De José Calvo: Mobbing

José Calvo

José Calvo

Mi esposa, y en consecuencia toda la familia, hemos sido víctimas del mobbing. Es un crimen terrible. En español ni siquiera tenemos una palabra para ese delito, y en Costa Rica no lo contempla la ley, pero como dice una sicóloga americana: “Hay que darle nombre al mal antes de poder tratarlo. Ella lo llama evil, que es mas bien la maldad.

”Este crimen se define como “terror psicológico, incivilidad, violencia emocional, rumores, indirectas, intimidación, humillación, desacreditación y aislamiento, y el retiro de recursos; llevado a cabo por un jefe vengativo (generalmente dos) y un grupo de sus subordinados, contra un miembro eficiente del grupo de trabajo (generalmente una mujer) con el propósito de eliminarlo” “es una forma de linchamiento

Frecuentemente significa el fin de la carrera profesional de la víctima, así como de su matrimonio, su salud, y su modus vivendi: casi nada; es como un asesinato. Se estima que en Suecia el mobbing es responsable del 15% de los suicidios, pero está también el efecto sobre el matrimonio, la familia, la salud y el modus vivendi de las víctimas. En Costa Rica la mayoría de las victimas no se atreven a denunciarlo, y las que lo hacen tienen que luchar contra viento y marea, y arruinan su carrera. El mobbing no es de motivación sexual, pues aunque la mayoría de las víctimas son mujeres, también son victimarias. Ni es racial, ni religioso, y no es etario, aunque una persona que ya no es joven es una víctima más probable; especialmente si es una mujer.

El resultado más dramático del mobbing es la ruina de la carrera, la desestabilización de la personalidad, la depresión, el divorcio, y la pobreza. Es entonces un problema grave de salud pública, aunque el doctor Leyman un especialista sueco que lo ha estudiado a profundidad, dice que con frecuencia se diagnostica mal. Y otros especialistas dicen que es más bien como una herida.

Los expertos norteamericanos dicen que aquellos jefes que conducen por medio de instilarle miedo y castigo a sus trabajadores no van a cambiar su conducta, y que las leyes que prohíben el mal trato pueden o no ser eficaces, pero con seguridad no pueden proteger al trabajador del abuso si las leyes se violan. Y esto me lleva directamente a la acción de los sindicatos laborales; o a su falta de acción, porque parecen ser cómplices de los desmanes de la patronal, con la que parecen tener un entente cordial en perjuicio de las personas

En el semanario Universidad de Noviembre 16, el abogado don Erick Briones dice que el ataque es también a terceros, por la familia. Y en su libro El Acoso Moral en el Trabajo, la francesa Marie-France Hirigoyen dice que es un atentado solapado contra la integridad física y psíquica de las víctimas, por lo que no deja las pruebas que requieren los tribunales. En Francia lo llaman acoso moral. Es pues inmoral.

La palabra mob significa una turba o una gavilla, y fue acuñada por Conrad Lorenz para describir la conducta de algunas aves que atacan en grupo a los gatos que los depredan. En el caso laboral se trata de un ataque en pandilla, cuyos miembros refuerzan así la impunidad, la irresponsabilidad; y la cobardía. En el caso de los pájaros es una reacción natural; una manera de eliminar a un depredador.

Yo leí por primera vez sobre este mobbing en Men in Groups de Lionel Tiger (Panther Books Limited, 1971) donde ese autor sostiene que los hombres se reúnen en grupos para sus acciones; especialmente las mas villanas. Y se cita allí al mobbing porque es una forma de conducta biológica grupal. Pero el efecto de la cultura es tan grande que entonces solo podían hablar de Golda Meir y 40 años después, las mujeres están tan incorporadas al poder que habría que llamar al libro Gente en Grupos, y se invalidaría mucha de su argumentación biológica. “Estudio tras estudio muestra que la gente exhibe un poder perverso actuando en grupo, y hacen así cosas que jamás harían solos”.

El mobbing, se hace siempre en grupo o gavilla, que incluye al jefe y sus subordinados complacientes. Es cobarde porque quien lo practica lo hace impunemente y requiere de cómplices, sin exponer nada. Y es perverso porque la víctima es inocente. No puede haber una conducta social más despreciable; y es desgraciadamente muy común

La señora Janice Harper, autora del artículo que leí en Wikipedia, atribuye el mobbing a la acción de corrección que el empleado perseguido intentó (Whistle blowing) para mejorar el trabajo. Porque como dice otro artículo de Wikipedia: “los mobbers son incapaces, mientras que sus víctimas son generalmente personas excepcionales, que han demostrado inteligencia, competencia, creatividad, integridad, buen desempeño y dedicación” En el caso de mi esposa ella no denunció nada, sino que los que se sienten propietarios del sitio de trabajo querían el empleo para otra persona aunque ella se lo ganó en un concurso.

