Desde la Mina: 60 Aniversario…

COMPARTIR:

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro@costarricense.cr

He leído con atención lo que se ha publicado sobre el 60 Aniversario del Partido Liberación Nacional, y en mi casa en La Mina, en Santa Ana, decidí aportar a la discusión con estas líneas.

Crecí pidiéndole a mi Ángel de la Guarda por don Pepe, don Chico y Daniel… En el kínder garden “la niña” me decía que no hiciera dibujos de guerra…que eso ya había pasado, que los costarricenses teníamos que olvidar los acontecimientos de 1948 y de 1955, y yo le contestaba –siendo un niño de 5 años—que a mi papá le gustaban, que gracias a “la revolución” Costa Rica era mejor y que no podíamos olvidar…estábamos a mediados de los sesenta.

Mi primer carné de la Juventud Liberacionista lo tuve cuando cumplí 13 años, me lo dieron cuando trabajaba en el club del PLN que estaba por el Morazán. Yo trabajaba en la campaña de Daniel de 1974, dediqué “militantemente” mis vacaciones largas al Partido.

En el colegio me metí de lleno con la Juventud Liberacionista de Enseñanza Media, la JELEM. Trabajamos para ganar la Federación de Estudiantes de Enseñanza Media (FESE), que era liderada por la Juventud Vanguardista (JVC). La FESE era fuerte en colegios rurales y en los públicos de los suburbios de San José. Esto era a mediados de los setenta.

Éramos “jóvenes social demócratas”, estudiábamos los filósofos alemanes, franceses e ingleses y nos nutríamos del pensamiento de los fundadores del Partido. Teníamos la oportunidad de escucharlos, de compartir y de discutir con ellos. Éramos jóvenes comprometidos con las causas sociales del país, al extremo que motivados por una publicación en un periódico estudiantil que teníamos fuimos expulsados del Colegio por algunos días…

En la U fui militante y parte del liderazgo de la Juventud Universitaria Liberacionista. Ganamos -y perdimos- asociaciones de estudiantes y la Federación de Estudiantes. Pienso que muchos de nuestros triunfos fueron producto, mayoritariamente, de nuestro entusiasmo y tenacidad y en algo aportó también la miopía de los dirigentes nacionales de los partidos de izquierda, que tenían una visión distorsionada de la realidad nacional e impidieron que sus extraordinarios jóvenes dirigentes universitarios no pudieran mantenerse en el poder o alcanzarán los puestos de dirección del movimiento estudiantil universitario. Incluyo principalmente a los que dirigían el Partido Vanguardia Popular y el Frente Popular…Estábamos a finales de los setenta, inicios de los ochenta, en plena guerra fría.

Nuestros grupos de militancia universitaria los llamábamos núcleos (de Ingeniería, de agro, de Ciencias Políticas, de Economía, de Derecho…). Estudiábamos doctrina, liderazgo, confección de propaganda, técnicas para hablar en público….nos preparábamos para disputar la universidad con los grupos de otras ideologías. Además de compartir con los fundadores del Partido, tuvimos la oportunidad de discutir y de escuchar a los dirigentes de la Internacional Socialista Latinoamericana y mundial. Y algunos participamos en reuniones de la Internacional Juvenil Socialista y muchos de los que hoy gobiernan el mundo, sobre todo en Latinoamérica y Europa los conocimos allí. Soñamos las ilusiones del gane de los socialistas españoles que venían de años de clandestinidad.

Éramos “jóvenes socialistasdemocráticos”, más a la izquierda de la socialdemocracia, más hacia el centro que los marxistasleninistas o los maoístas…Comprometidos con el país y con nuestros vecinos latinoamericanos, cuyos países estaban en llamas….Y comprometidos con el mundo, nos manifestábamos contra el apartheid sudafricano y contra “la esclavitud del hombre por el hombre..” donde la hubiese.

En algún momento de comienzos de los ochenta éramos los únicos dirigentes del movimiento estudiantil latinoamericano y prácticamente mundial no marxistaleninistas, esa condición hacía que nos invitarán a cuanta actividad hubiera, éramos los que dábamos el sello de “organización democrática y pluralista”…a la Organización Continental Latinoamericana de Estudiantes y a la Unión Internacional de Estudiantes.

