Huelgas y protestas en Chile

Desde La Mina 2.0

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

Chile, “…largo pétalo de mar y vino y nieve…”, cantaba Neruda.

Lo de Chile no es por gusto. Son protestas. Es una huelga general.

La huelga es huelga no es ni legal ni ilegal, es huelga—dicen que decía don Pepe, cuando alguien le preguntaba sobre una huelga. Y así es, es simplemente una forma de protestar libre o manipuladamente.
Si de algo estoy seguro es que las huelgas nunca son por puro gusto.

Hemos visto las protestas, la huelga en Chile con atención. Pueblo con el que Costa Rica tiene relación desde siempre. Fue al primer país que se exportó café por el Pacífico.

Fue al país en que varios de nuestros más renombrados educadores fueron a estudiar. Curiosamente gracias a unos náufragos chilenos es la primera vez en que oficialmente Costa Rica tiene prueba que la Isla del Coco nos pertenece.

De 1973 para acá ni se diga la relación.

Recuerdo el 11 de setiembre de 1973. En mi casa pendientes de la radio. Don Pepe alistaba todo para recibir como exiliado a Salvador Allende. Llamadas iban y venían. No sé por qué, pero se dio que mi papá era parte del operativo que montaba Figueres para recibir a Allende. Ya al amanecer llamó diciendo que habían asesinado a Allende.

Luego vimos como con la desgracia chilena se enriquecieron nuestras universidades y sobre todo nuestro teatro. Vimos salas de teatro florecer. Y tristemente se pudo aplicar aquel viejo dicho popular “…no hay mal que para bien no venga…”

Amigos chilenos nos marcaron nuestras vidas. Amigos de toda la vida y para toda la vida. De lejos pero de cerca. Pendientes unos de otros.

Ver la arremetida de carabineros y de “los milicos” contra la gente que transita o que protesta es recordar el post 1973, recordar la dictadura. Es volver agradecer a don Pepe aquella explicación simple que nos dio cuando con atrevimiento le preguntábamos el por qué abolió el ejército, y entre varios argumentos nos dio este: solo sirve para pelear, y si no está en guerra, agrede al pueblo.

Chile tiene una constitución heredada de la dictadura. Llena del pensamiento de ese momento del que nadie podía disentir. Vemos que casi todo es privado desde la salud hasta el agua.

Recuerdo una anécdota, no sé si cierta, cuando invitaron a Chile por ahí de los 90 a un alto funcionario de la Caja a una feria de la salud, para mostrarle lo fácil que era tener un seguro privado y que por la eficiencia podría sustituir a la Caja. Vendiendo el modelo chileno a Costa Rica.

El funcionario fue, se paseó por varios puestos, al terminar la vuelta por la feria en todos los puestos lo había rechazado. El anfitrión en medio de las bromas le dijo que lo habían rechazado porque ningún seguro lo iba a aceptar con esos males y que no podía haber nadie con esas características: exceso de peso, colesterol alto, hernias en la columna, asma, presbicia y que se yo cuantos males.

La respuesta fue: ese soy yo, todo es verdad, es mi información verdadera y la Caja me aceptaría de oficio.

Eso es Chile: el que tiene con qué pagar puede disfrutar todo lo que los países OCDE tienen, y el que no tiene, tiene que apañárselas y esperar por años y años que otros que no tienen protesten, como sucede ahora.

No creo que ni Cuba ni Venezuela, como dice la OEA, tenga esa capacidad de movilizar y de manipular a tanta gente. No estarían como están…

Hoy canto como canté hace unos 45 años en el Estadio Escarré:

Chile no se rinde, Chile vencerá, son las voces de la historia las que cantan ya…

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 3,80 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.