Encuesta UNIMER: Buenas noticias para los socialdemócratas

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

La encuesta que publica el periódico La Nación el día de hoy, a pocos días de iniciarse formalmente la campaña electoral el 1 de octubre, bajo el título “Araya sostiene ventaja sin un rival claro”, es una muy buena noticia para los social demócratas y para nuestro Candidato a la Presidencia de la República por el Partido Liberación Nacional (PLN).

Igual a como lo he hecho en otras oportunidades, les recuerdo que presentar el cálculo de porcentajes sobre el 100% del electorado (más de 3 millones de costarricenses con derecho a votar) implica una distorsión de la realidad que se presentará realmente en las urnas electorales. El cálculo correcto en términos de los resultados posibles en las elecciones de febrero del 2014, tiene que hacerse eliminando de ese 100% el más del 32 % de costarricenses con derecho a voto que, a la encuesta, responde en la diciendo que no va a votar. O sea que la votación real será de alrededor de un 65%, por cuanto el abstencionismo cierto andará entre el 32 y el 35%. Ese será el voto válido.

Proyectando los porcentajes reales de votación, o sea el voto válido y cierto que se emitirá, este es el cuadro exacto electoral en el que estamos, según la encuesta de UNIMER, aunque este dato que no la da con claridad en su publicación el periódico La Nación:

1.- Ing. Johnny Araya Monge (PLN)…………48,4 %

2.- Dr. Rodolfo Hernández (PUSC)………… 15,3 %

3.- Lic. Otto Guevara (ML)……………………..13,5 %

4.- Diputado José M. Villalta (FA)……………9,8 %

5.- Lic. Luis Guillermo Solís (PAC)…………..3,9 %

Tres comentarios

1.- En cuanto al PLN y nuestro Candidato a la Presidencia de la República, los datos son coincidentes con otras encuestas, en que el Ing. Johnny Araya Monge, oscila entre el 48% y el 53% de los votos reales y válidos. Estos resultados son impresionantemente positivos, si se toma en cuenta que el PLN no ha gastado un cinco en publicidad. Nuestro candidato es conocido por el 95 % de los costarricenses y el 55 % tiene una opinión positiva sobre él y cree, además, que el PLN y el Ing. Araya Monge ganarán las elecciones.

2.- El PUSC parece haber encontrado su techo máximo y su Candidato el Dr. Hernández, retrocede con respecto a la anterior encuesta de UNIMER, en tanto que Otto Guevara y el ML crecen, después de haber gastado una importante suma en publicidad pagada en televisión y radio, en las últimas semanas. Entre ambos candidatos se neutralizan electoralmente.

3.- La sorpresa, aunque nosotros lo veníamos viendo en mediciones internas, es que el Diputado José M. Villalta crece, al tanto que el PAC se derrumba electoralmente y el Lic. Luis Guillermo Solís apenas puntea en los márgenes de error. Sin embargo, los datos que se publican son tan drásticos que bien haría UNIMER y el periódico La Nación en dar elementos de juicio adicionales, para entender lo que está pasando, a menos que la crisis de identidad del PAC signifique que, a esta fecha, todos los grupos de la izquierda nacional se han pasado al Frente Amplio y que su candidato, el Diputado Villalta, los esté representando mejor en el presente. Esto habría que verlo con más información.

Nota: Hoy mismo en Repretel canal 6 y mañana en La República y Extra, se conocerá la encuesta que para esos medios de prensa, prepara la empresa CID-Gallup. En las próximas horas, en consecuencia, tendremos el cuadro comparativo más claro y definitivo.

Addemdum (25-09-2013

CID-Gallup lo confirmna totalmente: Araya y PLN con gran comienzo (48% de voto decidido)

La encuesta de CID-Gallup para el Grupo Repretel y los periódicos Extra y La República, confirma totalmente el gran comienzo del Ing. Johnny Araya Monge y del PLN, en el proceso electoral que arranca el próximo 1 de octubre y que nos llevará hasta las elecciones del primer domingo de febrero del 2014. Un gran arranque, casi que imparable para la opción social-demócrata.

La intención de voto real para el Ing. Johnny Araya Monge, en ambas encuestas, es de un 48%. En ello coinciden UNIMER y el CID-Gallup.

Esta última encuesta, además, nos ofrece un dato revelador y que nos debe llenar de orgullo liberacionista: el PLN, como partido político, está en el 34% de las preferencias entre los costarricenses. Ahí, entre el 32 y el 35%, hemos estado en los mejores momentos históricos del PLN y arrancar con un 34% es un dato enormemente importante.

