«El amor gana»: bendicen parejas «queer» católicas en toda Alemania

Queer
Imagen ilustrativa. WikiCommons

Essen, 10 may (dpa) – Sacerdotes católicos bendijeron hoy en toda Alemania a parejas de personas «queer» en una acción que contradice la voluntad del Vaticano.

Oficialmente, bendecir a parejas del mismo sexo está prohibido en la Iglesia católica, pero muchos sacerdotes en Alemania ya no se atienen a esa norma.

En total, fueron 80 las parroquias que participaron en la acción #liebegewinnt (el amor gana).

El sacerdote Heinrich Plaßmann, que celebró una misa en Datteln, en el norte de la Cuenca del Ruhr, dijo: «Se trata del amor entre las personas».

Añadió que tiene parejas del mismo sexo en su círculo de amigos y es testigo de la seriedad y fidelidad con que viven las relaciones. También sostuvo que no ve ninguna diferencia con una pareja heterosexual.

La presidenta del Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK), Irme Stetter-Karp, pidió que las bendiciones de parejas del mismo sexo sean pronto algo natural en la Iglesia católica. «Una iglesia que quiere ser creíble y humanitaria, no debería negar la bendición de dios, sino darla», dijo Stetter-Karp a dpa.

El ZdK apoyó por eso en enero la iniciativa #OutInChurch, que reclama una reforma del derecho laboral católico y sostuvo que la orientación sexual y la identidad de género no deberían ser causal de despido.

La idea es que las bendiciones de parejas del mismo sexo sean legitimadas oficialmente en la Iglesia católica alemana en el marco del actual proceso de reforma que atraviesa.

La Asamblea Sinodal que impulsa los cambios aceptó el proyecto en una primera lectura. Actualmente se está trabajando en algunas modificaciones al texto, tras lo cual seguirá una segunda lectura, comunicó hoy la portavoz de la Conferencia Episcopal Alemana.

Para que entre en vigor debe ser aceptado en una votación por una mayoría de dos tercios de los obispos. «No puedo prever la decisión, pero espero que las ceremonias de bendición reciban un voto positivo de la gran mayoría de los obispos alemanes», dijo Stetter-Karp.

Desde 2019, los católicos alemanes están embarcados en el proceso de reformas conocido como Camino Sinodal, una iniciativa de obispos y laicos, es decir, los creyentes comunes de las comunidades, organizados en el Comité Central de los Católicos Alemanes (ZdK).

La Asamblea Sinodal es el órgano de decisión central de este proceso de reformas y fue celebrada entre el jueves y el sábado pasados por tercera vez en la ciudad de Fráncfort.

Personas «queer católicas» reclamaron hoy un formato litúrgico oficial para bendecir uniones de parejas de personas del mismo sexo.

«Nos gustaría hacerlo con nuestra comunidad, nuestra familia y nuestro círculo de amigos en una ceremonia propia», dijo a dpa Rainer Teuber, educador de museo en la Catedral de Essen y miembro de las iniciativas #OutInChurch y #liebegewinnt.

«De ninguna manera queremos algo como ‘ok, lo hacemos, pero no hagan mucho revuelo’. Hay que terminar con ese secretismo», añadió.

Teuber y su marido Karl-Heinz Armeloh fueron bendecidos en un servicio religioso el año pasado, aunque no se trató de una bendición individual. Según Teuber, nadie avanzó hacia el frente y bendijo visiblemente a una pareja en concreto.

Por eso, añadió, espera que las ceremonias de bendición de estas uniones se permitan oficialmente en el marco del actual proceso de reformas.

«Desearía que obispados progresistas como Essen, Hildesheim, Osnabrück, Hamburgo y otros no esperen a eso, sino que implementen ya mismo las ceremonias de bendición. Si ocho, nueve obispos avanzan, no creo que allá en Roma los despidan a todos», sostuvo.

Teuber dijo que gran parte del clero católico ni siquiera es capaz de hablar de la homosexualidad. «No pueden decir ‘una pareja homosexual’. No les sale. Muchas veces les falta conocimiento básico: qué es una orientación sexual, qué es una identidad de género».

A veces, dijo, escucha formulaciones como «afectado por homosexualidad». También en la catedral de Essen, donde trabaja Teuber, a muchos les cuesta decir: «Saludos a su marido». En vez de eso, dicen cosas como: «Saludos a su casa».

Muchas personas «queer» ya le dieron la espalda a la Iglesia católica, pero Teuber y su marido apuestan a que la iglesia se transforme desde adentro. «Tenemos previsto quedarnos, pero los dos nos damos cuenta de que el lazo es cada vez más fino».

Los obispos y otros jerarcas de la iglesia suelen hablar de cómo cambió todo en los últimos tiempos. «Pero sobre los muchos años anteriores nadie habló conmigo hasta ahora», dijo Teuber. «Aún no vino nadie a decirme: ‘Realmente cometimos un error'».

Revise también

Anne Heche

Muere la actriz Anne Heche después de una semana en coma

Agosto 12, 2022 Redacción La actriz fue declarada en estado vegetativo y fue desconectada de …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.