Este aguinaldo…

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Me alegra muchísimo que el Poder Ejecutivo pagará el aguinaldo, a principios del mes de diciembre. Esta es una buena noticia, en medio de la incertidumbre.

No sé qué química o matemáticas hicieron, pero los fondos están y se pagará.

Me alegra por quienes recibirán esa justa conquista social y me alegra aún más por Costa Rica. Si el gobierno no pagaba el aguinaldo, ahí sí el país se habría precipitado en una crisis social y política de proporciones impredecibles.

Muchos pensarán, entonces, que todo lo de la crisis es mentira. No es así. La crisis es real y los números e informes, son correctos. Esa es la verdad real, aunque el gobierno no haya tenido la capacidad de explicarlo a la ciudadanía.

Lo que sucede es que la crisis la están viviendo y padeciendo los sectores de menos ingresos y más vulnerables, los jóvenes sin empleo y cerca de dos millones de compatriotas en pobreza. La crisis la está sufriendo la economía del país y estructuralmente, en lo fiscal, el Estado Costarricense, pero no la sienten los que tienen trabajo en el sector privado, muchos profesionales liberales y tampoco los 320.000 funcionarios públicos que, cada quincena, reciben su salario, pase lo que pase, llueve o truene o salga o no salga el sol.

Pero si el Poder Ejecutivo no hubiera podido pagar el aguinaldo, a principios de diciembre y a pocos días de la Navidad, 320.000 funcionarios públicos sí hubieran sentido por primera vez la crisis y, no lo dudo, se habrían tirado a las calles a protestar y a exigir su legítimo derecho al aguinaldo. Así habría sido.

Solo muchos trabajadores privados sentirán una disminución en su aguinaldo.

El aguinaldo es una conquista de la social democracia. Don Pepe Figueres en el sector público y después Luis Alberto Monge para todos los trabajadores. Costó sudor y lágrimas, incomprensiones y campañas de difamación contra esos dos visionarios líderes que tenía como meta de sus luchas “el bienestar del mayor número”. Su lucha sin fin fue por una Costa Rica de oportunidades y bienestar para todos sus hijos, en democracia, libertad y con justicia social.

Celebremos el aguinaldo, pero en esta aparente calma navideña, aunque soy un firme partidario del diálogo multisectorial, sí afirmo que me preocupan los resultados concretos de este asambleísmo democrático y más cuando oigo que, en uno de los foros establecidos hay cientos de recomendaciones y en el otro están pegados en lo importante y prioritario, cuando urgen 5 o 6 soluciones concretas y la situación fiscal está ardiendo. Pareciera un ejercicio democrático y dialéctico para el mediano y largo plazo y no para lo inmediato.

La única estrategia de este gobierno PAC ha sido encontrar oxígeno, tirar la bola para adelante y que sea, entonces, el futuro gobierno el que enfrente y haga las reformas estructurales de fondo que urgentemente necesita el país.
Estamos jugando con el futuro. Es hora de aterrizar en la realidad del país.

0
0

Revise también

Equidistancia

“Equidistancia”

Freddy Miranda Castro Recientemente escribí unas opiniones críticas sobre Trump y al final de éstas …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.