Tuvimos la suerte de contar con “La Catalina”, centro de pensamiento financiado por la Fundación Ebert del Partido Social Demócrata de Alemania. “Al calor” de “La Catalina” visionábamos nuestro país, nuestra región y el mundo. Nos declaramos en contra de los “estudiantes profesionales” (así llamábamos a los dirigentes que duraban años y años en terminar la U) y nos propusimos graduarnos –al menos– en los años promedios de estudio de las carreras que estudiábamos.

Durante ese período de mi vida siempre me pregunté por qué no se hacía lo mismo en el Partido a nivel nacional que en la Juventud. La Juventud Liberacionista tenía capacidad de movilización durante todo el año, de pensamiento, de discusión….la dirigencia se ganaba. Ser dirigente de un gobierno estudiantil, de una asociación de estudiantes o de una federación universitaria costaba y no se podía llegar allí sacado de la manga…

A diferencia el Partido solo tenía capacidad de movilización, de pensamiento, de discusión durante las campañas, los puestos del Gobierno….se sacaban de la manga. Era una maquinaria electoral, todos lo sabían y nadie lo cambiaba.

Ya graduado, vi de lejos –estudiando fuera- el gobierno de Luis Alberto y el de Oscar Arias –quien bajo el esquema de la meritocracia gobernó con los que adversamos en la secundaria y en la universidad–, viví de cerca la campaña de José María, pero su gobierno lo pasé mayoritariamente fuera del país, trabajando. El segundo gobierno de Oscar lo vi desde la barrera….y el de Laura lo siento como parte de mi generación, pero también desde la barrera. Nunca he ocupado puestos de nombramiento político en gobierno alguno y mi carrera de funcionario público la dejé hace 20 años.

Amigos, amigas, compañeros y compañeras nos preguntábamos –y nos preguntamos una y mil veces– por qué Liberación Nacional era una maquinaria electoral, y nunca tuvimos una única respuesta. Teníamos miles. Hoy tras casi 52 años de pertenencia al PLN (desde antes de nacer…) y casi 39 años de militancia, y en el aniversario número 60, sigo sin una única respuesta, tengo todavía miles…., pero casi todas se acercan a esta “…hay ciertos grupos de poder –que se mantienen por herencia o por conveniencia empresarial…– que no tienen interés que Liberación sea un partido de verdad, porque se corren el riego que se convierta en un partido social demócrata de verdad…”

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando…

COMPARTIR:

Revise también

Bernal Jiménez

Don Roque Rodríguez, y los aspirantes a economistas durante la pandemia

Bernal Jiménez Monge Cuando yo era un joven, aún en la escuela primaria, o en …

3 comentarios

  1. Luis Fernando Acuña

    Estimado Mauricio!

    Gracias por la reseña y recuerdos. Seguimos coincidiendo ahora, como antes!

    • Hoy andaba por La Lucha, inevitablemente los recuerdos me invadieron…tanta agua ha corrido, bastante se ha aprovechado, otra se ha desperdiciado y otra se fue por otros caminos….
      Fernando: no hay forma que no coincidamos! :)

  2. Francisco Cordero Gené

    Concuerdo totalmente Mauricio…y la nostalgia la siento más desde mi otra perspectiva, porque recordá que yo venía del caldero-comunismo “convertido al PLN” desde mi primer voto en la campaña por Daniel que perdimos en el 66…acabo de comentar sobre la crítica de Margarita Zapata a la IS y su secretario, lo siguiente: Luis Ayala, con quien mantuve estrecho contacto durante los años 70s e inicio de los 80s, cuando todavía manteníamos los arrestos ideológicos de la izquierda del Frente Popular de Allende,que se fueron apagando en él, conforme creció la IS como ong internacional cada vez más diplomática, y se eternizó la dictadura de Pinochet, Luis también se eternizó gracias a sus transigencias…y no niego que a todos nos sucedió, a los compañeros de La Catalina, que no murieron en la lucha contra las dictaduras, y se consolidaron en puestos de poder desde Perú, Bolivia y Ecuador, hasta Guatemala, Honduras, El Salvador y México…veamos también el paralelo con el figuerismo después de don Pepe, el torrijimsmo después de Omar, el sandinismo actual…quienes son los socialistas en la IS hoy día? De seguro no lo son ni los europeos, ni los suramericanos…es más…por eso Chavez propuso un “socialismo del siglo XXI” que aún no cuaja. El ALBA es más un movimiento anti-imperialista que un movimiento de izquierda.” Creo que como dije en otra parte…tristemente en el PLN no quedan socialistas, ni siquiera social-demócratas.

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!