Italia a la deriva

Italia a la deriva

MONTEVIDEO, 05 mar 2018 (Uypress/Esteban Valenti) – Cuando alguien pierde estrepitosamente las elecciones, con una caída fenomenal, tiende a convocar a todos los fantasmas y a llamar en causa al desastre nacional. Si en Italia el centro izquierda y la izquierda hoy hiciera eso, debería invocar el infierno de Dante. Y se quedaría corta. Nada podía salir peor. Y lo peor es que no es solo una sensación, es la pura y cruda realidad.

El centro izquierda, más centro que otra cosa, es decir el Partido Democrático de MatteoRenzi gobernaba Italia y ha caído al más bajo nivel electoral de toda la historia italiana desde el final de la guerra (más de 70 años), en el senado el PD (mayores de 25 años) obtuvo el 19.1% de los votos y a la Cámara de diputados (votantes mayores de 18 años) el 18.7%. Es decir que entre los jóvenes le fue peor que en el total del electorado. Toda una sentencia.

El Movimiento 5 Estrellas, nacido de las redes sociales y con un líder indiscutido en el cómico Beppe Grillo y un candidato a premier prácticamente desconocido hace unos meses, fue el más votado como partido con el 32.6% de los votos (no va aliado con ningún otro partido por una explícita definición política y no acepta alianzas) Es por ello que será muy difícil que pueda formar un gobierno.

Como coalición en primer lugar se posicionó la coalición de centro derecha, mucho más de derecha que nunca antes en la historia italiana, desde el partido fascista en los años 20, encabezado por Benito Mussolini, en estas elecciones obtuvo el 37.4% La Lega Nord encabeza esta coalición, con el 17.5% y sus posiciones están bastante más a la derecha de Berlusconi, su partido Forza Italia obtuvo el 14% de los votos (así que algunos añoran ya al “inmortal Silvio”) y el tercer grupo de ultra derecha es Fratellid´Italiadirectamente neo fascista con 4.3%.

En tercer lugar esta el PD y sus pequeños aliados, con el 21.5% y en cuarto lugar la nueva formación de izquierda, desprendimiento del PD, Liberi e Uguali con el 3.4%.

Lo peor no está en los datos nacionales, sino en la aplanadora del centro derecha que ganó casi todo el norte del país, cómodamente y, el Movimiento 5 Estrellas que aplanó directamente en el sur y en las islas. Al centro izquierda le quedó un pequeña manchita en el centro del país, Toscana, algo de Emilia Romagna y en la zona del Alto Adige en la frontera con Austria y de habla alemana…

Renzi hoy presentará su renuncia al liderazgo del Partido Democrático. Elemental y básico, fue el gran padre de la derrota, aunque varios personas de la izquierda tradicional deberían desaparecer, mejor dicho ya fueron borrados por el electorado.

La reforma electoral aprobada con el apoyo de Berlusconi, es decir el sistema de distribución mixto de las bancas, una parte en forma proporcional y otra por colegios uninominales ya permite afirmar que no habrá mayoría para formar un gobierno. Nadie tendrá mayorías. Y algunos no las aceptan, los 5 Estrellas.

Así que se vienen nuevas turbulencias políticas y una catarata de horrores.

La mayoría votó contra los emigrantes y en algunos casos por la promesa de expulsar 600 mil emigrantes. El Movimiento 5 Estrellas, que si fuera por como administró algunas de las principales ciudades, como por ejemplo Roma, debería bajar a la categoría de 2 estrellas, está contra la Unión Europea y no sería de extrañar que impulsara un italoexito un Euroexit para salir de la moneda común.

Nadie puede quejarse del número de votantes, estas elecciones tuvo una participación del 73%, muy alta para las últimas convocatorias a las urnas y comparadas con muchos países de Europa o los EE.UU. Así que el veredicto no fue de desinterés, fue claramente un mensaje de hartazgo de la política tradicional, del centroizquierda y sus errores, sus vedettes y su apego desmesurado al poder imperial de Renzi y sus seguidores y la incapacidad de la izquierda de construir una alternativa, Líberi e Uguali apenas llegó al 3.4% y no porque se hubiera producido una polarización con la derecha. Simplemente son una fuerza marginal, con una reducida patrulla de algo más de 20 legisladores en 930 entre diputados y senadores.

Naturalmente que habrá que esperar el final del conteo de los votos, el aporte de varios analistas, pero una cosa esta clara, Italia comienza a navegar en un mar de problemas muy grande y agitado y con rumbo hacia un puerto indefinido. Un viraje europeo hacia la derecha y hacia la antipolíticapero a la italiana, con comedia incluida. Una comedia un poco trágica.

Fuente: http://www.uypress.net/auc.aspx?84117,58


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.