Helter Skelter (más allá de “Érase Una Vez en… Hollywood”)

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Recientemente fui al cine a ver la película “Érase Una Vez en… Hollywood” escrita y dirigida por el aclamado Quentin Tarantino. La trama se ambienta en Los Angeles de 1969, donde todo está cambiando, y donde la estrella de la televisión Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt), su doble y amigos de muchos años, se abren camino en una industria que ya prácticamente no reconocen. La película cuenta con un amplio reparto y múltiples tramas argumentales como la de la actriz Sharon Tate (Margot Robbie).

Me interesó la película debido a que se relaciona con la actriz Sharon Tate, que fue una de las víctimas de la “Familia”, aquella terrible secta liderada por Charles Manson, en la matanza de 1969 acaecida en su casa. La cinta narra la versión de Tarantino de esos acontecimientos. No voy —en esta oportunidad— a hacer una sinopsis o crítica de la cinta, solo algunas referencias. Más bien los invito a que vayan a verla y la juzguen ustedes mismos.

Eso si, me gustaría destacar la excelente banda de sonido, con canciones que son verdaderos clásicos. Algunas de esas canciones, escogidas por el propio Tarantino, son un homenaje a la música de la década de los 60s e incluye grupos tan variopintos como Deep Purple, Simon y Garfunkel, Detroit Wheels o Paul Revere & The Raiders, entre muchos otros.

También quiero destacar la participación de la bellísima actriz australiana Margot Robbie en el papel de Sharon Tate, que por cierto son muy parecidas. La también modelo y productora se hizo famosa interpretando a “Naomi Lapaglia” en la película “El lobo de Wall Street”, también junto a Leonardo DiCaprio. La interpretación de Robbie de Tate ha sido muy bien recibida por la crítica, incluso una hermana de Tate la elogio. En general la película ha tenido buena aceptación, y no le ha ido tan mal en la taquilla.

Mi interés en realidad es escribir sobre lo que realmente ocurrió en la matanza de Cielo Drive, lugar donde vivía Sharon Tate, y que, como ya dije, fue una de las personas asesinadas el 8 de agosto de 1969 en ese lugar, hace precisamente 50 años. En ese momento Tate contaba con ocho meses de embarazo, y también mataron a su hijo en el vientre.

Los asesinatos de Manson y su grupo conmocionaron a todo EE.UU., y todavía al día de hoy este hecho sigue teniendo repercusiones en la sociedad de ese país, particularmente en lo que se refiere a la lucha dada por la familia de Sharon Tate, por que se reconozcan los derechos de las familias de las víctimas, a la hora de un pedido de libertad condicional por parte de los asesinos, que incluso llevó a un cambio en las leyes de California. Esta lucha ha sido especialmente notable a partir de 1982 cuando la mayoría de los asesinos de la “familia”, a quienes se les dio cadena perpetua, ya tenían derecho a solicitar libertad condicional.

Doris, madre de Sharon Tate dedicó mucho del resto de su vida a luchar contra todas las peticiones de los asesinos de la “familia” Manson y trabajó de cerca con otras víctimas de crímenes violentos. Se enfrentó en varias ocasiones a Charles Watson, uno de los asesinos, en audiencias de peticiones de libertad condicional, diciendo: “Siento que Sharon debe estar representada en estas audiciones. Si los asesinos están suplicando por sus vidas, pues debo estar allí para representarla“. En una oportunidad ella replicó a Watson directamente diciéndole:

¿Qué misericordia, señor, mostró cuando mi hija suplicaba por su vida? ¿Qué misericordia mostró con mi hija cuando le dijo, denme dos semanas para tener a mi bebé y después me pueden matar?… ¿Cuándo obtendrá Sharon la libertad condicional? ¿Saldrán de sus tumbas estas siete víctimas o posiblemente más si usted consigue la libertad? Usted no es de fiar.

Susan Atkins otra miembro de la “familia” con 61 años de edad y enferma terminal con cáncer cerebral, solicitó su libertad condicional y esta le fue denegada. Murió en la cárcel unas semanas después. Durante el juicio, Atkins se convirtió en una especie del símbolo de todo lo malo que le podía pasar a una muchacha metida en el mundo de los hippies y las drogas. Sus sonrisas y su cara de alucinada, y el detalle con el que confesó haber acuchillado a Sharon Tate y a Voytek Frykowski, estremecieron al público y al jurado. También relató que Watson le dijo que dejara algún tipo de señal en la casa que “asombrara al mundo”. Así que usó la sangre de Tate para pintar la palabra “PIG” (cerdo) en la puerta. Atkins tenía un niño de tres años cuando fue condenada.

Manson creía en lo que él mismo llamó Helter Skelter, un término que tomó de la canción “Helter Skelter” de la banda de Los Beatles. Manson interpretó que la canción hablaba de una hipotética guerra racial entre negros y blancos que, según él, se avecinaba. El título de la canción apareció escrito con sangre en la escena de uno de los crímenes ordenados por Manson. Él creía que los asesinatos podrían ayudar a precipitar dicha guerra racial. En EE. UU. se ha mitificado a Manson como emblema de la locura, la violencia y lo macabro. El término Helter Skelter fue utilizado más adelante por el fiscal del juicio de Manson como título del libro que escribió sobre los asesinatos.

Charles Manson falleció en 2017. Otros miembros siguen en prisión y seguramente ahí morirán. A la fecha todas las peticiones de libertad condicional (unas 100) se les han denegado.

