La amenaza está latente: el mundo en cuarentena

COMPARTIR:

El Sereno

Álvaro Campos Solís
campos.solis.alvaro@gmail.com

Alvaro Campos

Desde las grandes metrópolis, donde se asienta el poder económico, militar y político mundial, hasta las aldeas más remotas, allí donde la economía es de subsistencia, el mundo entero permanece a la expectativa ante el avance de la pandemia producida por el coronavirus que hasta el momento ha matado a más de un millar de personas en la ciudad china de Wuhan, ha infectado a unos 40 mil individuos en esa nación asiática y ya está presente en unos 30 países.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado al coronavirus “enemigo público número uno del mundo”. Su director ha calificado esta pandemia como un peligro “mayor que cualquier ataque terrorista”.

Los síntomas son similares a la neumonía. Fiebre, tos, dificultad para respirar, dolor de cabeza, garganta y fatiga generalizada. Su contagio se da de animales a humanos y de persona a persona, tan solo con la tos y el estornudo. Se previene mediante el lavado de manos y evitar el contacto con la persona que lo padece.

Los científicos chinos y de muchas otras naciones corren contra el tiempo tratando de encontrar una vacuna capaz de proteger a la población de una enfermedad tan peligrosa. Todos buscan evitar que se repitan pandemias como la rubeola que en la edad media mató a 300 millones de personas o la de sarampión que en el siglo XV diezmó la población indígena de América, lo cual contribuyó con la conquista que llevaron a cabo los europeos.

El coronavirus fue descubierto a finales de diciembre del año anterior y en poco mas de un mes ha matado a más de mil personas. La preocupación de la comunidad científica mundial es que el virus se continúe propagando y haga colapsar el sistema económico mundial, empezando por la actividad comercial.

De hecho, en la ciudad China de Wuhan los once millones de habitantes permanecen en cuarentena, al tiempo que miles de turistas permanecen varados en esa ciudad o aislados en cruceros que hasta hace pocos días ostentaban la condición de cruceros de lujo. Al mismo tiempo, la mayoría de los gobiernos de todo el mundo, empezando por el de Estados Unidos, recomiendan a los ciudadanos de sus respectivos países, abstenerse de visitar China.

Mientras tanto, la población de Wuhan usa mascarillas y se abstiene de salir de sus casas, excepto para adquirir víveres o medicamentos. Once millones de personas guarecidas en sus hogares resulta impactante. Las fábricas de máscaras o tapabocas no dan abasto, pues la demanda rebasa los niveles de producción.

La pregunta salta de inmediato: ¿qué podría ocurrir si el coronavirus se instala en los países de América y Europa? ¿Colapsarían el comercio internacional y la actividad turística? Las consecuencias serían terribles, pues ambas actividades actúan como motores de la economía mundial.

El mundo estaría frente a un problema de dimensiones apocalípticas, mas no del apocalipsis que hablan algunos lideres religiosos con el fin de causar alarma entre sus feligreses. Afirman que “el fin del mundo se cerca”, al tiempo que piden a sus seguidores que les entreguen a ellos los bienes materiales. La pandemia del coronavirus es algo muy serio. No es un asunto de charlatanes.

La historia

En el curso de la historia moderna, diversas epidemias y pandemias han acabado con la vida de millones de personas en todo el mundo. Aquí las cinco principales.

Peste Negra. Siglo XIV. Acabó con la mitad de la población de Europa. Se estima que 25 millones de personas perdieron la vida

La Gripe Española. Es considerada una de las pandemias mas letales en la historia de la humanidad. Mató a unos 50 millones de personas.

La Gripe Asiática. Apareció en 1957 y mató a más de un millón de personas

Gripe de Hong Kong. Surgió en 1968. Fue una combinación del virus aviar y la gripe humana. Cobro la vida de unas 40 mil personas.

VIH-SIDA. Apareció en 1980 y desde entonces ha terminado con la vida de unos 25 millones de personas. La mayoría de las víctimas han sido africanos.

Los máximos responsables de la salud mundial esperan que los científicos y la tecnología moderna logren dos objetivos: crear la vacuna a la mayor brevedad posible y evitar la propagación del virus. De por medio está la vida de millones de seres humanos y la estabilidad mundial.

Calificación: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…

(Visto 25 veces, 1 hoy)
COMPARTIR:

Revise también

Guido Mora

Economía, política y coronavirus

Ágora* Guido Mora guidomoracr@gmail.com Los mercados internacionales están parados. El capitalismo, como nunca en la …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!