La elección de Biden por Kamala Harris es histórica y necesaria

COMPARTIR:

Por Aimee Allison

Kamala Harris

Recuerde este momento.

Para las mujeres negras y de color en todo el país, la selección de Joe Biden de la senadora Kamala Harris como su compañera de fórmula marca un momento decisivo, uno que honra con razón el papel integral que las mujeres negras han desempeñado en la política estadounidense durante generaciones.

Para nuestra nación, este momento amplía el lente a través del cual vemos el liderazgo en este país. Ahora, la vista finalmente captura la democracia multirracial por la que las mujeres de color han luchado durante mucho tiempo. La carrera de Harris es parte de un gran legado que incluye a las pioneras Harriet Tubman, Grace Lee Boggs, Ida B. Wells, Wilma Mankiller, Dolores Huerta, Rosa Parks y Shirley Chisholm.

Como la primera mujer afroamericana y asiática estadounidense en representar a California en el Senado de los Estados Unidos, Harris también es una pionera. Desde que asumió el cargo, ha sido de las primeras y constante en la defensa de políticas que abordan la justicia racial, económica y de género. Apareció con los manifestantes a raíz del asesinato de George Floyd y continúa exigiendo justicia para Breonna Taylor. Ella marcó el comienzo de una legislación contra los linchamientos que estaba pendiente desde hace mucho tiempo.

Ella continúa abogando por la seguridad y el apoyo de los trabajadores esenciales a través de la Ley de Máscarillas para Todos con el senador Bernie Sanders, y presentó un proyecto de ley con él que le daría a la mayoría de los estadounidenses $ 2,000 al mes y una condonación de préstamos estudiantiles durante la pandemia de COVID-19. También copatrocinó la Ley de Justicia en la Policía y abogó por un mayor financiamiento para la investigación de los fibromas uterinos, que impactan de manera desproporcionada a las mujeres negras, así como un alivio para los inquilinos. Revisen historial, todo está ahí.

Durante su campaña presidencial, Harris brilló más cuando se apoyó profundamente en su conocimiento y experiencia como mujer de color que se desempeña como senadora de EE. UU. del estado más poblado de nuestra nación. Fue más impactante cuando contó su historia y su verdad como mujer de color. Fue en estos momentos que representó a las bases como ninguna otra.

Ella se está presentando de la manera en que necesitamos que se presente en este momento, y eso es lo que las mujeres de color van a mirar y esperar de la primera vicepresidenta negra de los Estados Unidos.

Primero, debemos llevarla allí.

Una encuesta nacional reciente realizada por She the People reveló que más del 70 por ciento de las mujeres de color creen que una compañera de color en la boleta es crucial para una alta participación de votantes.

Y qué participación puede ser. Las mujeres negras y morenas (Harris es tanto negra como india americana) son una fuerza electoral masiva. Hay más de 38 millones de mujeres de color elegibles para votar en esta elección. Y de acuerdo con un informe reciente de AAPI Civic Engagement Fund, eso incluye a uno de cada cuatro votantes en estados clave.

El informe también encontró que la alta participación es impulsada por mujeres de color que alientan a sus amigos y familiares a votar: el 84 por ciento de las mujeres negras, el 76 por ciento de las mujeres asiático-americanas y de las islas del Pacífico y el 70 por ciento de las latinas catalizan la participación en sus círculos. Hasta ahora, sin embargo, hubo una falta de entusiasmo entre estos votantes en la carrera de 2020.

Harris es el vínculo unificador que nuestro país necesita para navegar en este momento histórico. Ella inyecta entusiasmo en la boleta, energizando a grupos clave de votantes que son cruciales para la victoria de Biden: gente negra, gente joven, gente latina, mujeres blancas y mujeres con educación universitaria.

Pero por más histórico que sea este momento, es un asiento y un paso en una lucha mucho mayor por la representación. Una democracia multicultural significa mujeres negras, latinas, indígenas, asiático-americanas y de las islas del Pacífico que gobiernan en todos los niveles. Significa dar la misma importancia a las elecciones estatales y locales que a las carreras nacionales en todo Estados Unidos.

Aunque las mujeres negras y las mujeres de color se postulan para el Congreso y las votaciones en números históricos, todavía queda un largo camino por recorrer antes de alcanzar una representación proporcional. Las conclusiones clave de nuestros grupos de enfoque y la encuesta de líderes estatales de mujeres de color revelaron que queremos que Biden se comprometa a designar mujeres de color para el 20 por ciento de los puestos del gabinete de la Casa Blanca, así como a ampliar la Corte Suprema y llenar los nuevos escaños con mujeres de color.

Podemos cambiar el panorama político en todos los niveles en esta elección, pero se necesita un líder como Harris para inspirar la participación y llevarnos allí.

Durante una conversación en vivo para la conferencia Black Girls Lead 2020, Harris, reconociendo los recientes ataques racistas y sexistas lanzados contra ella, dijo: “Habrá una resistencia a su ambición. Habrá personas que te dirán: “Te has salido de tu carril”. Están agobiados por tener solo la capacidad de ver lo que siempre ha sido en lugar de lo que puede ser “.

Ahora, vemos lo que puede ser.

Lo que será depende de nosotros.

Aimee Allison es la fundadora y presidenta de She the People, una red nacional de mujeres de color en la política. Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor.

Publicado originalmente en Newsweek, traducción de CRM para CP


COMPARTIR:

Revise también

Yayo Vicente

Las jirafas de Costa Rica

Pandemia Yayo Vicente Cuesta hablar de jirafas en el contexto costarricense. Para empezar son una …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!