En el radar de la agricultura familiar

Puntos cardinales

Pablo J. Innecken Z.

Pablo J. Innecken

La Década de Agricultura Familiar 2019-2028, proclamada en 2017 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, abre un abanico de oportunidades para promover prácticas agropecuarias sostenibles y brindar un apoyo real a los millones de agricultores familiares de todo el mundo.

Una de las principales metas de la Década, materializada en un robusto Plan de Acción Global, creado de forma participativa y multisectorial con auspicios de la FAO, el FIDA, el Foro Rural Mundial y un cúmulo importante de actores, se cierne en la consecución de sistemas alimentarios sostenibles y resilientes, esto es, el aseguramiento de la producción agroalimentaria que la población mundial requiere, en términos de cantidad, calidad, inocuidad y precio, pero al mismo tiempo, desarrollar prácticas productivas ambientalmente sostenibles y avanzar en la tutela y respeto de los derechos de las y los agricultores familiares.

Según estadísticas de la FAO, cerca del 80% de las exportaciones agropecuarias en América Latina y el Caribe provienen de la agricultura familiar, siendo el modo de vida de 60 millones de personas y el motor más importante en términos de empleo y crecimiento económico en las zonas rurales de la región.

En Costa Rica, principal proponente del decenio y actual presidente del Comité Directivo Internacional para la implementación del mismo, más del 55% de la producción agropecuaria de exportación procede de la acción de los agricultores familiares.

No obstante, la paradoja de que los grandes proveedores de alimentos a nivel mundial forman parte de las poblaciones más vulnerables al cambio climático y con mayores índices de pobreza, menor acceso a servicios básicos y a oportunidades, es una triste realidad.

Es por ello, que el Plan de Acción Global del Decenio, involucra siete pilares fundamentales para el fortalecimiento de la agricultura familiar, entre los que se incluyen, el renuevo generacional que permita atraer a más jóvenes al sector agroalimentario, para asegurar su sostenibilidad; la promoción de la igualdad de género y el liderazgo de las mujeres productoras agropecuarias; el fortalecimiento de las organizaciones internacionales, nacionales y locales de agricultores familiares; el rol de la agricultura familiar como garantía del abastecimiento de bienes y servicios para satisfacer la demanda alimentaria mundial; la inclusión socioeconómica y el bienestar de las comunidades rurales; y la visibilidad del aporte de la agricultura familiar en la consecución de sistemas alimentarios resilientes al cambio climático.

A raíz de esta hoja de ruta de implementación, nuestro país construyó el Plan Nacional de Agricultura Familiar 2020-20303, en donde se define que la agricultura familiar es aquella que emplea entre “entre el 80 y el 100% de la mano de obra ocupada en la unidad productiva es aportada por la familia; asimismo, la familia deriva la mayor parte de sus ingresos a partir de la comercialización de los productos generados en los sistemas productivos”. Pero, además, analiza el marco legal y de políticas vinculado con la agricultura familiar en Costa Rica, las políticas y estrategias del sector agropecuario, pesquero y rural del país, y establece una ruta con metas establecidas en términos de estrategias sociales, ambientales, de aporte cultural de los agricultores familiares, de acceso a la salud y de igualdad de género.

La bondad del plan, más allá de fungir como un diagnóstico actualizado del estado de la producción agroalimentaria en el país, es que ha sido construido gracias al valioso aporte de la Red Costarricense de Agricultura Familiar (REDCAF).

La REDCAF, es actualmente un activo equipo intersectorial, participativo e interdisciplinario de actores que incluyen, organizaciones nacionales y locales de productores, representantes de organismos internacionales como la FAO, gubernamentales como el MAG y la Cancillería; y que buscan operacionalizar el plan de acción nacional, visibilizar la labor del sector agropecuario, pesquero y acuícola costarricense, y favorecer el desarrollo socioeconómica.

Hace poco, tuve la oportunidad de participar en una reunión de esta Red y pude conocer las estrategias que se están realizando en términos de visibilidad, proyectos concretos para implementar el decenio y, sobre todo, la conjunción de diferentes actores con conocimiento especializado en la producción agroalimentaria y, por ende, con certeza del rol fundamental de la agricultura familiar en la seguridad alimentaria y la nutrición.

En medio de la pandemia, el hecho de que las ferias del agricultor del país, tuvieran un protocolo sanitario y no se hayan suspendido aún en los peores momentos, coadyuvó a evitar el desabastecimiento de productos agropecuarios y colaboró con la manutención socioeconómica de miles de familias agricultoras costarricenses.

No obstante, y a pesar estas bondades, el sector agro sigue sufriendo fuertemente de la brecha social, de la falta de oportunidades, de acceso a mercados, de oportunidades de crédito real, y todo ello, exacerbando el éxodo rural y disminuyendo posibilidades del relevo generacional necesario para hacer frente a la demanda alimentaria futura de la población.

Desde esta óptica y en un contexto de elecciones presidenciales en el país, es imperativo que quienes nos vayan a gobernar, vean las bondades de la agricultura familiar e involucren en su agenda estrategias concretas en voluntad política, para mejorar las condiciones de vida, la inclusión en la formulación de política pública y la creación de oportunidades equitativas, para quienes ponen diariamente el alimento en nuestras mesas.

Revalorizar el abastecimiento agroalimentario, es quizá una de las grandes enseñanzas del COVID-19, la Década de Agricultura Familiar, brinda un espacio propicio para potenciar iniciativas que mejoren el desarrollo social, económico y ambiental, grandes pilares que conforman esa gran aspiración a la que llamamos: desarrollo sostenible.

Internacionalista y Máster en diplomacia

Revise también

Politika

Hipócritas… sois como sepulcros blanqueados

Por Luis Casado* La bestia herida suele ser más peligrosa aun… Los EEUU, conscientes de …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.