Fiscales de EEUU: el asaltante del Capitolio ‘Chamán Q’ trató de matar a funcionarios electos

El autodenominado ‘Chamán QAnon’, que buscaba el perdón del presidente Donald Trump por asaltar el Capitolio de EEUU, trató de matar a los funcionarios electos durante los disturbios en el edificio y dejó una nota amenazante para el vicepresidente Mike Pence, afirman los fiscales federales.

Ni empezó con Trump, ni terminará con Trump

Jacob Anthony Chansley, conocido como Jake Angeli o el Chamán QAnon, el vecino de Arizona de 33 años que participó en el asedio al Capitolio de EEUU, vestido con un sombrero de piel y cuernos y con la cara pintada de rojo, blanco y azul, fue uno de los rebeldes que conspiraron para capturar a los legisladores dentro del edificio, según el memorando de detención presentado el 14 de enero por la noche.

“Pruebas sólidas, incluidas las propias palabras y acciones de Chansley en el Capitolio, respaldan que la intención de los asaltantes del Capitolio era capturar y asesinar a los funcionarios electos del gobierno de Estados Unidos”, escribieron los fiscales federales sobre el asedio del 6 de enero.

El documento de 18 páginas también alega que Jake Angeli, que permanece detenido en una cárcel federal de la ciudad de Phoenix, dejó una nota para Mike Pence en el estrado del Senado, donde el vicepresidente había estado minutos antes.

“Es solo cuestión de tiempo, la justicia está llegando”, está escrito en este papel, según los fiscales federales.

Cuando a Chansley se le preguntó sobre la nota, se precipitó a acusar a los funcionarios electos actuales y anteriores de ser infiltrados, incluso Pence, el presidente electo Joe Biden, el expresidente Barack Obama y la exsenadora Hillary Clinton, alegando que estos políticos habían participado en varias irregularidades.

“Aunque declaró que su nota no era una amenaza, el gobierno no está de acuerdo”, continuó el documento.

“Chansley actuó de acuerdo con las teorías de conspiración que ha defendido repetidamente al convertirse en uno de los miembros de más alto rango del grupo que atentó contra un procedimiento en el Congreso”, se afirma en el memorando.

A pesar de que para el mundo puede ser una figura novedosa, Angeli cosecha cierta popularidad desde el 2019, cuando comenzó a ser identificado como uno de los seguidores de la teoría conspirativa conocida como QAnon en el estado de Arizona.

Anteriormente, el hombre se negó a alimentarse con comida no orgánica, y su madre explicó que se ponía enfermo al comer alimentos normales. Entonces un juez dictaminó que el Chamán QAnon debe recibir productos orgánicos mientras está tras las rejas en espera del juicio, de acuerdo con su estricta dieta.

Fuente: Sputnik


Revise también

UCR

Sindicatos y autoridades universitarias anuncian lucha contra ley de empleo público

San José, 26 de febrero, 2021 (CPNews).- Durante un encuentro multisectorial, sindicatos de educación y …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.