Debate en Alemania por propuesta de UE sobre energía nuclear y gas

dpa
La central nuclear de Emsland, en el norte de Alemania, será desconectada de la red a finales de 2022. Foto: Ingo Wagner/dpa

Berlín, 2 ene (dpa) – Los partidos de la nueva coalición de Gobierno en Alemania se mostraron hoy divididos en torno a la controvertida propuesta de la Comisión Europea de clasificar ciertas inversiones en gas y energía nuclear como respetuosas con el clima.

«Etiquetar la energía nuclear como sostenible es un error en la Unión Europea (UE), y es absurdo según los estándares mundiales», dijo hoy a dpa la ministra alemana de Desarrollo, Svenja Schulze.

«La energía nuclear es demasiado arriesgada, demasiado cara y demasiado lenta para ayudar al mundo a proteger el clima. Por lo tanto, nunca representará más que el cinco por ciento del mix energético mundial que representa actualmente», dijo la ministra socialdemócrata.

Además, para los países en vías de desarrollo, la energía nuclear «no es una opción por buenas razones», añadió Schulze, señalando que las plantas eólicas y solares son una alternativa mucho mejor.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Christian Lindner, valoró positivamente los planes de fomentar indirectamente las centrales eléctricas modernas de gas, si bien el líder del partido liberal (FDP) fue mucho más cauto sobre la energía nuclear.

«Es bien sabido que el Gobierno alemán tiene una opinión diferente a la de la Comisión sobre el tema de la energía nuclear», declaró al diario «Süddeutsche Zeitung» en su edición del lunes.

Pero, «Alemania necesita de forma realista centrales eléctricas de gas modernas como tecnología de transición, ya que estamos prescindiendo del carbón y la energía nuclear», dijo Lindner. «En la perspectiva de la neutralidad climática, las plantas deberían poder utilizarse posteriormente con hidrógeno».

Por ello, dijo, el Gobierno alemán ha defendido que esas inversiones sean posibles. «Agradezco que los argumentos hayan sido recogidos por la Comisión», agregó Lindner.

La nueva coalición de Gobierno en Alemania está formada tanto por los socialdemócratas como por el FDP y el partido Los Verdes, que rechazó ya la propuesta del Ejecutivo europeo.

La Comisión anunció el proyecto de ley el sábado, alimentando aún más una disputa en la Unión Europea sobre lo que significa el término «energía limpia», en momentos en que Alemania acaba de cerrar tres de las seis centrales nucleares que quedaban en servicio en el país europeo.

Los tres últimos reactores se retirarán de la red exactamente dentro de un año, y entonces se completará oficialmente el fin de la energía nuclear, un proceso que Alemania inició hace dos décadas.

Organizaciones ecologistas como Greenpeace y la alemana Deutsche Umwelthilfe acusaron a las autoridades de Bruselas de enviar una señal completamente equivocada y de socavar sus propios objetivos climáticos.

Los partidarios de la propuesta sostienen que las centrales de gas, al ser más limpias que las de carbón, ayudan a las economías a avanzar hacia un futuro sostenible. Asimismo, creen que la nuclear debe ser calificada de «energía limpia», ya que no emite gases de efecto invernadero.

La Comisión establece una serie de condiciones para que estas centrales puedan ser consideradas «limpias», como contar con tecnología de última generación y planes para el tratamiento de los residuos nucleares.

Pero los opositores replican que la generación de electricidad a base de gas sigue siendo insuficientemente limpia y señalan los riesgos a largo plazo de los residuos radiactivos producidos por la energía nuclear.

Los representantes de la industria energética alemana recibieron la noticia con satisfacción. «Se trata de un paso acertado e importante», comentó Ingbert Liebing, director general de la asociación de empresas VKU.

En Alemania se necesitarán nuevas centrales eléctricas de gas «para asegurar la expansión de las energías renovables dependientes del clima, garantizar la seguridad del suministro y, al mismo tiempo, crear las condiciones previas para sustituir los gases fósiles por el hidrógeno», dijo.

En el mismo sentido se pronunció la Asociación Alemana de Industrias de la Energía y el Agua (BDEW) y la Asociación Alemana de la Industria Química (VCI).

«Las inversiones en centrales eléctricas de gas con capacidad de funcionar con hidrógeno son absolutamente necesarias para la transición hacia un suministro energético completamente neutro desde el punto de vista climático en la Unión Europea», explicó Kerstin Andreae, presidenta del Consejo Ejecutivo de BDEW.


Revise también

dpa

Entre visión y realidad: la industria automotriz en la CES

Por Thomas Geiger (dpa) La Torre Eiffel brilla más que en París, la antigua Roma …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.