Hablando un poco sobre el conflicto Israelí-Palestino

COMPARTIR:

Bazar digital

Carlos Revilla

Carlos Revilla M.
crevilla@cambiopolitico.com

Haciendo honor al nombre de la columna “Bazar digital”, hoy voy a hablarles un poco sobre el conflito Israelí-Palestino. Este tema siempre ha sido una constante para mi desde mi juventud. Es algo que siempre me ha interesado, auqnue no sabría explicar exactamente porqué, tal vez por lo fascinante del territorio con sus implicaciones religiosas. En fin, siempre sigo el conflicto y estoy más o menos al tanto de lo que sucede en ese lado del mundo.

Hace unos días Cambio Político publicó una entrevista con Palitha Kohona de Sri Lanka, presidente del Comité Especial de la ONU para Investigar las Prácticas Israelíes que Afecten los Derechos Humanos del Pueblo Palestino. Sobre el personaje de la entrevista de IPS se ha conjeturado mucho en Israel, y lo descalificaron, así como al informe del Comité. Pero me parece que el gobierno de Israel comete un grave error al hacer un ataque ad hominen, pues el problema no es el mensajero, es el mensaje.

Tal vez en algunas cosas el informe exagere, no se, pero la realidad es que mucho de lo que se dice efectivamente sucede. Ahí está el problema para Israel. Y es que a pesar de la democracia de Israel y sus instituciones, creo que se está llegando a un punto en que ya eso no es suficiente con respecto a preservar y velar por los derechos humanos palestinos en los territorios ocupados. Para muestra de esto, algunas de la cosas mencionadas en la entrevista y que por más democracia e instituciones, se están dando. Por ejemplo el maltrato a los niños palestinos por parte del ejército israelí, que simplemente es algo inaceptable.

Hace un tiempo se informó sobre la destrucción de unos paneles solares y también la destrucción de los equipos de una TV palestina y también de… (podría seguir casi ad infinitum). Y yo escucho decir a defensores de Israel que esto y el otro, como excusas para estas barbaridades, y que la ley esto y el otro. El caso es que no se deberían estar dando estos casos.

Ya son casi 35 años de ocupación —y dejémonos de eufemismos con el cuentico del gobierno de Israel que son territorios en disputa—. Efectivamente hay un ejército de ocupación en los territorios palestinos y ejerce esa ocupación —por las razones que fuera—.

Un ejemplo de esto es que Israel —como potencia de ocupación— acaba de negar la entrada a Cisjordania a unos delegados de varios países del Movimiento de No Alineados que se iban a reunir con personeros de la Autoridad Palestina (AP) en Ramalah (sede de la AP en Cisjordania, algo así como la capital). Israel les negó el ingreso a los delegados simplemente porque eran de países que los que no tienen relaciones diplomáticas.

El punto es que actualmente no veo en las autoridades de Israel una voluntad inquebrantable hacia la paz, con los sacrificios dolorosos que esto implica. Voluntad y sacrificio (y cojones también) que SI tenía por ejemplo el ex primer ministro Yitzhak Rabin, quien por cierto fue asesinado en Israel por un extremista de derecha, cuando había enormes posibilidades de realmente llegar a un acuerdo definitivo de paz con los palestinos.

He dicho y sostengo que Jerusalén por lógica y derecho propio debe ser la capital de Israel, ¡pero deben negociarlo! No es anexándose ilegalmente Jerusalén Oriental la forma correcta de hacerlo y que por cierto nadie acepta incluido EE.UU.

Otra situación inaceptable es el tema de los asentamientos en los territorios ocupados. El gobierno de Israel con una gran prepotencia y terquedad continúa con su política expansionista en los territorios ocupados, aprobando, legalizando y expandiendo más asentamientos. Este tema de los asentamientos inequívocamente es actualmente el principal escollo para una vuelta a las negociaciones de paz entre Israel y los Palestinos.

Los Palestinos son un pueblo próspero y trabajador (ver el Ramalah actual, que a pesar de las limitaciones impuestas por la ocupación ha florecido), que al igual que Israel se merece vivir en paz.

No voy a exculpar a los terroristas palestinos y los fundamentalistas y los Hamas y los Hezbolas, y etc… ni mucho menos, ellos también tienen una cuota grande en la desgracia que vive el sufrido pueblo palestino.

Bueno, creo esto se me ha hecho muy extenso. Quiero eso si, terminar siendo conciliador. Quiero y deseo la paz entre Israel y los palestinos (esto lo digo de buena fe, no es un cliché).

Dejo para otra columna lo que yo creo puede ser la solución al conflicto en Oriente Medio (no pretendo un plan de paz ni cosa parecida, pero si dar mi punto de vista, si de algo vale la pena).

EVALÚE ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, promedio: 3,13 de 5)
Cargando…

COMPARTIR:

Revise también

Grandes diferencias

…¿Y usted qué opina? Fernando Berrocal En estos días, en que la crisis se manifiesta …

2 comentarios

  1. Hubo un tiempo en que todos simpatizábamos con Israel; quizá porque todavía duraba el horror del holocausto, y porque todos creíamos que los judíos tenían derecho a su país. Tal vez lo que mas molesta de ahora es que la conducta anti palestina se practique con la venia y aún el fomento de los EEUU. Aunque seguro que también influye el trato sesgado que se da a todo lo que huele a independencia árabe de Occidente, y la bomba iraní es un caso: la tienen los israelis, y esto está muy bien, pero no la puede tener Irán.  La práctica tradicional es que un país que gana una guerra no se convierta en dueño del territorio del país vencido, esclavizando y expulsando a su población. Esa conducta tiene consecuencias inevitables para Israel; y para el mundo. Y está por supuesto el hecho de que en Palestina vivían los árabes desde hace mucho tiempo. Y el hecho de que el odio de los cristianos hacia los  musulmanes no ha terminado; como lo demuestra la no admisión de Turquía en la Unión Europea.

  2. LA TECNOLOGÍA HIZO UNA REVOLUCIÓN QUE EN ISRAEL PARECE QUE NO ENTENDIERON FILOSOFICAMENTE HABLANDO – LA COMUNICACIÓN ES ABIERTA, INMEDIATA Y LIBRE – LA CONCLUSION QUE LLEGUE ES QUE REALMENTE AMBOS PUEBLOS DEBEN HACER UNA REVISION EN SUS TEXTOS DE LECTURA – LA TORAH Y EL CORAN Y SUS DIVERSAS INTERPRETACIONES DEBEN SER REESCRITOS, REESTUDIADOS, ASI COMO TODOS LOS MENSAJES EN LOS MEDIOS DE COMUNICACION, NOVELAS, PELICULAS, ESCUELAS, A LOS NIÑOS EN SHABAT se debe hablar de paz y respeto entre los pueblos – se debe introducir LOS DERECHOS HUMANOS EN TODAS LAS LECTURAS Y MENSAJES ningun pueblo es superior a otro – ninguna religion, civilizacion o raza es superior a otra, por alli deben empezar.

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!