¿Por qué? Porque eso quiere decir que el PLN hizo su autocrítica interna y la hizo a profundidad, hasta con fuertes desgarres internos, tanto en su propuesta ideológica y programática, como en el ámbito de sus alternativas políticas y electorales concretas. La crisis de identidad y de confrontación interna, de varios años, fue superada internamente y sin divisiones como partido político, por una propuesta electoral y política que significa un regreso a nuestra inspiración y raíces social-democráticas, pero a la vez con un gran sentido realista y propositivo frente a la magnitud de los nuevos retos nacionales y regionales, en el ámbito de la apertura y la inserción inteligente de Costa Rica a la economía internacional y la globalización.

El resultado es un nuevo Liberación Nacional, bajo el liderazgo del Ing. Johnny Araya Monge que es, a la vez, un liderazgo popular que viene de las profundidades del liberacionismo. En ese liderazgo, todos (as) y sin distinciones, más allá de la confrontación y de las tendencias internas, nos podemos encontrar y dar la mano, en el amplio paraguas de una social democracia moderna reformista y a la altura de los tiempos que vivimos. Eso significa UNIDAD PARTIDARIA.

Don Pepe, al iniciar las campañas políticas, por estas fecha de setiembre, cada cuatro años, indistintamente de quien fuera el Candidato a la Presidencia de la República y por más dura que hubiera sido la lucha interna y por más a favor o en contra que él hubiera estado de algún liderazgo, se presentaba a la Asamblea Nacional del PLN y formulaba una pregunta: ¿Estamos todos? Y el mismo se contestaba; “porque si estamos todos, ganamos las elecciones”.

Ahora, con ese 34 %, podemos decir que no solo estamos todos, sino que han vuelto muchos queridos compañeros que se habían ido y que la Candidatura del Ing. Johnny Araya Monge, se proyecta hacia todas las otras fuerzas políticas y hacia los indecisos, con una propuesta incluyente y de convergencia nacional, para encontrar los Acuerdos Nacionales que urge Costa Rica y que nos permitirán seguir avanzando hacia el bicentenario de nuestra Independencia Nacional, en el 2021, para llegar a ser el primer país desarrollado de América Latina, como es la aspiración legítima de todos los costarricenses.

Una última reflexión: ¡Qué lejos están los otros partidos políticos (especialmente el PAC y el PUSC) de hacer esa autocrítica interna! Los resultados están a la vista, tanto que en la encuesta de UNIMER, como en la de CID-Gallup, los porcentajes que obtienen los candidatos del FA y del ML, en la base de electorado y muy, pero muy lejos del PLN y de su Candidato a la Presidencia de la República, es la otra noticia a destacar de ambas encuestas. Los extremos ideológicos se han fortalecido

Conclusión final: el electorado y el pueblo costarricense, en su inmensa mayoría, siguen estando, inteligente y pragmáticamente, en un centro político progresista y reformista, representado históricamente y aún al día de hoy, por el PLN como partido político y por la social democracia, como tesis ideológica y expresión del ser costarricense. Lo demás son cuentos de domingo y aceleres transitorios hacia posiciones de extrema izquierda o extrema derecha o grupos contestatarios minoritarios, que los hay en todas las sociedades del mundo y Costa Rica no es ninguna excepción. Nuestro pueblo es demasiado inteligente y educado política y cívicamente. No come cuento. La opción es la social-democracia y el reformismo en libertad. Eso es lo que dicen ambas encuestas.


Relacionado:
Compartir:

2 respuestas a Encuesta UNIMER: Buenas noticias para los socialdemócratas

  1. Manuel Damián Arias 24-09-2013 en 3:34 pm

    Me alegran mucho los resulltados que ponen a don Johnny Araya de primero en la intención de voto, según la encuesta de UNIMER para el periódico La Nación.

    Sin embargo, ¡cuidado con echar las campanas al vuelo!

    En un partido supuestamente Socialdemócrata, comprometido con los fundamentos más básicos de la representatividad, debería preocuparnos de gran manera el alto porcentaje de abstencionismo que se perfila para los próximos comicios.

    Un gobierno con menos de la tercera parte de la población que le da el aval en las urnas, ¿es legítimo? Legalmente, la respuesta es sí; no obstante, no sucede lo mismo si se plantea la cuestión desde una perspectiva ética y democrática.

    El tipo que tenía hoy Telenoticias en la mañana, cuyo nombre no recuerdo, para analizar la encuesta dijo algo que, sinceramente y con todo el respeto, yo comparto:

    ¿Cuáles son las ideas, de ruptura o de evolución del status quuo, que defiende el Partido Liberación Nacional?

