El Apple TV 4K, más discreto, más eficiente y más económico

Por Till Simon Nagel (dpa)

dpa
El Apple TV 4K de tercera generación (izq.) es más pequeño que el modelo predecesor. Foto: Franziska Gabbert/dpa

El Apple TV 4K es el trampolín para entrar en el universo de los servicios digitales de Apple. La caja negra, disponible ahora en su tercera generación, se conecta al televisor y ofrece streaming de TV y música, aplicaciones, juegos y ofertas de fitness. Además, puede controlar el hogar inteligente.

El nuevo Apple TV 4K, ahora de diseño más compacto, viene equipado con 64 gigabytes (GB) de memoria para aplicaciones, monta conector de alimentación y puerto HDMI y se suministra con un elegante mando a distancia de aluminio con conector USB-C para la carga.

El dispositivo también se ofrece con 128 gigabytes y una conexión LAN. La longitud y la altura de los bordes, y por tanto el volumen, son un 20 por ciento más pequeños que los de su predecesor. El nuevo modelo prescinde asimismo de las rejillas de ventilación.

El Apple TV 4K es el portal de los servicios digitales de Apple: Apple Music, Apple TV+, Apple Arcade, Fitness+, Smart Home. Además, a través de la App Store, hay varias aplicaciones de mediatecas de medios de televisión (emisoras públicas y privadas, así como otros servicios de streaming) y televisión en directo, así como muchas otras ofertas.

En el nuevo Apple TV, el procesador A15 Bionic sustituye al A12 Bionic del modelo predecesor. La diferencia entre los dos chips se percibe inmediatamente. El dispositivo y Siri reaccionan con más rapidez, los resultados de las búsquedas y las aplicaciones aparecen más rápidamente en la pantalla. Con el A15, el Apple TV 4K sigue haciendo las veces de consola de juegos. WLAN 6 también está disponible, pero solo los propietarios de routers compatibles se beneficiarán de sus ventajas.

También es nueva la compatibilidad con vídeo de alto contraste y gama de colores según HDR10+, lo que es particularmente ventajoso para usuarios de televisores Samsung. Apple también tiene previsto ofrecer una actualización para QMS_VRR antes de fin de año. Esta frecuencia permite a los televisores compatibles cambiar sin problemas entre contenidos con diferentes velocidades de fotogramas y evitar así pantallas negras o interrupciones de la imagen.

¿Cuáles son las diferencias entre los dos modelos del nuevo Apple TV? En resumen: uno puede hacer todo, el otro un poco más. El dispositivo básico con 64 GB tiene todo lo que tenía su predecesor, solo se ha eliminado el puerto LAN. La versión con 128 GB de memoria y puerto LAN puede seguir integrándose en la red a través de un cable, lo que resulta práctico en caso de una recepción WLAN débil o para aquellos usuarios frecuentes que apuestan por el cable. La versión LAN también es compatible con los dispositivos domésticos inteligentes con tecnología Thread y estándar Matter.

La verdadera innovación de la tercera generación del Apple TV radica en el consumo de energía. El chip A15 genera menos calor que el A12 del modelo anterior y, por lo tanto, no necesita un ventilador. El consumo de energía también se ha reducido en alrededor de un tercio. Para transmitir una película en 4K, la tercera generación necesita algo menos de 2,3 vatios de potencia, con HDR son 2,46 vatios. El modelo predecesor necesita 3,25 y 3,52 vatios respectivamente. En ninguno de los casos se trata de una partida elevada en la factura de la luz, pero: un menor consumo siempre es bueno.

En cuanto al precio, la tercera generación es un poco más económica que los dispositivos predecesores y ofrece el doble de memoria. Sin embargo, Apple también ha anunciado recientemente que subirá los precios de las suscripciones, entre otras para el paquete familiar de Apple One, la suscripción individual para Apple TV+, así como para los dos tipos de suscripciones de Apple Music.

Para los usuarios de iPhone y los servicios de Apple, no hay un dispositivo de TV más apropiado que un Apple TV 4K, sobre todo si se cuenta con dispositivos domésticos inteligentes equipados con tecnología Thread. Sin embargo, si solo se quiere hacer streaming, no tiene por qué ser la última generación del Apple TV 4K. La segunda generación sigue siendo lo suficientemente rápida, e incluso la primera edición del 4K no deja de ser una buena opción.

Sin embargo, si se planea una nueva compra, la tercera generación no tiene rival, ya que es más económica, más compacta y de consumo más austero que sus predecesoras. Si no se cuenta con ningún dispositivo doméstico inteligente y solo se utiliza el Wi-Fi, se puede optar con seguridad por la versión más pequeña con memoria de 64 GB.

Y si no tiene que ser un Apple TV 4K, también hay varias versiones de Fire TV, Roku, Nvidia Shield o Google Chromecast que ofrecen prestaciones similares. Eso sí: no permiten el acceso completo a los servicios de Apple.

dpa

Revise también

Perú

Perú casi dos meses y más de 60 civiles muertos después

Protestas contra el gobierno de Dina Boluarte en Lima (Perú) el 19 de enero de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.