“Emilia Grattoni Gómez”

Oscar B. LLanes Torres

Oscar B. Llanes

Nos recibe Rio de Janeiro- Brasil, en la época capital de la República Federativa del Brasil, centro cultural y político, comentarios ligeros de la futura y arrojada capital del Brasil, Brasilia – Distrito Federal, ambiente de inquietud generalizada con el nuevo gobierno que lideraba Janio Quadros, de postura y figura nada dentro de los límites de la normalidad, jóvenes de la primera misión en el exterior acompañando al nuevo Embajador Doctor RAUL PEÑA, hombre de sólida formación académica y profesional, político de notable trayectoria, tres jóvenes auxiliares llegando a la deslumbrante ciudad, corría el día 21 de mayo de 1961, excitados y curiosos viendo por primera vez el mar y su imponente rugido golpeando los muros de la playa de Botafogo, pasamos el túnel denominado en la época “túnel Novo”, ingresamos al inquieto barrio de Copacabana, sitio que nos albergaría por muchos años, al día siguiente nos presentamos en el que sería nuestro local de trabajo y sueños compartidos, sería escenario de muchas y novedosas experiencias en la vida profesional, en la vida afectiva, logros y realizaciones personales y familiares, éramos de la nueva generación de funcionarios de carrera, ávidos de conquistar espacios y elevarnos en la movilidad social, superando los naturales obstáculos de una carrera que iniciamos con la conciencia plena de las dificultades que encontraríamos.

El tiempo siguió su curso, cada uno eligiendo su camino conforme al buen entender de cada quien, este servidor aprovechó para ingresar en la Facultad Nacional de Derecho de la Universidad del Brasil, el otro optó por cursos que consideraba más útil y de mejores perspectivas, sin saber que en ese curso encontraría a una joven y elegante viuda, de nacionalidad argentina, mujer interesante, llena de valor y decidida, tres hijos Francisco, Fredy y Tania tempranamente fallecida, al mismo instante se intercambió empatía, después de las clases tomaban algún refrigerio, su fallecido marido era un próspero odontólogo, a quien conociera en el exilio en Buenos Aires, era adversario ideológico de Getulio Vargas, se casaron, volvieron después de la muerte de Vargas, instaló su clínica en el barrio de Leme, y ella se encargará de manejar en su viudez, con éxito y manteniendo el prestigio de la clínica, después de muchos años decidiera comenzar y terminar la carrera de odontología, la promoción lleva su nombre, en edad avanzada, ya con sus hijos crecidos y profesionales instalados con mucho éxito en Florianópolis, y que motivó este material, pues, su hijo Francisco, destacado y exitoso empresario asume la paternidad de una plaza céntrica de la ciudad capital del Estado, frente al mar, como la recordada Emilia amaba, denominando la plaza regiamente cuidada y adornada como Doctora EMILIA GRATTONI GOMEZ, perpetuando así la gratitud al esfuerzo de su madre quien levantó a la familia, crió sus hijos, les dió amor por doquier, los amigos hoy le rendimos en este espacio la gratitud de nuestras familias, quien la conoció y disfrutó de su generosidad, jovialidad permanente, alegre y de buen humor, así la quisimos, una amiga que vivirá en nuestras memorias por siempre, la recordaremos como amiga de tiempo completo, queda aquí testimonio para los que no saben quién fue la valiosa e incomparable EMILIA GRATTONI GOMEZ.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Diplomático (J) y Profesor Universitario Paraguayo.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.