    No se puede llegar a administrar el caos, porque vamos a seguir en caos dentro de cuatro años y el próximo gobierno terminará tan desprestigiado como el actual.

    Ya estoy cansado de que, desde la acera del frente, me digan que no hay tal retorno a la Socialdemocracia, — como anunció don Johnny –, que vamos a continuar gestionando el desastre para beneficio de unos pocos y que no tenemos proyecto político.

    Yo conocí, por circunstancias de la vida, el innovador proyecto político de don Johnny de hace cuatro años, cuando fue precandidato. Eran ideas Socialdemócratas y de avanzada. No obstante, aún no sé nada del proyecto político actual… Entonces, en mi humilde papel de militante, ¿cómo defender algo que no conozco? Puedo, y lo he hecho, defender la gestión de don Johnny como Alcalde, puedo, además, defender a la Socialdemocracia como ideología y, evidentemente, puedo defender las grandes conquistas históricas del Partido Liberación Nacional; pero… ¿A futuro?

    No me gusta el conformismo, expresado por algunos aquí en la lista, de llegar al 40 por ciento gracias a la fragmentación del voto contrario al PLN y a la abstención. Creo, por el contrario, que a pesar de que somos gobierno,, representamos ahora una alternativa distinta, que puede convencer a muchas personas de las que hoy están indignadas, decepcionadas y descorazonadas con la ingobernabilidad, la corrupción, la pobreza, el deterioro de la clase media, etc.

    Con preocupación, he escuchado a personas decir: es que esto no lo arregla un presidente, sea quien sea. Aquí lo que se necesita es un dictador que ponga en orden este desmadre. El que diga que no ha oído palabras similares, o miente o no sale a la calle.

    ¿Imaginan ustedes el riesgo para nuestra institucionalidad democrática que implica un pensamiento así?

    Yo invito a todas y todos esos compañeros que ya se sienten diputados, ministros, presidentes ejecutivos, embajadores o asesores pagados externamente, a que hagan un alto en el camino… Aquí no importan las ambiciones personales, que son válidas, pero no suficientes.

    Aquí, lo que importa, es la sostenibilidad, a largo plazo, del modelo de Estado social y democrático de derecho, solidario y del bienestar, amparado en una economía social de mercado, que hemos construido en los últimos 70 años y que parece agotado.

    Aquí lo que importa es que la democracia evolucione desde un régimen participativo, burgués y opaco, hacia un modelo más deliberativo, participativo, transparente y abierto, en el cual la ciudadanía pueda, efectivamente, participar en los procesos de toma de decisiones que afectan su calidad de vida, sus oportunidades de movilidad social y sus alternativas de progreso económico ambientalmente respoonsables.

    Aquí lo que importa, en definitiva, es el país que vamos heredarle a nuestras hijas, hijos, nietas y nietos.

    En cuatro años es muy difícil cambiar mucho; sin embargo, el que sueña con las estrellas, está destinado a alcanzar, con mística, dedicación y trabajo, las cumbres de las montañas más altas. Debemos poner el listón muy arriba y, además, sentar las bases de políticas de mediano y de largo plazo que, verdaderamente, puedan definir lo que será Costa Rica dentro de 20, 30 ó 40 años. Ya el caos no puede resolverse con parches, porque amenaza con explotarnos, como sociedad, en la cara.

    Esa amenaza, tal vez algunas y algunos sean tan ciegos como para verla muy lejana; sin embargo, la indignación crece, día con día, y acumula más y más presión. Cuando estalle, ¡Qué Dios nos proteja!

    Éste no pretende, para nada, ser un mensaje negativo o pesimista; por el contrario, es para alertar de la necesidad de que las ideas fluyan, de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, sobre la base conceptual de un discurso lógico y racional, que sea la bandera de nuestro candidato ante quienes lo acusan, — incluso dentro de las filas de Liberación –, de no tener ideas.

    Aquí queda mi humilde reflexión, el que quiera leerla, bienvenido sea, y el que no, desde el principio podía borrarla y si llegó hasta aquí fue por algo, ¿no?

    ¡Vamos a luchar hasta el final! No por un puesto, no para que no pase nada, no para seguir como estamos… ¡Vamos a luchar por Costa Rica!

    Responder
  2. Gerardo Rodriguez 26-09-2013 en 5:37 pm

    El PLN perdió totalmente los principios de la socialdemocracia. Las personas deben ver la manera de gobernar del PLN en los últimos años, yo soy socialdemócrata(y fui del PLN) pero jamas de los nuevos liberacionista que ensucian el nombre de lo que realmente reperesenta el Partido Liberación Nacional

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.