Detrás de la COP15, la mayor conferencia sobre biodiversidad de la década

Diciembre 5, 2022

Por Mike Shanahan

ips
Un jaguar sobre un árbol caído en el Pantanal, Brasil. Foto: Alamy

LONDRES – La biodiversidad abarca toda la variedad de la vida -especies, ecosistemas y genes- y está en peligro. Eso significa que nosotros también lo estamos. Como se explica en este artículo, los países se reunirán del 7 al 19 de diciembre en una importante conferencia de la ONU para cerrar un gran acuerdo sobre un plan crucial para detener la pérdida de biodiversidad y restaurar la naturaleza.

En vísperas de la COP15, la secretaria ejecutiva de la Conferencia de las Partes (COP15) del Convenio sobre la Diversidad Biológica de la ONU (CDB), Elizabeth Mrema, ha descrito la conferencia como «un momento de París para la biodiversidad», en referencia al histórico Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático.

En su llamamiento a unos resultados ambiciosos, afirmó: «Está claro que el mundo está pidiendo a gritos un cambio, viendo cómo los gobiernos tratan de sanear nuestras relaciones con la naturaleza».

¿Qué significa la abreviatura COP15?

COP15 es la abreviatura de la 15 reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) de las Naciones Unidas. De hecho, la COP15 incluye reuniones de las partes de tres acuerdos internacionales: el CDB y sus dos protocolos subsidiarios, a saber, el Protocolo de Cartagena sobre bioseguridad y el Protocolo de Nagoya sobre acceso y participación en los beneficios.

El CDB-¿qué?

El CDB se acordó en la Cumbre de la Tierra celebrada en Brasil en 1992. Tiene tres objetivos: la conservación de la biodiversidad, la utilización sostenible de sus componentes y el reparto justo de los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos. Unos 195 países y la Unión Europea son ahora parte del CDB. Estados Unidos es el único Estado miembro de las Naciones Unidas que no ha ratificado el acuerdo. El Protocolo de Cartagena del CDB cuenta con 173 partes y su Protocolo de Nagoya con 137.

¿Cuándo se celebrará la COP15 y dónde?

La COP15 debía celebrarse en la ciudad china de Kunming en octubre de 2020, pero se retrasó cuatro veces porque la pandemia de covid-19 impidió las reuniones presenciales. Para mantener el impulso, China inauguró oficialmente la COP15 en Kunming en octubre de 2021, un evento en gran parte online en el que las partes del CDB adoptaron la Declaración de Kunming, no vinculante.

Con las restricciones de covid-19 aún vigentes en China, la Secretaría del CDB anunció en junio de 2022 que la parte principal de la reunión de la COP15 se celebraría en Montreal, Canadá, del 7 al 19 de diciembre de 2022. China seguirá siendo el presidente oficial de la reunión.

¿Por qué es importante la biodiversidad?

Nuestro destino está inextricablemente ligado al del resto de la naturaleza. El último Informe Planeta Vivo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) advirtió que las poblaciones mundiales de fauna y flora silvestres se redujeron 69 % de media entre 1970 y 2018.

La pérdida acelerada de la naturaleza ya ha afectado al bienestar humano y a las economías. Los ecosistemas sanos también desempeñan un papel indispensable a la hora de afrontar el cambio climático, y la pérdida de biodiversidad debilita nuestra resiliencia.

ips
La fase final de las conversaciones sobre biodiversidad de la COP15, prevista inicialmente en Kunming, en el suroeste de China, se celebrará ahora en Montreal, Canadá. Foto: Joe Passe / Flickr
¿Qué resultados se esperan de la COP15?

Para revertir la pérdida de biodiversidad, las negociaciones en la COP15 se centrarán en la finalización del Marco Global de Biodiversidad Post-2020.

Se trata de una estrategia, con un conjunto de objetivos y metas que los países deben alcanzar, individual y colectivamente, en la próxima década y más allá, para encaminar a la humanidad hacia la consecución de la visión global del CDB de «vivir en armonía con la naturaleza» en 2050.

