Eurobonos…

…¿Y usted qué opina?

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

El tema más importante en la agenda de la Asamblea Legislativa es la aprobación que pide el Gobierno de la República para colocar $6.000 millones en Eurobonos. Es un tema esencial para resolver la crisis fiscal y entrarle a la inmensa deuda pública de Costa Rica. Es un tema país y así debe analizarse.

Hay consenso en cambiar deuda cara por deuda más barata. El debate es si la autorización legislativa, que es imprescindible por ley, se otorga por la totalidad de la cifra y de una sola vez, o si se hace en tractos anuales de $1.500 millones, para ir pagando progresivamente los vencimientos. La primera opción es la del gobierno. La segunda es la tesis de la oposición. Ahí está la controversia.

El ministro de Hacienda ofrece un plan de austeridad en el gasto público. La oposición exige que ese plan sea más detallado y explícito, a efectos de que se pueda ir evaluando los resultados en la medida que se cancelan los tractos. En el fondo es un asunto de metodología y procedimientos, en que cada parte aspira a unas reglas específicas sobre la colocación de los Eurobonos.

El Gobierno, lógicamente, quiere tener más flexibilidad en el manejo del tema y, por ahí, tener más libertad de maniobra para hacer obra pública y ajustes en el presupuesto. La oposición, por su parte, quiere tener capacidad efectiva de control, para ir midiendo si se cumple o no con la prometida austeridad en el gasto público y la regla fiscal pactada con el Fondo Monetario Internacional.

A como están las relaciones entre el Poder Ejecutivo y la Asamblea hoy el número de Diputados, en uno y otro bando, a menos que suceda algo trascendental y sorpresivo, el pulso lo debería ganar la oposición y su tesis de “ir paso a paso y sin prisa”. Esas son las reglas frías del poder político.

Como complemento, sería de un gran valor generar una negociación interna entre el Ministerio de Hacienda y las instituciones públicas tenedoras de bonos, para condonar una parte de esa deuda, renegociar otra, ampliar plazos y bajar los intereses del enorme monto acumulado y disminuir así la presión existente. En palabras sencillas, como bien lo han dicho juristas, economistas y la ANEP, reestructurar con patriotismo, autoridad e inteligencia la deuda de una bolsa con la otra bolsa del mismo pantalón. Esa deuda interna, como se sabe, es por mucho la mayoritaria y es entre el mismo Estado Costarricense.

El fundamento constitucional de esa vía es que el Estado es uno y centralizado, aunque existan las autonomías funcionales y administrativas. La tesis es válida y significa desandar amplios caminos de facilismo y exceso en el gasto de anteriores Administraciones y poner orden y equilibrio en las relaciones entre el Gobierno Central, poderosas instituciones públicas y los bancos estatales. Una forma, a la vez, de iniciar una necesaria Reforma del Estado Costarricense.

Revise también

ips

Irán: Las protestas por la imposición del hiyab suscitan llamadas feministas a la acción en todo el mundo árabe

Balsam Mustafa, University of Warwick Las autoridades iraníes están reprimiendo las protestas que estallaron tras …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.