Final del semestre

COMPARTIR:

Parehara

Oscar B. LLanes Torres

Oscar B. Llanes

El año académico llega a su fin en este año, diciembre y sus peculiaridades, la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), tiene un ambiente de jolgorio, algunos rostros delatan su situación nada optimista, otros no consiguen esconder su alegría, el largo y amplio corredor es una fiesta de convivencia, profesores, administrativos, estudiantes, algunas madres con su natural preocupación su hijo está presentando sus últimos exámenes de la carrera, otros aún jovencito con la esperanza de aún poder ingresar a la Facultad, todos tienen un marco común, no conocen lo extraordinario que es esta etapa de la vida, es la suma de sueños, es proyecto que se espera se materialice, el atuendo es similar en todas las geografías, los cabellos en desaliño, los pantalones ajustados y con la cintura abajo, casi al muslo, la mayoría son espigados, algunos que otros de espectacular sobrepeso, todos tienen en la mirada ojeras de noches mal dormidas, algunos libros bajo el brazo, casi todos tienen los anteojos colgados al pecho, las camisetas con mensajes políticos y algunos muy divertidos por la formidable creatividad, como aquella del “vegano no consume carne pero usa zapatos de cuero, nunca se vio zapatos de repollos”, otras, con mensajes religiosos esperando la ayuda divina, todos son demandantes de una política sobre ecología activa, dinámica e intensa, algunos profesores ya cargados de años, camina lentamente, su atuendo descolorido marca el tiempo de uso, antiguos funcionarios reclamando alguna irregularidad al estudiantado, asimismo, ya se vislumbra el estudiante con vocación política, cualquier espacio es apto para formular sus demandas y convocar a movilizaciones que en esta época reciben muy pocos adeptos, ya está cerca la navidad, el año nuevo y el final de actividades.

Las salas, algunas ocupadas totalmente y un silencio que da miedo, algunos fiscales de evaluaciones escritas caminan lentamente por los pasillos, solicita cada momento evitar conversaciones y algunos más atrevidos intentan consultar materiales prohibidos y si fue descubierta la intención asume una postura de asombro y timidez inmediata, sabe que las consecuencias serán muy severas y la apertura del sumario no le será favorable, se tiene por sabido y muy conocido. La cafetería está repleta, todos muy ansiosos, en el jardín muy lindo, amplio, repleto de arboles y exuberante verde, los enamorados se prometen amor eterno, que sabemos terminarán en breve tiempo y ese será los amores de Facultad, algunos llegan al altar y forman familia, alegra a los profesores encontrarlos en el futuro unidos y con éxito en la vida profesional.

El día se va consumiendo en un estrés alucinante, se los ve desgastados al máximo, su andar es naturalmente rítmico, habla o canta solo, vive su fantasía y sus promesas, las necesidades que superar, el largo camino y barreras que enfrentar, los proyectos y las ambiciones naturales, es un adulto joven en la plenitud y algunos en final de carrera estudiantil ahora se avecina otra realidad y se debe entender, comprender, superar y realizar o marginar.

Diciembre por todas otras razones es incomparable, ella trae esperanza, entierra sueños, descubre oportunidades, se conocerá nuevas gente, se ofrecerá un cambio en la vida personal, social, laboral, es la hora de cerrar las cuentas e iniciar una nueva etapa en el marco de la propia existencia.

LAMBARE, PARAGUAY

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Diplomático (J), Profesor Universitario Paraguayo y Analista Internacional.

Parehara es una palabra en Guaraní, lengua oficial en Paraguay junto al español, que significa mensajero


COMPARTIR:

Revise también

Enrique Obregón

Oscar, amigo, conversemos

Enrique Obregón V. Me refiero al artículo publicado por Oscar Arias el 18 de julio …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!