¿Esto no ha sucedido antes?

Lamentablemente, sí. En 2002, las partes del CDB se comprometieron a «lograr para 2010 una reducción significativa del ritmo actual de pérdida de biodiversidad». No lo consiguieron.

Así que en 2010 se reunieron en Japón y acordaron un nuevo plan, que incluía las 20 Metas de Aichi.

Pero ninguno de estos objetivos se cumplió plenamente en la fecha límite de 2020. En la conferencia de biodiversidad de la ONU en 2018, todas las partes acordaron desarrollar nuevos objetivos bajo el Marco Global de Biodiversidad Post-2020 para reemplazar las Metas de Aichi.

¿Cuál es la diferencia esta vez?

Los objetivos del marco posterior a 2020 estarán más «orientados a los resultados» que antes, con metas claramente articuladas y sujetas a plazos, respaldadas por acciones específicas para hacer frente a las causas de la pérdida de biodiversidad.

Las partes y los accionistas también prestarán más atención a la aplicación y la recaudación de fondos. David Cooper, secretario ejecutivo adjunto del CDB, afirma que una parte fundamental de las conversaciones se centrará en reforzar el mecanismo de seguimiento y evaluación de los avances de los países en el cumplimiento de sus compromisos.

Para apoyar la aplicación, también se intensificarán los esfuerzos para recaudar fondos y recursos de todas las fuentes.

«Lo que estamos viendo esta vez en comparación con 2010 es una atención aún más seria sobre la necesidad de recaudar recursos para apoyar la implementación», dice Cooper.

¿Cómo se está desarrollando el plan?

Un grupo de trabajo del CDB presidido por representantes de Canadá y Uganda está elaborando el texto del marco posterior a 2020 para que las partes del CDB lo finalicen y acuerden en la COP15. La última versión tiene cuatro objetivos a largo plazo para 2050 y 22 metas a alcanzar para 2030.

Los cuatro objetivos se centran, respectivamente, en la conservación, el uso sostenible de la biodiversidad, el reparto equitativo de los beneficios y los medios adecuados de aplicación, es decir, el dinero y las capacidades técnicas.

Los objetivos abarcan una amplia gama de temas, desde la ampliación de las áreas protegidas y la reducción de la contaminación hasta la garantía de que la producción de alimentos sea sostenible y la eliminación gradual de miles de millones de dólares de subvenciones públicas que perjudican a la naturaleza.

Pero ya con dos años de retraso, el Marco Mundial para la Biodiversidad post 2020 aún está lejos de estar completo. Los negociadores de las partes sólo han ultimado hasta ahora dos de los 22 proyectos de objetivos. Los corchetes rodean gran parte del texto, lo que significa que las partes no se han puesto de acuerdo en la redacción o incluso en la inclusión del tema.

La cuarta reunión del grupo de trabajo, celebrada en Nairobi en junio de 2022, debía ser la última. Pero ha avanzado tan poco que se celebrará una reunión adicional del 3 al 5 de diciembre en Montreal, justo antes de la COP15.

¿Necesita el CDB un objetivo (como el 1,5 C del Acuerdo de París)?

Los científicos, las organizaciones no gubernamentales y las partes del CDB están divididos sobre la conveniencia de establecer un objetivo de alto nivel que deba alcanzarse para 2030, como un estado general de la biodiversidad o una tasa global de extinción.

Algunos creen que sería útil. Otros afirman que distraería del trabajo de aplicación del marco posterior a 2020 y que es imposible captar la complejidad de los ecosistemas y las especies con una sola métrica.

¿Quién dirige las conversaciones y por qué es importante?

China ostenta la presidencia rotatoria de la Conferencia de las Partes del CDB. Su ministro de Ecología y Medio Ambiente, Huang Runqiu, presidirá las conversaciones en Montreal.

Es la primera vez que China supervisa negociaciones intergubernamentales sobre el medio ambiente así de importantes.

