De José Calvo: Republicano y Demócrata

José Calvo

José Calvo

Al fin está apareciendo una diferencia significativa entre esas dos posiciones en los EEUU, lo que es muy alentador tomando en cuenta el tamaño absorbente de su economía, tan importante parta el resto del mundo. En Costa Rica el 80% de las inversiones para exportación son americanas según la propia AmCham, y exoneradas. Y mas del 50% de nuestras exportaciones van para el mercado americano, sin que tengamos un mercado interno, excepto para las importaciones, por lo que somos en realidad una factoría. La diferencia prometedora se advierte leyendo “La economía de las maravillas” de Paul Krugman, cuando dice que los candidatos republicanos atribuyen la crisis económica mundial al gobierno de los EEUU, principalmente por fomentar que los bancos hicieran préstamos usureros a los pobres que no podían pagar. También los echaran a la calle.

Usted ve qué magnífica oportunidad ofrece esta posición republicana ignorante del salvataje, para que los demócratas se distancien al fin de ellos y se lleven el voto de la gran mayoría cuya postura se empieza a ver en los indignados. Es una lástima grande que el candidato demócrata vaya a ser Obama, cuya torpeza política no le permite capitalizar en el enorme descontento del pueblo que lo eligió para que hiciera los cambios necesarios. Eso si no es que está amarrado de manos por el capital que financia las campañas políticas en aquella gran democracia, en cuyo caso la única esperanza de cambio es la indignación; que allí gana terreno.

Pero que habrá cambio, lo habrá, con Obama o sin Obama, y el cambio será mucho más radical sin Obama. En otras palabras, la única esperanza que el país tiene para un cambio moderado, es que alguien recoja, no ya el campo ideológico que tengan que hacer los demócratas o los indignados, sino el que define la mera oposición a la propuesta republicana de desregulación a los bancos, salvataje, exoneración de impuestos a los ricos, y abandono de la intervención del gobierno en ayuda de los pobres: la plataforma de los demócratas esta pues preparada y definida por el egoísmo de los republicanos.

Los demócratas ya no tienen que identificar a los republicanos como los malos, ni tienen que andar buscando argumentos convincentes para identificarse con los buenos; lo han hecho todo solitos los mismos republicanos. Ahora solo les falta a los demóratas agarrar la fruta servida; y la gran cuestión es saber si lo harán ellos, o si lo tendrán que hacer los indignados. La cosa se pone interesante De repente Dios nos ha permitido ver un punto de inflexión en la manera de administrar los asuntos humanos. Ojalá. Porque todavía hay posibilidades de que eso se frustre; que se queme el pan en la puerta del horno.

Krugman hace en su artículo la observación de que la creencia de que el mercado se regula solo y de que trabaja para la mejor gloria del hombre resultó falsa, y de que solo se puede mantener ahora en el mundo de Alicia en el país de las maravillas, pero que el partido republicano ha respondido a la crisis no examinando su dogma, sino replanteándolo de una forma todavía mas cruda, convirtiéndose en una caricatura de si mismo. Por eso es que yo veo tan fácil derrotarlos, si solo hubiera otro modo de pensar entre los demócratas, y por eso digo yo que de no haberla el plato servido los tendrán que tomar los indignados. La gran cuestión es cómo.

¿Será posible que las manifestaciones populares por si solas logren los cambios que no podemos esperar de los políticos por su excesivo compromiso con el poder, sin reclamar el poder? Hasta ahora se critica a esas manifestaciones por carecer de propuesta, aunque en realidad es una propuesta señalar que la plata del pueblo no se debe usar par rescatar a los banqueros usureros y deshonestos. Y que es todavía menos justificable sacrificar al pueblo con austeridad para pagar la plata del recate de los banqueros.

Esta pregunta tan importante se ha contestado en Islandia, que era desde la guerra y hasta hace poco el niño bonito de los gringos, con su entrega total al paradigma económico del crecimiento continuo y el capitalismo. Lo que los condujo a los excesos de endeudamiento que parecía tan bueno negocio para los banqueros ingleses y holandeses hasta el defol.. Yo leí por casualidad el fenómeno del Islandia en un artículo de Fernando Catells en Tribuna Democrática, y me dí cuenta de que al asunto no se le ha dado ninguna divulgación, lo que sospecho que no se ha hecho para no dar el mal ejemplo islandés a los demás países en problemas; aunque en problemas están ahora todos, y todos tienen indignados. Digamos que se trata más bien de no despertar a una clase dominada y abusada a pesar de ser ms del 90% de la población. El pueblo paga con gusto la austeridad que se demanda en su propio beneficio, o en el del ambiente, pero no la que se le demanda para salvatar a los banqueros. Es muy diferente.

La otra posibilidad es que el pueblo se someta a la imposición del capital porque no le quede mas remedio ante la fuerza. Que se resigne. Pero eso es mucho menos probable porque la gente se arrecha; se indigna y manda todo al diablo cuando se la provoca demasiado..”Cet animal mèchant qui se fâche si on le géne”

Lo que me lleva a advertir que los republicanos americanos tienen razón al decir que las medidas económicas que Obama propone para crear empleo son lucha de clases, solo que ellos no admiten que la empezaron ellos con el salvataje.

