Irreparable pérdida en el alma nacional

COMPARTIR:

Carlos Revilla

Carlos Revilla M.
crevilla@expreso.co.cr

En la variopinta Costa Rica de hoy, cualquier opinión satisface a unos sectores de la opinión, contraría a otros y deja indiferentes a algunos. Las reacciones a los últimos escándalos de esta administración no son la excepción.

Un breve recuento de algunos de esos escándalos nos lleva por la Trocha, las cartas de recomendación, la renuncia del ministro de hacienda Herrero y su esposa, y más recientemente el uso del avión para ir a Perú y la renuncia de Francisco Chacón, mas los despidos, la refinería China con Recope, la concesión San José – San Ramón y el caso del ex presidente de Perú Toledo. Como ven no son pocos, y solo apunté de los que me acuerdo así rápidamente.

Pero en estos momentos hay que pensar más allá. Estos golpes en el alma del pueblo costarricense, hace que el gran ganador de hoy sea el que grita “todos son iguales, son ladrones todos”.

Los escándalos y sus delitos -ya hay gente en la cárcel por el “affaire” de la trocha, y podría haber otros- curiosamente, por lo menos aún, no ha afectado a Liberación Nacional y su candidato Johnny Araya. Pero si debilitan a la democracia entera. Y el deber, el de quienes aspiran a participar en la dirección de este país, el de los políticos, el suyo y el mío, es permitir que, pese a la desilusión que provoca en la gente saber de estos escándalos, la ciudadanía siga respaldando nuestro régimen político, que coincida en que la democracia es el mejor sistema y que nuestro sistema político puede resolver, apropiadamente, estos trances.

¡Eso es lo difícil!

Se imaginan al avergonzado costarricense, de todos las clases. A los que de buena fe creyeron en Laura Chinchilla ¿recuerdan “firme y honesta”?. A ellos se les debería decir que sabemos que esto los golpea tanto como a nosotros, y que nadie debe estar por encima de la ley, y que no habrá impunidad (el que castigo merezca, castigo debe tener).

Y es que la verdad Chinchilla no ha mostrado firmeza y en cuanto a su honestidad no tengo nada que decir, pero la honestidad de su gobierno si está en duda con todos esos escándalos.

Y todo esto lo que ha hecho, es que entonces, también el gobierno pierda el norte. La conducción del gobierno se hace muy difícil, y solo se está al espera de que pase el tiempo. En términos generales claro, habrán muchas cosas que se seguirá, haciendo, pero ya no con el empuje de antes; además, por supuesto, del gran cuidado que hay que tener al hacer las cosas.

¿Qué será de Costa Rica?

¿Seguiremos confiando en nuestras instituciones, en nuestra democracia? Como ya dije, pase lo que pase, tenemos que seguir repaldando nuestro régimen político, no importa que…

Hoy, ante esta irreparable pérdida en el alma nacional, yo creo que debemos tender la mano y formar una alianza para seguir luchando porque este país sea mejor.

EVALUE ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

COMPARTIR:

Revise también

Bernal Jiménez

Don Roque Rodríguez, y los aspirantes a economistas durante la pandemia

Bernal Jiménez Monge Cuando yo era un joven, aún en la escuela primaria, o en …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!