Esto ofrece a China la oportunidad de mostrar sus esfuerzos para proteger la biodiversidad tanto en su país, a través de su visión de la «civilización ecológica» y el uso de la «línea roja ecológica«, como en el extranjero, a través de la ecologización de su Iniciativa Cinturón y Ruta.

Pero la COP15 también supone un reto importante para China. Tendrá que trabajar duro y de forma creativa para reunir a otras naciones y lograr un consenso sobre un acuerdo ambicioso.

ips
El ministro chino de Ecología y Medio ambiente, Huang Runqiu, presidirá las que posiblemente sean las negociaciones sobre biodiversidad más importantes de la historia. Foto: Li Xin / Alamy

¿Qué otros países serán clave en las conversaciones?

Costa Rica y Francia presiden la Coalición de Alta Ambición por la Naturaleza y las Personas, que incluye a más de 100 países que apoyan el objetivo de proteger el 30% de la tierra y los océanos para 2030. Por otra parte, los líderes de 93 países y la Unión Europea han respaldado el Compromiso de los Líderes por la Naturaleza, comprometiéndose a invertir la pérdida de biodiversidad para 2030.

Los miembros de estas alianzas proceden de todas las regiones del mundo e incluyen países ricos y en desarrollo.

Pero hay algunas ausencias notables, como Brasil, Indonesia y Sudáfrica. Estos países poseen una gran parte de la biodiversidad mundial, por lo que son actores influyentes en las conversaciones de la COP15.

Entre otras cosas, querrán ver compromisos firmes de financiación por parte de los países industrializados antes de considerar la posibilidad de aceptar otras propuestas.

¿Qué puntos de fricción podemos esperar?

Gran parte de la COP15 se centrará en el contenido final de los objetivos del Marco Global de Biodiversidad Post-2020. En estas negociaciones, no se acordará nada hasta que se acuerde todo.

Aunque muchos países quieren incluir el objetivo de proteger 30 % del planeta, otros buscarán cambios en otras partes del marco antes de aceptarlo. Argentina y Brasil, por ejemplo, probablemente se resistan a objetivos que restrinjan la agricultura. Y aunque la UE apoya firmemente un objetivo sobre los pesticidas, otras partes están menos interesadas.

El resultado global de la COP15 dependerá, por tanto, de cómo las partes compensen las exigencias en algunas áreas del marco con las concesiones en otras.

Uno de los temas más importantes que los negociadores de la COP15 deben tratar es el de la información almacenada digitalmente sobre secuencias genéticas.

Las empresas podrían beneficiarse de esa información, por ejemplo, desarrollando nuevos medicamentos sin necesidad de tener acceso físico a las especies en cuestión.

Esto significa que podrían evitar tener que cumplir las normas del CDB sobre el reparto con el país de origen de los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos.

Mientras que algunas partes afirman que la información sobre secuencias digitales está fuera del ámbito de aplicación del Protocolo de Nagoya del CDB sobre acceso y participación en los beneficios, otras afirman que si no se aborda esta cuestión, el protocolo podría resultar inútil.

Como ya se ha mencionado, uno de los principales puntos de fricción será la «movilización de recursos»; es decir, cómo financiar las actividades para aplicar el nuevo marco y, en concreto, cuánto aportarán los países más ricos para ayudar a los más pobres a conservar su biodiversidad.

Brasil y otros 22 países han pedido que el mundo rico aporte al menos 100.000 millones de dólares al año hasta 2030. Esa cifra figura en el último borrador del marco posterior a 2020, pero, al igual que gran parte del resto del texto, sigue siendo objeto de debate en Montreal. La gran pregunta es si los países se basarán en el borrador y aumentarán la ambición o suavizarán lo que hay.

¿Quién asistirá a la COP15?

Elizabeth Mrema, secretaria ejecutiva del CDB, afirma que más de 10.000 delegados, entre ellos representantes de las 196 partes del CDB, se han inscrito para asistir a la COP15. Sin embargo, Mrema no espera que asista ningún jefe de Estado o de gobierno.

