Descontento ciudadano

Notas al tema

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Guillermo E. Zúñiga

La actividad económica costarricense, medida por la serie de tendencia ciclo del Índice Mensual de Actividad Económica, registró a junio de 2016 (I sem-16) variaciones media e interanual de 4,9%…” (BCCR, 11 de agosto de 2016). Cifras del BCCR indican que la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor, entre julio 2015 y julio de 2016, creció 0,48%.

La pregunta que nos surge es ¿por qué un gobierno que muestra un crecimiento medio de la economía cercano al 5% y un crecimiento de los precios tan bajo, tiene tan mala aceptación ciudadana? Los resultados de la encuesta de CID Gallup, publicados el martes 16 de agosto de 2016 en Diario Extra, dicen sobre la “evaluación de labores del Presidente Luis Guillermo Solís” que un 1% lo considera “muy bien” y el 9% lo considera “bien”, frente a 15 % que lo considera “mal” y un 37% lo considera “muy mal”. El desbalance a favor de las malas opiniones es muy marcado; llega al 52% de opiniones.

“A poco más de dos años de estar ejerciendo funciones al frente del Poder Ejecutivo, es el presidente que menor evaluación recibe”, dice la nota de prensa. Los encuestados le dan un -42% de calificación. “El estudio puntualiza que los dardos contra Solís son más frecuentes entre quienes han visto desmejorar las finanzas en sus hogares…”, se afirma. Esto me hizo pensar que sin la menor duda, un factor que gravita en estas opiniones negativas sobre la acción gubernamental está en la incapacidad de enfrentar el problema del desempleo. Es una de las mayores deudas de esta Administración.

El DESEMPLEO: El Instituto Nacional de Estadística y Censos acaba de publicar los resultados de la Encuesta Continua de Empleo, correspondiente al segundo trimestre de 2016. De ahí extraigo las cifras que comparto con los lectores. La tasa de desempleo sigue siendo muy alta. Para este segundo trimestre se calcula en 9,4%. Yo oí a funcionarios del Gobierno decir que había una leve mejora. ¡Por Dios!, la disminución de 0,1% respecto al trimestre anterior está en el margen de error de ese valor. ¡No se confundan!

Pero más que esa cifra porcentual debo decir que estamos hablando de 202.563 personas en edad de trabajar, que quieren trabajar, que buscan empleo y no lo encuentran. Y esto no afecta solo a estas personas, sino que por la relaciones familiares y de dependencia, fácilmente aquí se esta afectando entre 500 mil y 600 mil personas. La situación de los desempleados es desesperada; la generación de ingresos es nula mientras sigan sin trabajo, la angustia que se vive es enorme, con impactos a nivel personal y afectivo muy altos. Es un drama humano, más allá del problema económico.

De estos desempleados, 184 mil personas tienen alguna experiencia laboral. Es decir, más del 90% de los desempleados ya tuvo trabajo. Y de esos, 148.000 (73%) dicen no tener trabajo por razones del mercado, o por haber tenido que cerrar sus actividades propias; es decir, por la situación económica del país.

Los muchachos, entre 15 y 34 años, representan el 70% de los desempleados; son 142 mil personas. Si lo vemos por nivel de educación, resulta que 64 mil desempleados no terminaron la secundaria y 30 mil son desempleados que tienen secundaria completa. Pero peor aún, 24 mil tienen título universitario, pero no tienen empleo. ¿Para que ir a estudiar, si no encuentro trabajo? Estos datos nos obligan a revisar el enfoque educativo que estamos dando a nuestros muchachos y su vinculación con el mundo del trabajo. Las decisiones no se pueden posponer más.

SEGURO POR TRABAJO. Y déjenme contarles algo sobre los que sí tienen empleo. Dice la encuesta que 560 mil personas que trabajan no tienen seguro por trabajo. Esto es inaceptable; esto acarrea enormes riesgos laborales y habla muy mal de las condiciones de trabajo de nuestros habitantes.

EN CONCLUSIÓN. La gente no come cifras; la gente necesita oportunidades. Si siguen cuidando los datos macroeconómicos y no ponen cuidado en el empleo, estamos mal. ¡Cómo les ha costado entender esto! Y esto no va solo por el Gobierno; también otros colegas alaban los resultados macroeconómicos, mientras nuestro pueblo sigue esperando el cambio.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Revise también

Carlos Manuel Echeverría

La hora va llegando

Progresemos Carlos Manuel Echeverría E. El fracaso del llamado diálogo nacional provocado me parece por …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.