II Guerra Fría pudiera haberse iniciado

Manuel E. Yepe

Manuel E. Yepe

El Vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, anunció lo que ya pudiera calificarse del comienzo de la II Guerra Fría Mundial, con Washington y Beijing como los primeros beligerantes aunque pronto el escenario será global.

Pence habló en el Instituto Hudson, un tanque pensante especializado en asuntos interdisciplinarios referidos a relaciones internacionales, cultura, defensa, economía, tecnología, y otros temas estratégicos. Como la mayoría de las ONGs en EEUU, el Hudson se financia mediante aportes deducibles de los impuestos de los grandes contribuyentes.

Allí Pence formuló lo que muchos observadores compararon con el discurso de la “Cortina de Hierro” pronunciado por Winston Churchill en 1946. El vicemandatario estadounidense, reconociendo de hecho la derrota de Washington en la actual confrontación en el ámbito comercial con China, proclamó lo que equivale a una declaración de guerra fría:

“China gasta ahora tanto en su ejército como el resto de Asia combinada y ha dado prioridad a las capacidades que erosionan las ventajas militares de Estados Unidos en tierra, mar, aire y espacio. China quiere expulsar a Estados Unidos del Pacífico Occidental e impedir que acudamos en ayuda de nuestros aliados. Esperábamos que la liberalización económica llevara a China a mayor asociación con nosotros y el mundo. Pero optó por la agresión económica, que a su vez anima a su creciente ejército. (…) Beijing está llevando a cabo una campaña integral y coordinada para socavar el apoyo al Presidente, a su agenda y a los ideales más preciados de nuestra nación.(…) China también está aplicando este poder de manera más proactiva que nunca antes, para ejercer influencia e interferir en la política interna y en la política de este país. Y lo peor de todo, China ha iniciado un esfuerzo sin precedentes para influir en la opinión pública estadounidense, en las elecciones de 2018 y en el entorno que conducirá a las elecciones presidenciales de 2020. Para decirlo sin rodeos, el liderazgo del presidente Trump está funcionando y China quiere un presidente estadounidense diferente. (…)No puede haber ninguna duda: China se está entrometiendo en la democracia de Estados Unidos”.

“Pero, ¿acaso debería China soportar el insulto y retroceder? Por supuesto que no”, dice un editorial publicado en Global Times, el periódico chino en inglés que auspicia el Diario del Pueblo, que es a su vez órgano del Gobierno de la República Popular China. “Si China respondiera belicosamente a las recientes provocaciones de EEUU y definiera el discurso de Pence como declaración de Guerra Fría, ésta se convertiría en una realidad.

“China debe salvaguardar firmemente sus derechos e intereses legítimos, desde el comercio hasta la defensa y adoptar sus propias medidas contra las provocaciones estadounidenses. Tenemos que abstenernos de aumentar la fricción con EEUU y no aumentar la atmósfera de confrontación estratégica. No permitir que el conflicto con los EEUU domine las relaciones exteriores de China ni determine el camino a tomar por el gobierno de China.

“De hecho, la influencia de EEUU para contener a China es limitada y una guerra comercial perjudicará inevitablemente a los Estados Unidos y sería una elección estúpida. No es realista establecer una organización al estilo de la OTAN para atacar a China. Es imposible aislar y contener a China, dada la expansión de sus negocios en el extranjero y en los mercados nacionales.

“Será difícil para la Casa Blanca y el Congreso movilizar una campaña contra China en la sociedad estadounidense. Atrás han quedado los días en que el público estaba dispuesto a dar un paso al frente por el llamado interés nacional. Mientras China mantenga la calma ante las histéricas élites políticas estadounidenses, la llamada Guerra Fría no tomará forma”, considera el editorial del Global Times.

“En ese momento, China debería jugar tai chi con los Estados Unidos. Esta es la sabiduría estratégica única de la nación china. Debemos hacer que Estados Unidos sienta el dolor de la guerra comercial y no permita que se actúe sin escrúpulos en el Mar de China Meridional y en el Estrecho de Taiwán. Pero debemos actuar con calma. China seguirá abriéndose. Un mundo exterior en deterioro no cambiará ese cuadro. China no es la Unión Soviética y Estados Unidos no puede tratar con China de la forma que lo hizo con la Unión Soviética” concluye el editorial de GlobalTimes.

Ha sido una reprobable práctica en Estados Unidos desde hace muchas contiendas electorales que el partido gobernante manipule algún tipo de amenaza bélica desde el exterior para obtener apoyo solidario al gobierno por estímulo subliminal. Nadie se sorprenda si, con motivo de los comicios de medio término a celebrarse el seis de noviembre, ocurre algo de esta factura en Norteamérica.

Publicado originalmente en el diario ¡POR ESTO! de Mérida, México.
Blog del autor: http://manuelyepe.wordpress.com/


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.