En su lugar, más de 100 funcionarios de nivel ministerial se unirán al segmento de «alto nivel» del 13 al 15 de diciembre, aunque no todos los países enviarán un ministro.

El resto de la COP15 consistirá en negociar las decisiones que todas las partes puedan acordar al final de la conferencia.

Grupos de la sociedad civil, pueblos indígenas, científicos, representantes de las empresas y de las finanzas participarán como observadores y a través de eventos paralelos. Cientos de periodistas cubrirán las conversaciones.

¿Qué significan las conversaciones para especies en peligro de extinción?

En las negociaciones de la COP rara vez se mencionan las especies individuales, pero se propone el objetivo de reducir las extinciones y aumentar el tamaño de las poblaciones. Por tanto, las decisiones que se tomen en la COP15 influirán en el destino de todo tipo de especies, desde los pangolines y los jaguares hasta los arrecifes de coral y las araucarias, y también en el de nuestra propia especie.

ips
Un pangolín chino en peligro crítico de extinción en un centro de rescate en Qingdao, China. La COP15 no se centrará en la protección de especies individuales. Su objetivo general es crear un marco acordado a nivel mundial para «vivir en armonía con la naturaleza». Foto: Alamy

¿Ayudó la COP27 a facilitar el éxito de la COP15?

La conferencia de la ONU sobre el cambio climático COP27, celebrada en Egipto, concluyó menos de tres semanas antes del inicio de la COP15 en Montreal. Las agendas de los tratados de la ONU sobre el cambio climático y la biodiversidad se han ido cruzando cada vez más. Esto refleja una creciente comprensión de los vínculos entre ambas cuestiones, y de la necesidad de soluciones integradas.

El acuerdo final alcanzado por las partes en la COP27 destacó la interconexión entre el clima y la biodiversidad y la urgencia de abordar la pérdida de biodiversidad. Sin embargo, el acuerdo no mencionó la COP15. Si lo hubiera hecho, dicen las ONG de biodiversidad, habría señalado la importancia de un acuerdo exitoso en Montreal para revertir la pérdida de biodiversidad y luchar contra el cambio climático.

Mientras tanto, los países aprovecharon la oportunidad de eliminar algunos obstáculos para las negociaciones del CDB, y los ministros de medio ambiente se reunieron al margen de la COP27 para debatir cuestiones no resueltas, dijo Mrema, secretaria ejecutiva del CDB, en una entrevista con Diálogo Chino.

¿Tendrá éxito la COP15?

Había grandes esperanzas de que la COP15 impulsara a los países, las empresas y los ciudadanos a actuar contra la pérdida de biodiversidad de la misma manera que el Acuerdo de París ha aumentado la acción sobre el cambio climático. Pero «el proceso ha llegado a un punto de crisis», según la Wildlife Conservation Society, Greenpeace, Avaaz, el Foro Internacional Indígena sobre Biodiversidad y otras organizaciones.

En junio, escribieron una carta abierta al secretario general de la ONU, António Guterres, y a los jefes de Estado de las partes del CDB, en la que denunciaban «una notable ausencia de compromiso político de alto nivel, voluntad y liderazgo para impulsar el compromiso y guiar e inspirar los compromisos necesarios». La carta pide a Guterres y a los gobiernos de Canadá y China que convoquen a los líderes mundiales antes de la COP15 para rectificar la situación.

Esto no ocurrió, y con la COP15 finalmente a la vista tras dos años de retrasos, queda muy poco tiempo para lograr avances políticos, y gran parte de la atención del mundo está en otra parte. También faltan la presión pública y la cobertura mediática que podrían inclinar la balanza. En este sentido, la decisión de celebrar la COP15 al mismo tiempo que la Copa Mundial de la FIFA 2022 puede resultar un gol en contra.

Este artículo se publicó originalmente en la plataforma informativa Diálogo Chino.

Revise también

Micit

Costa Rica culmina proceso de apagón analógico

Costa Rica se convierte en el primer país Latinoamericano en completar transición a la televisión …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.