Feliz año judío 5781

Vía costarricense

Johnny Soto Zúñiga

Johnny Soto

Los judíos están celebrando el Rosh Hashaná, el nuevo año 5781, el Shavua Tov y Shalom para orar a Dios El Eterno y Creador Universal, este nuevo año nos traiga salud, bendiciones, abundancia, alegría y regocijo. Durante el viernes 18, sábado 19 y domingo 20 de septiembre, el pueblo judío y sus seguidores celebran el nuevo año, significa “cabeza del año” y se refiere a la creación del primer ser humano sobre el planeta Tierra. En varias ciudades del mundo siguiendo la tradición se escuchará el sonido del shofar (instrumento musical hecho del cuerno de un animal, por lo general el carnero); este año los festejos son diferentes por la crisis sanitaria producto de la “pandemia del covid-19”. Todo va a hacer diferente para escuchar el sonido con horas programadas en las ciudades, por medio de equipos de sonido públicos y también de manera virtual por las redes sociales.

El significado de Rosch Hashaná “es el Día del Juicio. Normalmente la gente dice: “Feliz Año Nuevo, pero nosotros nos saludamos diciendo “Leshaná Tová Tikatev Vetejatem”. Significa: “Para un buen año, sean inscriptos y sellados”, explica el rabino Tzvi Grunblatt. Por otra parte Yosi Baumgarten, el Rabino del Gran Templo Paso expresa: “Le pedimos a Dios que renueve su confianza, sus votos en la humanidad, en el planeta tierra y en nosotros; que nos perdone y nos una; que podamos tener respeto, que podamos priorizar los valores, priorizándonos a nosotros, y coronarlo a él como nuestro Rey para nos de un año dulce, un año bueno, un año en lo que hagamos y claro, que tengamos éxito y mucha salud; que nos proteja a todos y que todos los enfermos tengan curación.” (Fuente: Sociedad, Infobae)

Es fundamental expresar que la Torá (La Biblia) narra que Dios creó el mundo en 6 días y descansó al siguiente; siendo el sexto día que creó al primer hombre; el nacimiento de Adán y Eva. Se llama el inicio del primer día del año o “cabeza” porque esta comanda al resto del cuerpo; y así será como este día predestinan los hechos que ocurrirán durante el año. También tiene referencia al primer mes (Tishrei) y el fin del último mes del año (Elul) porque en el texto de la Biblia, es el mes de Nisán, en conmemoración de la salida de los hebreos de la esclavitud en Egipto (Libro del Éxodo en el Antiguo Testamento Bíblico o Torá); también se extiende hasta el inicio de Yom Kippur, el Día del Perdón, el 27 de septiembre; siendo estas dos celebraciones de las más importantes del calendario judío. Son momentos de plegaria, reflexión y sensibilidad especiales augurando un nuevo año dulce.

Es importante conocer que cuando nos adentramos en conocer las características propias del judaísmo, nos dirigimos a los textos y experiencias, a la palabra escrita, así como la realidad que de manera directa es percibida. Para comprender esta realidad va concatenada como un sistema de pensamiento, de práctica y de gente, profundizar con los escritos judíos sobre Dios, la Torá e Israel. Además de texto es espíritu; es decir el principio teológico, el mayor bien de la vida humana, apegarse o fundirse con Dios; se realiza sabiendo que Dios está frente a ti ahora mismo y está dentro de ti, porque somos su creación y chispa del Eterno. Para conmemorar este nuevo año judío de 5781 traemos el mandamiento de la oración fundamental del Shema: “Escucha, Israel, YHVH es nuestro Dios, YHVH es Uno”.

“La comprensión común del Shema es que hay un solo Dios, o tal vez que Dios es “Uno” en el sentido filosófico. Pero la comprensión no-dual ha sido transmitida por estas palabras atribuidas a Baal Shem Tov: Cuando decimos “el Señor es Uno”, queremos decir que nada aparte de Dios existe en todo el universo”. Asimismo, en el comentario jasídico clásico de Sfat Emet (1847-1905), se nos dice: “El significado de “YHVH es Uno” no es que Él es el único Dios, negando a otros dioses, sino (…) que no hay otro ser que Él, aunque parezca que las cosas son de otra manera a la mayoría de la gente”. Es decir, el Shema nos está diciendo que sólo hay un Dios. “El uno numérico nunca puede ser usado, Dios no lo quiera, en referencia a Dios”.

Finalmente, en el Génesis 28:16, después de su sueño Jacob dice: “Dios estaba en este lugar, y yo no lo sabía”. Dios ya está aquí; lo único que falta es nuestro recuerdo. El Deuteronomio 4:39 repite: “Conoce este día, y pon sobre tu corazón que YHVH es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra; no hay nada más. Celebremos el Libro de la Vida y este nuevo año 5781 orando siempre hacia Dios El Altísimo y Eterno, que nos proteja y llene de bendiciones. (Fuente: Todo Es Dios. Jay Michaelson)

1
0

Revise también

Carlos Manuel Echeverría

Ganar -ganar y la capacidad de soñar

Progresemos Carlos Manuel Echeverría E. Estamos en una situación respecto a las finanzas públicas cuyos …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.