Pero lo importante del caso islandés como respuesta es que el cambio lo obligaron los indignados, y que no fue una revolución sangrienta sino un abandono de las políticas que condujeron a la debacle, y una adopción de las medidas rectificadoras, incluyendo una pérdida de la mitad del valor de su moneda que produce sacrificio, pero merma su consumo, y aumenta las exportaciones y el turismo. Claro que al establecimiento que nos domina no le convenía divulgar lo ocurrido, porque también se negaron a pagar la usura de la deuda.

La solución de Islandia si requiere austeridad. Hay que aceptar la devaluación, y hay que aceptar un crecimiento menor; lo que de todos modos demanda el límite ambiental. Pero se trata de una austeridad en beneficio de todos, y no de una que cae sobre los hombros del pueblo para beneficio de los banqueros. Y para beneficio aparente, puesto que el esquema no puede tener éxito de ninguna manera y es solo una prolongación del engaño. O como dice Krugman, una entrada en la conejera de Alicia. Por suerte que el pueblo si sabe distinguir entre un cuento y la realidad. Por suerte que en las épocas difíciles, cuando los líderes andan dando palos de ciego, siempre se puede contar con el sentido común de la mayoría.

Los cambios necesarios no los harán los países grandes capitalistas, pues en Europa siguen empeñados en cobrar las deudas usureras con la total aprobación de los americanos, y el único cambio que han adoptado es que el banco central les pueda prestar dinero a los estados, en vez de reservarlo todo para que hagan mas usura los bancos privados. Y el hecho mondo y lirondo es que Grecia no podrá pagar, como seguro no podrán pagar tampoco Portugal y España, ni de repente Italia. Y entonces nada se habrá ganado con las medidas que insisten en ignorar la naturaleza del mal, y en pasarle la cuenta al pueblo, lo que muy posiblemente conducirá a una revolución sangrienta que cueste mas a todos. Tal vez la especie humana ya superó la necesidad de la revolución sangrienta gracias a la tecnología de la información, y la puede hacer protestando, pues no habrá más remedio que oírla. Yo no se si la indignación es cosa vieja como dice alguno, o si los hebreos que salieron de Egipto lo hicieron por indignación o porque las siete plagas los dejaron como dice Velikovsy, pero si se que no tenían celular. Y se que salieron.

Y si es como pienso, es enorme la deuda que la humanidad tiene con ese viejito Stephane Hesell Y es un gran adelanto que ya no haya que ejecutar al 1% que impide la reforma, basta con ignorarlos. Habríamos tenido la oportunidad de presenciar un salto cuántico en la evolución política o social de la especie

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

3 respuestas a De José Calvo: Republicano y Demócrata

  1. marzha navarro 21-10-2011 en 8:08 am

    NI DEMOCRATAS NI REPUBLICANOS

    En un mundo globalizado considero nuestra obligación prestar mayor atención a las elecciones de los Estados Unidos de América, inclusive en las internas de cada partido político del país que dice ser de la democracia y de la libertad.

    Los ciudadanos norteamericanos así como nosotros(los latinoamericanos) se encuentran atrapados en una perversa opción de votar al menos malo. Aquella vieja tradición de competencia entre Demócratas y Republicanos (los burros y los elefantes) se vuelve cada vez más insostenible, moralmente hablando.

    Los electores norteamericanos deben escoger y nosotros (del resto del mundo) tolerar, entre los que bombardearon Kosovo; Panamá, Afganistán, los que hicieron la Base de Guantánamo, los genocidas de Waco Texas, Somalia, Irak, los que creen que los Árabes y Musulmanes no son seres humanos o a los que tiraron la bomba atómica. Candidatos que exhiben con orgullo medallas de guerra (que significa que mato gente), los que hacen ataques preventivos, los que matan para decir que no deben matar…Sin hablar de los que privatizaron el servicio de salud.

    Nunca se nos presentó un candidato que hable de la paz, de cerrar las fábricas de armas y de la integración.

    Creo que la Organización de los Estado Americanos debe observar estos fenómenos electorales. Debería imponer una reforma para que los Estados Unidos de América sea realmente DEMOCRATICO, que el pueblo decida, que tenga poder de verdad con su voto hoy bloqueado por los colegios electorales manipuladores y corruptos.

    Transparencia Internacional también debe fiscalizar la influencia política y financiera de las multinacionales energéticas y de la industria bélica en las elecciones.

    Nosotros los pueblos indoamericanos debemos actuar, estar alertas y procurar ser protagonistas en todo proceso electoral del USA, es una obligación moral, cívica y vital, ya que un mal paso de aquel electorado nos afectara a todos(a la humanidad).

    Responder
  2. José Calvo 23-10-2011 en 6:34 am

    Me gusta el agregado de doña Marzha. Ojalá nosotros pudiéramos hacer algo, diferente de colaborar en aquella situación tan triste. O por lo menos que lo intentáramos.

    Responder
  3. Eli Campos 13-11-2011 en 8:50 am

    Sin lideres religiosos hipocritas,periodistas mediocres o toda esa clase de oportunistas y manipuladores de masas acomodados al servicio de la realeza y engordando con la pobresa,la ignorancia y hasta la muerte de millones de seres humanos,los pueblos deveran primero aprender a caminar de la mano de sus semejantes y sobre todo aprender a identificar a quienes nos rodean.Nos hacen falta lideres capaces y confiables,a algunos de los mejores ya nos los asesinaron.Que el BUEN DIOS nos repare nuevos y nos de la capacidad de reconocerlos en esta jungla de simios imitadores y enmascarados.

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.