Desde La Mina: Aplausos para don Jorge Manuel

Mauricio Castro

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro@costarricense.cr

Oí de él desde que tengo uso de razón.

En mi casa mi papá nos decía:

“Es el padre de la electricidad pública y creador de la defensa civil…”

(Con más años entendí que se refería al ICE y a la forma como enfrentó la emergencia del volcán Irazú…)

“….nunca se ha sentido presidenciable.”

“Siempre fue un técnico, no uno más, fue el técnico…”.

Lo conocí de cerca en 1986, cuando era candidato a Vicepresidente. Ya tenía más de 65 años y yo cerca de 26. Veníamos de recorrer calles y aceras en Alajuelita y a los jóvenes que lo acompañábamos nos dijo, con su humildad característica: “….mi éxito ha sido que siempre me he rodeado de gente buenísima, siempre mejor que yo…”

“¡Qué humildad!”—me dije y cada vez que lo oía me lo repetía….

Nosotros éramos parte “de la generación de ingenieros que siguió a la generación de ingenieros que le tocó ser subalterna de la generación de ingenieros…” que trabajó a la par del ingeniero Jorge Manuel Dengo Obregón.

Éramos algo así como “… ingenieros nietos de don Jorge Manuel”.

Siempre queríamos saber de las universidades en las que habían estudiado los ingenieros famosos. Cuando supimos que don Jorge Manuel se había graduado de una universidad en los Estados Unidos y no en la UCR, que tenía algo relacionado con lo militar -o al menos así lo entendimos- nos impresionamos y ante nuestra sorpresa y preguntadera sobre su especialización nos dijo “…soy un ingeniero militar, ingeniero militar civil…” y todos nos quedamos callados y contentos.

En realidad se había especializado en hidráulica y en economía.

Terminada una sesión de uno de los Congresos de Ingeniería de Transportes, creo que en 1986 ó 1987, invitamos a los expertos extranjeros a cenar en un restaurant de moda, que estaba en el centro de San José. Veníamos caminando por el Correo y nos encontramos con don Jorge Manuel -ya Vicepresidente- caminando solo, vestido de ingeniero, como solía hacerlo: pantalón caqui, camisa clara, jacket de zipper con bolsas a los lados….

Se lo presentamos a los expertos extranjeros y todos sin excepción quedaron sorprendidos de ver al Vicepresidente de la República en esa “indefensión”—a criterio de nuestros invitados, acostumbrados a guardaespaldas y policías que andan de escolta de un vicepresidente- y más aún con su comentario de ciudadano común y corriente: “vine a hacer un mandado y se me perdió el chófer…”

Fue un obsesionado con la planificación. Estaba convencido que este país tenía que trabajar de verdad en ordenamiento territorial, de lo contrario –decía- desperdiciaríamos nuestros recursos naturales y estaríamos siempre bajo el riesgo de lo que no podíamos manejar: erupciones, inundaciones, tsunamis, huracanes y otros.

La preparación del país para enfrentar el huracán Juana en 1989 estuvo bajo su responsabilidad y como era de esperar tuvo su sello: planificación y organización perfecta.

Por esas casualidades de la vida, un proyecto que estaba bajo mi responsabilidad tenía su oficina contiguo a la casa de don Jorge Manuel, y yo -viviendo fuera del país- tenía que venir chequear avances y reportes del proyecto de tanto en tanto. Veía a don Jorge Manuel y a doña María del Carmen asoleándose y caminando por el barrio y tuve la oportunidad de saludarlo y conversar con él varias veces mientras el proyecto se ejecutaba.

En una de esas conversaciones le conté de un programa de la TVE que le habían hecho a don Pepe y que al finalizar le preguntaron “¿y usted quién es? —y don Pepe contestó en catalán: “un payés” (un campesino).

Don Jorge Manuel me dijo: “… yo diría un servidor público”.

Y con sonrisa maliciosa agregó “….lo diría en español”.

En mi casa en La Mina, en Santa Ana, recordé que cuando una estrella de fútbol se retira no le hacen un minuto de silencio, le aplauden. Yo, ante el retiro de esta estrella no pido un minuto de silencio, pido aplausos para don Jorge Manuel.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:

Comentarios Facebook

Revise también

Yacimientos de litio en Bolivia. Flickr

El litio y el golpe de Estado en Bolivia

Víctor Flores Olea* Después de la asonada en Bolivia, pareció calentarse una fuerte discusión que …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!