La abolición del ejército, el legado de una decisión visionaria

Carlos Ricardo Benavides

Carlos Ricardo Benavides

Estamos orgullosos de que nuestros jóvenes tengan su propia sinfónica juvenil y que nuestros niños aprendan música gracias al SINEM. Nuestro Sistema de Parques Nacionales es reconocido mundialmente y es pieza fundamental en la atracción de turistas año con año. Somos un pueblo tan comprometido con la paz, que impulsamos la pacificación de Centroamérica y el Tratado de Naciones Unidas sobre el comercio de armas.

Apostamos fuerte a la investigación científica y a la tecnología con la incorporación de las computadoras en las escuelas públicas y con la creación de los colegios científicos, lo que provocó que Costa Rica se convirtiera en un centro de atracción para las empresas de alta tecnología. Somos ejemplo mundial por nuestro sistema de salud, que ante todo es universal. Contamos con una alta esperanza de vida y una muy baja mortalidad infantil. Cuidamos de nuestros pequeños y adultos mayores con las redes de cuido; procuramos que nuestros estudiantes se mantengan en las aulas con las becas Avancemos; y nos preocupamos de que las personas más desprotegidas tengan algún tipo de pensión por medio del régimen no contributivo.

Esta vocación por el progreso, por la solidaridad, por la cultura, por el ambiente y por la paz tiene un origen: la decisión visionaria de José Figueres de abolir el ejército aquel 1 de diciembre de 1948.

La determinación de don Pepe marcó a quienes crecimos sin la preocupación de conflictos armados. Desde entonces, las manos de jóvenes costarricenses nunca han tocado un fusil de asalto. Le declaramos la paz al mundo y como consecuencia de ello, pudimos destinar nuestros recursos materiales y humanos para conseguir una sociedad más próspera en todos los campos, menos en el bélico.

Hace 70 años un líder nos dio un norte a toda la nación, desafiando el pensamiento tradicional; apostando por la paz y el diálogo como única forma de resolver los conflictos. La abolición del ejército nos mostró el camino grande y ahora, retomando ese espíritu de transformar lo imposible en posible, estamos llamados a seguir soñando por el bienestar de las futuras generaciones.

Evalúe este artículo: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.