiones previamente determinadas, debidamente firmadas y constatada plenamente su autenticidad por el TSE. Esta apertura electoral es vital.

La razón es muy sencilla: los partidos políticos han perdido legitimidad y han dejado de representar las mejores aspiraciones e intereses de la ciudadanía. Son marcas políticas (como hay marcas comerciales reconocidas) y patrimonio de sus cúpulas y de intereses económicos y de poder, desprovistos de una ideología identificadora y con muy poca democracia y participación interna.

Es muy lamentable, pero así es en casi todos los casos. El voto directo para elegir diputados, en las listas nacionales, sería por ello un gran avance para perfeccionar nuestra democracia y devolverle representatividad, haciendo directa y más transparente la fundamental relación ciudadanía-poder político.

2.- Idealmente, la reforma del sistema de elección de los diputados debería ser parte de una reforma política mayor e integral a la Constitución Política y que tiene que ver, ciertamente, con el sistema de elección de los miembros de la Asamblea Legislativa y su número, pero igualmente con otros temas esenciales, como el de las relaciones funcionales entre los cuatro Poderes del Estado (Ejecutivo, Judicial, Legislativo y Electoral), las funciones de la Contraloría General de la República y la Procuraduría, así como una revisión a fondo del concepto de autonomía institucional y descentralización de nuestro sistema democrático, para devolverle gobernabilidad al Estado Costarricense.

El tema no es solo la integración de la Asamblea Legislativa.

Una reforma así solo se resuelve de dos formas: convocando a una Asamblea Nacional Constituyente o planteando en un proyecto de reforma parcial las siete u ocho reformas específicas que urge y necesita la Constitución Política.

De otra forma, y aunque esta reforma es necesaria, en el momento actual la opinión pública se va a oponer rotundamente y verá en ello solo nuevas ambiciones de los partidos políticos e incrementos presupuestarios. Más diputados y más asesores, en una etapa de serias y reales dificultades fiscales.

Este es un tema país y el debate no debería ser solo entre diputados y partidos políticos. Debería darse un gran debate integral, abierto y ciudadano a nivel nacional, en foros de la Asamblea Legislativa y en el ámbito de la sociedad civil organizada, con el respaldo de la prensa nacional y en ruta y agenda de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia en setiembre del 2021.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…
Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Leiner Vargas

Precios medios o marginales, ¿se equivocó la SUGEF con la tasa propuesta de usura?

Reflexiones Leiner Vargas lvargas@una.ac.cr En el debate reciente sobre la usura las instancias técnicas del …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!