Como la señora Harper, en su artículo de Wikipedia, atribuye el mobbing a una acción de denuncia de algo incorrecto (Whistle-blowing), he de decir que una persona tan capaz como mi esposa, ya había sido víctima de acoso laboral antes, pero tampoco por whistle bowing, sino cuando su jefa, que la tenía en mucha estima, la dejó de jefa para ir de vacaciones, y ella modificó algunos procedimientos que lo necesitaban, lo que enfureció a la mujer, e inició el acoso. Había que dejarlo todo como estaba. Pero eso no significó en aquel entonces una mala evaluación como ahora, sino quedarse sin trabajo, porque estaba de interina, condición discriminada que mantuvo durante 20 años y al fin superó, y que es otra forma de abuso laboral tolerada e impune. El hecho es que entonces no hizo nada ninguno de los varios sindicatos a que ella pertenecía, posiblemente porque tenían un entente cordial con el patrono: lo que les censuran los indignados.

El siquiatra de la Caja que ve a mi esposa le ha dicho que ya no le puede dar más incapacidades, las que le han ayudado sin quitar el problema. Y que tiene que volver al trabajo, lo que ella es incapaz de hacer y él siquiatra debería entender y ayudar a resolver. El no le ha dicho que ya está curada, y seguramente que no la puede curar porque la lesión es muy grave y no se va a curar con permisos por discapacidad. Pero un médico más diligente (y un abogado) por lo menos trataría de que la reubiquen, en vez de mandarla a que la terminen de matar: porque ahora el encono será peor, y “la cólera de la víctima se presentará como evidencia de que esta es inestable y amenazante”.

Entre los artículos norteamericanos que leí en Wikipedia, se dice que “una solución es la reubicación de la víctima en otro lugar de trabajo, si no se puede remover a los victimarios o darles una lección de ética” ¡Hagamos nosotros algo constructivo!. Y el propósito de la Caja es cuidar la salud de los costarricenses, no abandonarlos cuando están enfermos y maltratados; y menos todavía enfermarlos.

Cuando uno ve que pasan los años y no se puede resolver un simple problema de ingeniería como la platina, o cuando ve que un juez se pensiona muchacho con 6 millones mensuales donde un quinto de nuestra gente vive en la miseria, uno piensa que nada se va a resolver sin una revolución, porque el control lo tiene una clase pequeña de intocables, a quienes no les importa nada la suerte de los demás. Y sin embargo ¡qué fácil sería para Costa Rica con sus posibilidades de cohesión social, ser un buen ejemplo para el mundo! Como el informe de Wikipedia dice que mobbing se ha vuelto a household word en Europa y los Estados Unidos, porque es un problema de salud pública, lo mas probable que ellos van a establecer legislación eficaz primero, y que nosotros la vamos a copiar como siempre con todo, aunque pudiéramos tomar la iniciativa.

La crisis económica mundial se podría capear si solo produjéramos (trabajáramos) para nuestra propia gente, en vez de producirlo todo para el consumidor americano. La falta de empleo se podría resolver como sugiere el señor Rich en El País, “poniendo a la gente a limpiar los ríos”. Digamos a llenar los huecos de las calles, a reparar los puentes, a recoger las basuras, a producir comida. Ciertamente que tendríamos que vivir mas sencillamente, y no podrían haber pensionas de 6 millones mensuales para ningún muchacho, pero como dice el mismo señor Rich citado, ¿qué tengo yo que perder?

Los especialistas italianos Francesco Blass y Claudio Petrella llaman a su libro sobre este tema Il Lavoro Perverso. “No hay en la ejecución del delito ninguna piedad ni restricción moral”, y se puede decir que la sociedad entera es la responsable de ese crimen por no combatirlo. Hacerlo me parece mas bien fácil, si existiera alguna diligencia, y tomando en cuenta que cualquiera puede ser una víctima. Podríamos sobrevivir, porque a como vamos no podremos.

