Falta tela que cortar

Notas al tema

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Guillermo E. Zúñiga

Hizo bien el presidente electo Carlos Alvarado en salir al paso y con claridad decir que la propuesta fiscal que está viendo la Asamblea, el proyecto 20.580 “Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, es insuficiente. Y lo es, en un doble sentido.

Por una parte, están los temas puramente numéricos. Lo que este proyecto produce, entre recortes y nuevos ingresos, llega al 2% del PIB; esto es como unos ¢660.000 millones de colones. La fuente es el Ministerio de Hacienda, citado por DIARIO EXTRA, el miércoles 11 de abril. (pág. 7).

El año pasado el déficit financiero fue de cerca de ¢2 millones de millones (6,1% del PIB). El déficit primario fue como ¢1 millón de millones (3% del PIB). La diferencia entre ellos, es que el resultado financiero incluye el pago de los intereses. Esto nos dice, que el año pasado el pago de intereses se comió 3% del PIB. Es mucha plata.

La proyección que se tiene para este año 2018 es que el déficit financiero, de no hacerse nada, llegaría a 7% del PIB. Con ¢660.000 millones que da este proyecto, los números no alcanzan. Con el resultado esperado para este 2018, sin la menor duda, hay mucho trecho por caminar, pues se va a requerir un esfuerzo, entre más recortes de gastos y mayores impuestos, de alrededor del 3,5% del PIB y en la de menos del 4% del PIB.

Esto no se puede hacer a la carrera, requiere de mucha negociación. En el papel, es cuestión de sumar o restar. En la vida real, cada cifra impacta directamente a las personas. Y es una negociación delicada, necesaria e impostergable.

En esas “sumas y restas”, para decirlo de alguna forma, hay que tomar en cuenta un horizonte de tiempo. Hablar de ajustes del 3% del PIB o más, tiene efectos enormes en la economía, por lo que debe dosificarse. Se requiere acordar los montos de ingresos nuevos, los recortes de gastos adicionales, los mecanismos para llegar a esos valores y la línea de tiempo para ir aplicando los ajustes que se pacten. El compromiso que se asuma, se cumple por medio de la ley que surja. La negociación de este acuerdo fiscal, será la base del nuevo pacto social.

Nunca he sido partidario de darle un trámite de vía rápida, por medio del 208-bis como se le llama, a las reformas hacendarias. Lo que se juega es muy delicado para “correr”. Además, la historia reciente nos recuerda las fallidas reformas de Abel Pacheco y de Laura Chinchilla. La Sala se las trajo abajo por asuntos de procedimiento. Estas “vías rápidas” siempre son riesgosas.

POR OTRO LADO, este proyecto es insuficiente en los contenidos. Decía arriba sobre la necesidad de acordar el reparto de las cargas entre todos los grupos sociales, y desde luego, hacer que el impacto en los grupos más pobres sea lo menos doloroso posible. Entonces, temas como la renta global empresarial debe venir a la mesa. Esta haría más progresivo el pago del impuesto sobre la renta. Ni siquiera incluiría la renta mundial, aunque esa “estuvo aceptada” en el acuerdo nacional de meses atrás. ¿Tiene sentido replantearse el IVA más alto con devolución a los estratos más bajos? Lo mínimo sería repasar los estudios y considerarlos. La progresividad del sistema tributario es una necesidad. Estas son cosas muy sensibles, que requieren tiempo para cocinarse.

Y el otro aspecto que debe venir de la mano junto al pacto fiscal, es medir la forma en que estos ajustes impactan a la actividad productiva nacional. No se puede matar la gallina de los huevos de oro. Por el contrario, es una buena oportunidad para impulsar un proceso donde a cambio de los nuevos impuestos que se les va a pedir a las empresas, el gobierno debe hacer compromisos para mejorar la competitividad sistémica.

CONCLUYO. Es muy meritorio el esfuerzo que están haciendo el Gobierno y la Asamblea. Entiendo la urgencia de dar señales y facilitarle espacios al nuevo Gobierno, y de ahí el acuerdo legislativo del 208-bis. Pero lo que está en juego es tan estratégico, que manejarlo a las carreras puede resultar contraproducente.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.