La Bundesliga ya se prepara para el fútbol post-coronavirus

Por Ulrike John (dpa)

La Bundesliga ya se prepara para el fútbol post-coronavirus
Espectadores con distanciamiento en el estadio Iduna Park, durante el encuentro entre el local Borussia Dortmund y el Friburgo, por la 3a. fecha de la Bundesliga. Foto: Guido Kirchner/dpa

La presión de las organizaciones políticas y de aficionados sobre los clubes de fútbol alemanes para que empezaran a repensar el deporte debido a la crisis del coronavirus, hizo que la Liga Alemana de Fútbol (DFL) acabara creando un organismo que estudie las opciones de futuro.

La “Taskforce Zukunft Profifussball” (“Grupo de Trabajo sobre el Futuro del Fútbol Profesional”) es un comité que evaluará el futuro del fútbol profesional alemán, un negocio de miles de millones de euros, para llevarlo a un nivel más saludable y responsable. Las expectativas son altas.

“Los temas centrales del futuro del fútbol profesional en Alemania deben ser examinados desde varias perspectivas”, escribió el director general de la DFL, Christian Seifert, a los 35 expertos que participan en el primero de los tres grupos de trabajo previstos en esta “Taskforce”.

Seguir diciendo “¡Bien hecho!” es inviable en opinión de cada vez más aficionados y expertos, y la pandemia, con todas sus consecuencias económicas, lo dejó al descubierto. Se siguen pagando millones en salarios y ningún club importante está todavía en quiebra.

La nueva y forzada sobriedad en el reciente período de traspasos es un claro síntoma de ello: después de la suma récord de 705 millones de euros (835 millones de dólares) del verano anterior, los clubes de la Bundesliga gastaron este año menos de 300 millones.

El grupo de trabajo se enfrenta a siete temas centrales sobre los que desarrollar su labor. Entre ellos figuran medidas para lograr un equilibrio competitivo, topes salariales, vínculos sociales, reservas financieras, un código de conducta para jugadores y aficionados y la promoción del fútbol femenino.

Seifert habla de “un enfoque que nunca antes se había puesto en práctica de esta forma en el deporte profesional alemán”.

Heidi Möller, directora general del Instituto de Psicología de la Universidad de Kassel, dirigió la apertura del primero de los grupos de trabajo, que tenía previsto reunirse posteriormente en otras dos sesiones en octubre.

El panorama previsto de que, tras el paso del coronavirus, por diversas razones los espectadores ya no podrían acceder a los estadios en las cifras manejadas hasta ahora sorprendió al sector.

“En muchas familias, las prioridades son otras. Dificultades económicas y laborales a corto plazo en casa, salarios y traspasos extremadamente altos en los clubes. Esto lleva a un alejamiento entre el fútbol y los aficionados”, advirtió el ex campeón del mundo Jürgen Kohler, ahora columnista de la publicación especializada “Kicker”.

“Un estadio lleno no es una prueba de la realidad social del fútbol. Tal vez lo vimos de esa manera y elegimos la salida fácil. Yo también”, confesó Seifert al semanario “Stern”. El director general de la DFL dirigió la organización de los partidos durante la pandemia.

“Si se nos permitiera llenar los estadios completamente de nuevo mañana, podrían no estar tan llenos como antes”, reconoció.

Los aficionados aprovecharon al máximo el tiempo en que no se les permitió entrar en los estadios. Los grupos de trabajo del proyecto “Futuro del Fútbol Profesional”, impulsado por la alianza “Unsere Kurve” (“Nuestra curva”), elaboró análisis y propuestas detalladas.

“El tiempo de las excusas debe finalizar de una vez. Más bien, todos los estamentos del fútbol están llamados a convertir sus palabras en hechos”, dicen sus representantes.

La iniciativa “Unser Fussball” (“Nuestro fútbol”), que asegura reunir ya a cerca de medio millón de aficionados, volvió a pedir al principio de la temporada a las federaciones y a los clubes que actuaran.

“Todavía no hay una decisión marco. En su lugar, las voces que todavía pedían un cambio a principios de año se tornaron significativamente más suaves”, criticaron sus responsables.

Tanto “Nuestro fútbol” como “Futuro del Fútbol Profesional” y las asociaciones que están bajo el paraguas de la DFL están representadas en los grupos de trabajo de la “Taskforce”.

Entre las personas del ámbito deportivo que participarán se encuentran el director de la DFB, Oliver Bierhoff, directivos como Fredi Bobic (Eintracht Frankfurt) y Max Eberl (Borussia Mönchengladbach), y jugadores como Robin Himmelmann (St. Pauli).

También habrá políticos, como el conservador Carsten Linnemann, Cem Özdemir, de Los Verdes, o el socialdemócrata Martin Schulz.

Incluso se cuenta con figuras destacadas de otros ámbitos de la sociedad. Como Cornelius Baur, jefe de la filial alemana de la consultoría de gestión McKinsey, o Martin Nolte, director del Instituto de Derecho Deportivo de la Universidad Alemana del Deporte de Colonia.

También está la ex atleta y representante de la organización no gubernamental Transparencia Internacional Sylvia Schenk. “Mi deseo sería que tuviéramos una hoja de ruta, para que se pueda hacer un calendario y comprometerse”, dijo a dpa.

La directiva de la DFL y la asamblea general de la entidad, con sus 36 clubes profesionales, se ocuparán de las conclusiones de los grupos de trabajo.

La pregunta apasionante es si el fútbol profesional alemán está dispuesto a hacer recortes que puedan afectar a su competitividad internacional.

dpa


Revise también

VOA

Migración en la agenda de Biden: ¿Podrá cumplir sus promesas?

Por Alejandra Arredondo WASHINGTON DC, 26 NOV (VOA) – El proyectado presidente electo de Estados …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.