Como los científicos han preparado una checklist para comprobar su existencia, esa lista se podría usar aquí para dictaminar el mobbing por decisión numérica, como la taxonomía zoológica: ¿Hay intimidación? 10 puntos. ¿Hay desprestigio? 10 puntos. Están todos los integrantes del mob de acuerdo en que esta persona acosada no sirve, después de que se ha desempeñado con elogios durante 20 años? 10 puntos. ¿Hay evidencia de desacreditación? 10 puntos. ¿La hay de rumores? 10 puntos. ¿Hay aislamiento? 10 puntos. La evidencia para las preguntas saldría de otra máquina: un detector de mentiras para los compañeros de la víctima; un infalible polígrafo de voz. Aprovecharíamos así los adelantos de la tecnología en beneficio de las personas decentes de la sociedad. Y la negativa a someterse a esa prueba es evidencia prima fascie de que hay mobbing.

Pero sigamos con la taxonomía numérica ¿Hay una evaluación negativa de desempeño después de una historia de varios años de evaluaciones positivas? 20 puntos. Hay mentiras evidentes en la evaluación, lo que se podría detectar con solo ver las bitácoras con diligencia, antes de que las adulteren.? 30 puntos. Tenemos ya mas de 100 puntos probatorios: Hay mobbing. Reubiquemos a la víctima de inmediato, antes de que sufra mas daño: ¡chop chop!.

Y agreguemos algo rápidamente ¿Se compincharon en el ataque dos jefes como sugiere la señora Harper que ocurre con frecuencia? . Pues nos quedan esos puntos de refuerzo de la evidencia, porque aquí eso si ocurrió; demostrablemente, hasta para un investigador negligente. Y además, ¿es una de esas jefas persona agresiva, lo que dice la señora Harper que caracteriza a los jefes acosadores? (allí la describen como un bicho, y la otra obtuvo el empleo irregularmente, lo que puede ser evidencia de ingerencia política, y una indicación de su incapacidad): Entonces hay todavía más evidencia. Ese “bicho” agresivo goza de autonomía en aquella institución, de modo que ella está como moro sin señor sin la autoridad de un jefe, y minando la disciplina de la institución a la que está adjunta con autonomía, seguramente por influencias políticas; sin quitarle que pueda tener la capacidad, lo que no le da el derecho de satisfacer su sadismo martirizando a los demás, ni el de violar el sistema de disciplina de la administración, que es indispensable.

La existencia de mobbing se podría aceptar con 70 puntos de evidencia Todo el mundo tendría que ver con nuestro sistema novedoso; y podríamos prescindir de un montón de señorones orondos, ponderosos, caros, y lentos en la administración de la justicia. La institución estatal podría también prescindir de la oficina cara e ineficiente que tiene ahora para estudiar el mobbing, y que más bien actúa como protectora del acosador. Y también, si no hay castigo por el delito criminal del mobbing en esta sociedad de impunidad, por lo menos se debería ordenar una reubicación de la victima para que no la terminen de matar unos gorrones ante la mirada indiferente de los demás. ¡Manda guevo!. Mucha gente se compra un pleito con mucha menor provocación, pero aquí no hay de repente ni un Sancho Panza, que lo hubiera prohibido en Barataria. ¡Auxilio, socorro!

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Zapotegate

…¿Y usted qué opina? Fernando Berrocal En estos casi dos años, el Gobierno del presidente …

3 comentarios

  1. LAMENTO MUCHO POR SU ESPOSA y por toda su familia y agradezco que nos haya enseñado, FUERZA PARA TODOS, CUENTEN CON NOSOTROS – SALUDOS – MUCHAS GRACIAS

  2. Una cosa admirable de doña Marzha es su solidaridad; eso ayuda tanto como que nos lea; y que nos haga comentarios, porque no hay trato peor que el confinamiento solitario.

  3. Si tienes problemas de acoso puedes contactar con
    AVALC ASOCIACIÓN DE VÍCTIMAS DE ACOSO LABORAL (Mobbing) DE CATALUNYA
    Centro cultural Sta. Eulàlia de l’Hospitalet
    Carrer Santa Eulàlia nº 60
    l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona)

    acosolaboralcat@hotmail.es

    http://www.avalc.es
    tel: 633552070- 622412268

    Hemos formado esta Asociación para defendernos contra el ACOSO y hostigamiento en el puesto de trabajo. Si consideras que estas sufriendo ACOSO o tienes dudas sobre ello, !NO DUDES MÁS, LLÁMANOS¡. Estaremos encantados de poder ayudarte y asesorarte.

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
A %d blogueros les gusta esto: