¿Estamos tocando fondo?

Desde La Mina

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro@costarricense.cr

Mauricio Castro

He estado reflexionando en mi casa en La Mina, en Santa Ana, sobre una conversación que tuve hace algunos años con un dirigente político guatemalteco -al tenor de algunos hechos que me han contado unos amigos- en la que me dijo: “mirá vos, cuando la gente pierde confianza en las instituciones estamos jodidos, y la señal más importante de estar jodidos es cuando la gente no confía en la policía ni en la Corte…”

Estos son los hechos que le sucedieron algunos amigos con la policía que me han puesto a pensar, seguramente usted conoce más de estas situaciones y quizás de algunas con la Corte:

-un choque y el retiro del pasaporte

Yo soy un firme de defensor de la policía de tránsito porque en mis años mozos tuve mucho que ver con la PT, los apoyaba desde el punto de vista de ingeniería, por eso cuando alguien dice que piden mordidas me duele y no lo acepto, pero….

Un colega extranjero que vino con su familia a vivir aquí me contó que su esposa, que no habla español, chocó (sin heridos ni daños mayores), llegó la policía de tránsito, le decomisó el carro (con ella y chiquitos adentro), la placa del carro, la licencia y el pasaporte, y ella desesperada y sin saber que hacer le pagó los $250 que el policía le pidió, luego del pago, este le hizo el parte de choque respectivo y le devolvió el carro, la placa y el pasaporte…

-una fiesta y llegada de la policía

Me contó un amigo que cerca de su casa hay un vecino que hace fiestas electrónicas altamente ruidosas y que duran hasta las 8 de la mañana del siguiente día, pero un día fue demasiado, mi amigo llamo a la policía pese a las advertencias de los otros vecinos que la policía no haría nada porque ya había sido “contactada…” por el vecino fiestero, ciertamente la policía acudió al llamado, él vio cuando la patrulla llegó y dio la vuelta, sin hacer ni decir nada, a unos quinientos metros de la casa donde se celebraba la fiesta, el resto de los vecinos solo le dijeron: “te lo dijimos…”

-tráfico de drogas

Un amigo me contó que mientras pescaba vio dos lanchas a toda velocidad, una cerca de la costa y otra más o menos a 2 km mar adentro, también vio una avioneta del Gobierno sobrevolando la zona, dice que comentó lo que veían con el capitán y el marinero de la lancha en la que estaba (ambos locales), y los dos le dijeron: “va a ver, no los agarran, dirán que el avión tuvo un problema y que las lanchas de la policía tuvieron un desperfecto mecánico…”
Unas cuatro horas después del “avistamiento” dice mi amigo que un avión color gris del “US Coast Guard”, de esos llenos de radares y de equipos de comunicación, empezó a dar vueltas sobre la zona, y que luego vio a grupos de policía súper armados en sus carros patrullando por todos lados.

Cuando bajó de la lancha, le preguntó a un guarda privado que cuidaba una propiedad en el mismo vecindario sobre lo que sucedía, y este le dijo: “…los de las lanchas rápidas eran narcos, pero la avioneta del Gobierno tuvo un desperfecto mecánico y las lanchas tuvieron un fallo en sus motores, nos los agarraron, nos pidieron a todos los que estamos por aquí que volemos ojo a ver que vemos…”

Yo quiero seguir confiando en las instituciones de mi país, pero cuando me cuentan cosas como las que relaté empiezo a dudar. Yo prefiero pensar que 3 golondrinas no hacen verano ¿o será que estamos tocando fondo?

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Revise también

nuso

Israel y Palestina: ¿hacia una nueva fase de radicalización?

Susan de Groot Heupner La nueva crisis entre Palestina e Israel está alcanzando graves niveles …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.