Dos reformas

…¿Y usted qué opina?

Fernando Berrocal

Fernando Berrocal Soto

A pocos días de las elecciones, insisto en dos reformas, entre otras muchas, que debemos hacer urgentemente en Costa Rica:

  1. LA POLÍTICA: Las papeletas son del tamaño de una sábana. Tenemos 25 candidatos presidenciales y 1.603 candidatos a cargos de elección popular y, lo más sorprendente, 149 partidos políticos inscritos formalmente en el TSE. Lo menos que podemos decir es: ¡Exageraciones tampoco! Nos pasamos de la democracia hacia la anarquía, la inflación política de las ambiciones y la inconsistencia de los egos. Aquí hay una confusión nacional que, con sentido crítico y racionalidad, debemos asumir y reformar, en defensa de una democracia funcional, eficiente y políticamente congruente y responsable.
  2. LA TRAMITOLOGÍA: En un grupo de estudio, un funcionario del Ministerio de Vivienda afirmó que para desarrollar un complejo inmobiliario se requerían cerca de 250 trámites y, para mi sorpresa, la afirmación la confirmó otro funcionario del INVU. Intrigado e incrédulo le pregunté a un desarrollador amigo si eso era cierto y me dijo que, desde que una empresa tomaba la decisión de realizar un proyecto de envergadura hasta el día de comenzar las obras, pasaban perfectamente en el mejor de los casos 2 años y seguramente no menos de 3 y hasta 4 años, antes de iniciar los trabajos, atravesando un vía crucis de trámites gubernamentales y municipales.

¡Increíble! ¿Cómo se va a desarrollar así un país? Hay que acabar con esta tramitología, para crecer económicamente y eliminar la corrupción sistémica.

Las elecciones no son solo para elegir libremente. Elegir, políticamente, implica escoger, optar, decidir, diferenciar entre quién sí y quién no puede resolver los graves problemas de nuestro país y quien puede conformar el mejor equipo de gobierno y quien tiene las mejores ideas y soluciones y, más importante aún, la voluntad, la capacidad, la experiencia y el liderazgo para hacer las reformas que necesita nuestro país, especialmente en el tiempo complejo y altamente competitivo que vivimos y que cada vez se intensificará aún más.

Hoy, todos los países forman parte integral de un enorme y sofisticado sistema internacional de relaciones formales e informales, generado por la globalización, la interrelación económica de los mercados y la revolución tecnológica de nuestro tiempo. Quien no lo entiende está fuera de la realidad.

Nuestra II República está haciendo aguas por muchos frentes y se imponen una serie de cambios estructurales y funcionales en el Estado Costarricense y ajustes serios al modelo de desarrollo económico, privilegiando los pequeños y medianos emprendimientos y la economía de servicios, especialmente el turismo, a la par del sector productivo privado exportador. Ese es el camino.

Estamos en un momento de inflexión y estas elecciones del 6 de febrero nos ofrecen la oportunidad de iniciar reformas democráticas, con conciencia de las realidades del presente y con mucha visión de futuro. Lo contrario es poner a Costa Rica en la ruta equivocada de otros países fallidos de América Latina.

Revise también

Yayo Vicente

Crisis en Liberación Nacional

Pandemia Yayo Vicente Aventuras políticas Un “toro aventura” es un semental cuyas crías no sabemos …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.