El meteorito de Aguas Zarcas seduce por su alto valor científico

COMPARTIR:
UCR
En total fueron recuperados 27 kilos de fragmentos del meteorito por los vecinos de Aguas Zarcas, en el cantón de San Carlos. Cortesía de Paulo Ruiz Cubillo

San José, 07 sep 2020 (CPNews).- Recientemente se han dado a conocer algunos hechos que apuntan a que el llamado meteorito de aguas zarcas, una condrita carbonácea, es poco común y puede brindar información trascendental para seguirle el rastro a la evolución de la vida en nuestro sistema solar, desde estadios tempranos de su formación.

A poco más de un año de su caída en suelo nacional, el meteorito ha cobrado relevancia tanto fuera como dentro del país, debido precisamente a las nuevas revelaciones científicas dadas a conocer en revistas internacionales sobre meteorítica.

Voceros de la Universidsad de Costa Rica advirtieron que la gran novedad estriba en que los fragmentos del meteorito caídos en casas, pastizales, potreros y caminos en el cantón de San Carlos, son ricos en carbono. La presencia de elementos orgánicos lo diferencia de la gran mayoría de meteoritos, constituidos por piedra o metales.

El meteorito de Aguas Zarcas es un remanente del sistema solar en su etapa inicial, indican los expertos. Está compuesto por moléculas orgánicas, como los aminoácidos, que son la base de las proteínas y desempeñan un papel clave en casi todos los procesos biológicos.

Sin duda, este hallazgo abrirá nuevas ventanas de investigación y arrojará datos inéditos en las próximas décadas sobre cómo se formó el sistema solar y sobre el origen de la vida en la Tierra.

Como lo explica la revista Sciense Magazine en un artículo semanas atrás, estos componentes orgánicos extraterrestres “ilustran cómo las reacciones químicas en el espacio dan lugar a precursores complejos para la vida; algunos científicos incluso creen que rocas como Aguas Zarcas dieron un empujón a la vida cuando se estrellaron contra una Tierra árida hace 4500 millones de años”.

Las teorías sugieren que la Tierra sufrió un intenso bombardeo de asteroides y cometas, los cuales trajeron con ellos agua y elementos orgánicos. Esto permitió que más tarde apareciera la vida en nuestro planeta.

“No sabemos realmente cómo se originó la vida en la Tierra, porque no tenemos detalles fósiles de cuerpos microscópicos”, asegura Gerardo Soto Bonilla, investigador de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Para el geólogo, podría ser que algunos de estos asteroides carbonáceos hayan caído en nuestro planeta y la interacción con los océanos primitivos pudo haber originado las reacciones necesarias para la generación de una vida más compleja, hacia la formación de células.


COMPARTIR:

Revise también

Encuesta CID revela abrupta caída en la imagen de Alvarado

San José, 29 sep 2020 (CPNews).- Según el último sondeo de la empresa CID Gallup, …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!