El nuevo Gobierno de la República

…Y usted ¿qué opina?

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

Don Pepe Figueres, con mucho la figura central en la construcción de la Costa Rica del presente, decía que “siempre hay que meterle el hombro al gobierno”.

La razón es muy sencilla: si al gobierno le va bien, al país y a todos nos irá bien.

Esa lógica simple y positiva debe prevalecer en este momento en que se inicia el nuevo gobierno de don Carlos Alvarado.

Del que terminó mejor ni hablar. En ese gobierno se mintió y manipuló hasta el cinismo y la farsa la gestión pública. El juicio de la historia será muy duro.

En este nuevo inicio, el ánimo nacional mayoritario es de convergencia y unión nacional para encontrar junto al gobierno y entre todos los partidos políticos, los sectores organizados de la sociedad civil y la prensa, las soluciones integrales y sostenibles a los graves problemas que hereda nuestra sociedad, en prácticamente todos los campos de acción y de gobierno.

Contribuye positivamente a este ánimo de colaboración y de búsqueda de convergencias y soluciones conjuntas, la actitud inteligente del presidente de la República y su esfuerzo por conformar un gobierno de Unión Nacional.

También la actitud del Partido Liberación Nacional y de Restauración que, desde la oposición, han establecido reglas claras para el juego político y han expresado disposición de colaborar con una agenda de leyes y reformas que la Casa Presidencial presentará a la Asamblea Legislativa, en donde juntos, pero no revueltos, sumados sus Diputados (as) tienen mayoría parlamentaria.

Por mi formación y forma de ser, creo en resultados y no en promesas. En los últimos años, demasiadas palabras se han transformado en letra muerta en la Casa Presidencial. Todos sinceramente deseamos que, esta vez, no sea así.

En la entrevista con la periodista Christiane Amampour, en CNN internacional, el presidente Alvarado supo asumir y proyectar lo que somos y lo mucho que representa la democracia costarricense y nuestra vida en libertad y sin ejército. Nuestro país vale mucho en América Latina y en el mundo actual.

El gobierno de Unión Nacional entre el PAC, el PUSC y el FA es una mezcla de posiciones ideológicas distintas y de personalidades definidas y muy fuertes, así como de agendas diferenciadas, pero sin duda es un equipo de gobierno de alto nivel que el propio presidente tendrá que armonizar y coordinar, inteligente y enérgicamente, todos los días, para mantener un rumbo común y alcanzar así el éxito de su administración. En ese punto está la clave de todo.

De otra forma, a medida que se avance y cuando pase la luna de miel, la gobernabilidad se le puede complicar a la Casa Presidencial, sobre todo si algunos de sus principales ministros (as) mantienen en mente sus declaradas aspiraciones políticas para las elecciones del 2022. ¡Cuidado con esas ambiciones prematuras!

Ojalá el Gobierno del Bicentenario colme con creces las justificadas y legítimas expectativas de superar, en los hechos y resultados, a los últimos gobiernos.

En esta columna de opinión compartimos esos deseos y deseamos éxito al presidente Carlos Alvarado.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.