Aunque Tate es parte de la historia de la película, no es su tema principal o único foco. En cambio, Tarantino cuenta una historia sobre toda de una era, una cultura completa. Coloca su historia en un momento en que las estrellas de la vieja escuela como Rick Dalton estaban perdiendo su lugar en las películas, cuando el Hollywood de la era dorada dio paso a las películas más duras, a veces más atrevidas de los años 70. Es una historia de una generación dando paso a otra y, como lo han hecho otros en el pasado, Tarantino conecta la historia con la “familia” de Manson, sugiriendo que el verano del 69 fue un punto de inflexión. Tal vez por eso ha tenido tanto éxito en EE.UU.

Para terminar rescaté de la hemeroteca del viejo CRHoy, un reportaje que me parece ilustra muy bien quien es este siniestro personaje de Manson, y cuales fueron los terribles acontecimientos en los que se vieron envueltos él y su grupo. Lo revisé y actualicé para esta publicación.

Charles Manson punto disonante de la época hippie

En medio de una era bohemia, en el verano de 1969, el sueño hippie de paz y amor, que buscaban de alguna manera romper con toda figura de autoridad, se vio frustrado por la locura y el odio de un hombre que despreciaba el sistema americano y a todos sus integrantes. Charles Manson y algunos de sus seguidores marcaron la era con violencia y acabaron con la vida de la actriz Sharon Tate y una década de sueños de libertad y tolerancia, pasaron a la historia.

Charles Milles Manson nació en 1934, en Estados Unidos, en Ohio, y se convirtió en un hombre, cuya popularidad creció en los años 60, que tenía un alto coeficiente intelectual que le transformó en una especie de líder que dejaba encandilados a sus seguidores. Habilidad que utilizó para ir forjando la que sería bautizada por la prensa como la “Familia”.

La llamada “Familia” estaba conformada por jóvenes con características similares adictos a las anfetaminas, que habían abandonado sus hogares; se convirtieron en sus fieles seguidores, que tendrían como misión juntar a las 144 mil personas que se esconderían en el desierto durante el supuesto apocalipsis. Sus seguidores más cercanos fueron Bobby Beausoleil, alias “Cupido”, Charles “Tex” Watson y Susan Denise Atkins, también conocida como Sadie Mae Glutz.

Manson mezclaba los ideales hippies de paz y amor con pensamientos nazis y racistas e ideas, que le hacían creer en un cercano fin del mundo, todo ello rociado con grandes dosis de drogas como el LSD y la marihuana.

Como líder del grupo criminal la “Familia”, Manson, ordenó varias ejecuciones a personas de piel blanca para encender una guerra entre razas, según su interpretación del apocalipsis.

El joven de Ohio aseguraba que su teoría del final de los tiempos, se la había transmitido el grupo de los Beatles, a través de algunas de las canciones de su álbum Blanco, especialmente con la canción “Helter Skelter”.

Según Manson el mensaje decía que habría una guerra de razas, y una vez que la raza negra acabase con la blanca, los miembros de la Familia convertirían a los negros en sus esclavos y él se proclamaría el anticristo.

También aseguraba que los Beatles eran los cuatro jinetes del apocalipsis, que le hablaban a través de mensajes subliminales de las canciones.

El primer asesinato, conocido, de los miembros de la Familia fue el de Gary Hinman, cometido por Bobby Beausoleil y Susan Atkins, siguiendo órdenes de Manson, en julio de 1969, a quien golpean ferozmente.

Sin embargo, el ansia de destrucción de Manson y sus seguidores no quedaría saciado con este crimen, por lo que su plan consistía en realizar una serie de asesinatos en vecindarios adinerados de Los Angeles, con el fin de culpar a las personas negras de los crímenes y de esta manera iniciar la guerra racial, que según él se le había revelado.

El barrio Cielo Drive, en Beverly Hills, fue el lugar elegido por Manson para vengarse de la gente adinerada del mundo del espectáculo, por no darle la oportunidad que él buscaba dentro del mundo del cine y la música.

Decidieron entrar a la lujosa propiedad alquilada por la actriz Sharon Tate y su esposo Roman Polanski, director de cine, que en el momento de la masacre estaba en Europa preparando su próxima película, después del éxito de 1968 de El Bebé de Rosemary (La semilla del diablo).

En la casa se encontraban la actriz Tate, embarazada de ocho meses, el peluquero de Hollywood Jay Sebring, el playboy Voytek Frikowski, Abigail Anne Folger, Steven Earl Parent, a quienes asesinaron brutalmente.

El siguiente homicidio ordenado por Charles Manson fue conocido como “El asesinato LaBianca”, en la casa de Leno y Rosemary LaBianca, quienes fueron encontrados apuñalados.

Debido a lo confuso de los asesinatos, la policía no tenía ninguna pista de los responsables. Sin embargo Charles Manson fue arrestado por esas fechas por robo de autos. Cuando la “Familia” fue encontrada por la policía, una de las capturadas, Kitty Lutesinger implicó a Susan Atkins en el homicidio Hinman.

Posteriormente, Susan Atkins se encontraba alardeando y contando todo acerca del homicidio de Sharon Tate a sus compañeras de celda, una de las cuáles le contó a la policía lo que había escuchado, de manera que seis miembros de la familia, entre ellos el propio Manson fueron acusados de los asesinatos de Tate y Labianca.

Durante el juicio, Manson se grabó una X en la frente indicando que había sido convertido en nadie para el mundo, es decir una simple X, sus seguidores hicieron lo mismo. Con el tiempo modificó la X y la convirtió en una esvástica, símbolo utilizado por los nazis.

Manson no había estado presente en los asesinatos, pero fue sentenciado por conspiración a pena de muerte. Esta sentencia fue más tarde cambiada a cadena perpetua después de que el Estado de California revocara la pena de muerte. Todas las peticiones de libertad condicional de Manson que se autodenominaba satán y el anticristo, fueron denegadas, muriendo en prisión el 19 de noviembre de 2017 a los 83 años de edad.

Evalue esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.