Experto alemán: motivos de apoyo a AfD son iguales en este y oeste

Por Petra Kaminsky (dpa)

Berlín, 23 ago (dpa) – Cierto bienestar adquirido recientemente puede generar miedos a pérdidas muy intensas, señala Matthias Jung, experto en investigación electoral, en entrevista con la agencia dpa.

El domingo 1 de septiembre se votarán autoridades regionales en los estados federados alemanes de Sajonia y Brandeburgo, que formaron parte de la extinta República Democrática Alemana, y estos temores pueden ser decisivos a la hora de elegir y optar por el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

En general, recalca Jung, los motivos de los electores para inclinarse por la ultraderecha son similares en el oeste y en el este del país, región que estuvo bajo el régimen comunista hasta la caída del Muro de Berlín hace casi 30 años.

Jung analiza la situación en entrevista con dpa.

dpa: Se pronostica un gran avance de la AfD en las próximas elecciones en el este de Alemania. ¿Se trata de un fenómeno muy marcado del este alemán? ¿Qué dicen sus datos?

Jung: En principio no hay diferencias básicas entre los seguidores de la AfD en el este y el oeste. Pero en el este se dan más las condiciones para acercarse a la AfD que en el oeste.

dpa: ¿Qué significa esto en concreto?

Jung: En primer lugar, hay que tener en cuenta las diferencias en cuanto a la posición económica. Las personas que consulté en el oeste tuvieron mucho más tiempo para ahorrar dinero, en especial también sumas pequeñas, que las que viven en el este. Y precisamente un modesto bienestar adquirido hace poco puede generar temores muy fuertes de volver a perderlo. En el oeste la población tuvo décadas de ventaja para desarrollar posturas tolerantes en cuanto a la democracia. Y en especial en lo que respecta a los extranjeros, los votantes del oeste están acostumbrados desde hace décadas a convivir con un gran número de ellos. Esto es diferente en el este. Por ende, los motivos para votar a la AfD son similares en el este y el oeste, pero en el este aparecen con mayor frecuencia.

dpa: Entonces, ¿no hay casi motivos diferentes en el este y el oeste, sino más bien diferencias en cuanto al tamaño de los grupos?

Jung: Hay una diferencia central entre el este y el oeste en este sentido. En el este, la AfD también sirve como plataforma de articulación para quienes sienten que la reunificación alemana no les trajo lo que esperaban. En cierto momento, la AfD ocupó esta función que antes era cubierta en gran parte por el partido La Izquierda.

dpa: ¿Por qué la gente se decide por la AfD?

Jung: El electorado de la AfD presenta una motivación heterogénea. Por un lado, está el grupo que comparte ideologías de extrema derecha. Ahí juegan un papel relevante quienes se consideran en desventaja en cuanto a bienestar económico tras la reunificación. En vista de un país que tiene una floreciente economía desde hace tiempo, esto no significa que estas personas se vean amenazadas de forma directa por el desempleo. A ellas se suman quienes tienen problemas con la modernidad de nuestros procesos de cambio, por ejemplo con la digitalización, los desafíos de la competencia global en el trabajo y las tendencias liberales, entre ellas la igualdad del matrimonio homosexual. Otro motivo es la aversión ante todo lo que no es común, lo que es nuevo o desconocido. Ahí no influye si en las regiones hay un alto o bajo porcentaje de extranjeros.

dpa: El rechazo a menudo tiene como destinatarias a personas que están al borde de la sociedad, pero también hay aversión contra los poderosos…

Jung: Sí, y en muchos casos a eso se le suma un rechazo general al sistema, unido a un cuestionamiento de todas las élites y autoridades. En cuanto a comunicación, estas capas del electorado están marcadas en gran parte por teorías conspirativas y conocimientos superficiales, que generan en parte una realidad alternativa. Es muy difícil llegar a estas personas usando argumentos.

dpa: ¿Cuáles son los partidos que pierden votantes porque eligen a la AfD?

Jung: En especial en el este de Alemania se nota que el ascenso de la AfD no tuvo lugar solo en desmedro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), sino que captó votantes de todos los demás partidos del escenario político, pero en especial de La Izquierda, que antes lograba aglutinar a los disconformes como partido de protesta. Además, la AfD también pudo movilizar estratos que se interesaban poco por la política y que en el pasado no acudían a las urnas porque estas elecciones les parecían poco importantes.

DATOS PERSONALES: Matthias Jung es director del Grupo de Investigación Elecciones con sede en Mannheim. El licenciado en economía de 62 años y su equipo analizan desde hace décadas el comportamiento electoral de los ciudadanos en Alemania. El instituto asesora los programas sobre comicios de la cadena de televisión ZDF.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.