Portada / Opinión / Columnas / De José Calvo: Las señales

De José Calvo: Las señales

Jose Calvo

José Calvo

Cuando uno siente el viento que le sopla en las orejas, o ve el suelo que se acerca velozmente, puede ser porque uno está cayendo, y es verdad que ese fenómeno puede ocurrir sin caída, pero también es prudente pensar que se puede tratar de una caída, por si es que hay chance de agarrase de algo, o por lo menos para ponerse bien con Dios. Yo oigo el galope de los caballos y puedo ver la cara famélica de uno de lo jinetes.

Es posible que las señales de agravamiento que la crisis mundial que yo veo se deban a una tendencia apocalíptica, y que no está ocurriendo nada que no haya ocurrido en el pasado, y que no tenga remedio. Pudiera ser que podamos seguir como íbamos. Pero también es posible que esto es diferente, que es mucho mas grave, y que no haya recuperación posible, sino que tenemos que pensar en otra alternativa para la humanidad, consumista y el paradigma del mercado; una alternativa que no sea muy dolorosa.

Las señales del final son abundantes y claras: hay un agotamiento de los materiales que el sistema necesita para producir todo lo que consumismos y mas, porque la promesa del paradigma es que habrá consumo conspicuo para todos los 7000 millones de personas, y para los 20 ó 30 mil millones que seremos cuando el sistema triunfara definitivamente. Hay un agotamiento de límite ambiental porque las otras especies se extinguen ante la necesidad humana de más espacio. Hay una contaminación creciente con los residuos que el actual sistema de mercado produce, y que no se puede evitar con el reciclaje. Hay una concentración continua de la producción aunque se habla de competencia, y hay otra en la distribución de la riqueza que cancela la posibilidad de democracia. Hay un descontento creciente ante esa mala distribución del producto que va en aumento, de modo que ya se habla del 1% contra el 99%. Hay un malestar creciente por la forma en que la clase dominante trata de salir de la crisis: con austeridad creciente para e pueblo que pierde salarios, pensiones, y servicios públicos para rebajar el déficit, pero con salvataje para los bancos que han agravado el problema prestando de usura. Y es muy posible que se agrave la protesta de los indignados a pesar de la violencia policial. Y hay un abuso de la representatividad y la democracia, cuando las élites que gobiernan optan por la austeridad para los otros, en vez de optar por asumir su parte de la responsabilidad. Y lo hacen alegando que han sido elegidos para gobernar, cuando no han dejado opciones.

Estas son las señales más gruesas y evidentes, pero hay otras igualmente innegables y difundidas: ¿Por qué se nos acusa de ingobernabilidad, si no es porque los gobiernos ya no son funcionales? ¿Por qué se recurre a cámaras y multas para proporcionar presupuesto al MOPT? ¿Por qué las empresas no le pagan la contribución a FODESAF? ¿Por qué no la paga la embajada gringa si nos saca demasiada plata por solo poner los pies allí para pedir una visa de participación en el “libre comercio”, y sus ciudadanos entran aquí como Pedro por su casa sin pagar nada? ¿Por qué se tolera que los empresarios y el gobierno no le paguen sus cuotas a la Caja? ¿Por qué se tolera que un gremio laboral profesional cierre el Registro Nacional al uso de los ciudadanos costarricenses? ¿Por qué algunos ticos le cantan loas a la inauguración del registro de las patentes de invención de los norteamericanos que nos mantienen subdesarrollados? ¿Por qué buscan la elección al mando supremo personas acusadas de actos deshonestos con los fondos del pueblo? ¿Por qué aumentan incontrolables la corrupción y la delincuencia? ¿Por qué usamos nuestros pocos recursos antidelincuencia par colaborar servilmente con la Drug Enforcement Administration ? En el patrullaje conjunto nosotros vamos allí de alipegos a ver si nos dan algo. ¿Por qué no se enfoca con otra actitud el problema de la droga que demostrablemente se ha ido agravado con el combate que lo hace mas rentable? ¿Por qué resultan tan censurables los alcaldes de un partido todavía poderosos elegidos por solo el 5% de los votantes? ¿Por qué vota un mayor porcentaje para quitarlos que para ponerlos? ¿Por qué se siguen permitiendo las movidas en el MOPT? ¿Por qué no se investigan también los premios de ALCATEL a los políticos del PLN? ¿Por qué uno de los poderes de la republica anula con pretextos de procedimiento, la expulsión de alcaldes indeseables que el pueblo ha hecho? ¿Por qué delinquen tantas de las personas elegidas para que nos gobiernen? ¿Por qué no pagan impuesto a la renta unos profesionales que se ganan 1 millón de colones por día en un país donde la cuarta parte de la gente vive en la miseria? ¿Por qué las autoridades incumplen frescamente las promesas de compra de la cosecha hechas a los productores agrícolas en desaparición por la política dogmática de importar los alimentos, ahora al doble de precio que cuando se producían aquí? ¿Por qué el país no puede adoptar una política productiva inteligente cuando está mermando aceleradamente el mercado extranjero para nuestros productos? ¿Por qué 20 jueces se retiran a los 60 años con pensiones de más de 5 millones mensuales, que pasarán a cargo del presupuesto cuando se agote el fondo en pocos años, en un país donde la cuarta parte de la población vive en la miseria?

Yo podría seguir haciendo preguntas de irregularidades palmarias que indican un grado de deterioro irreversible de la sociedad de mercado, una caída imparable, y una necesidad de cambio radical, pero igual puede hacer usted. La responsabilidad de evaluar la salud de nuestra sociedad es de todos, y aquí necesitamos urgentemente unos indignados porque no somos ninguna islita paradisíaca; amén de que estamos sumidos en la crisis del mundo entero, y hay que reconocerlo.

Es verdad que existe una mentalidad apocalíptica, pero también es verdad que oímos el aire que nos sopla las orejas, y vemos el suelo acercarse velozmente sin hacer absolutamente nada: ni rezar. Es bueno asomarse debajo de la cama cuando se oyen ruidos allí.

Y esto no son meras advertencias sin fundamento. Los mejores economistas del mundo, sin que importe su nacionalidad, nos están advirtiendo del peligro, pero las acciones para salir de la crisis parecen palos de ciego, y se hacen peores porque son diseñadas y dirigidas precisamente por los mayores responsables de la misma, que tienen el control político.

Mitt Romney tiene su buchaca escondida en un banco de las Bahamas para evadir los impuestos. El gobierno francés propone que se ataque al Irán “antes de que los israelíes pierdan la paciencia y lo ataquen” por el peligro de que desarrollen la bomba atómica que los franceses tienen; y los israelíes también. Inglaterra sigue ocupando colonialmente una parte de España y las Islas Malvinas. Y el sistema bancario internacional embarga por orden del gobierno imperial las cuentas de cualquiera que incurra en sus iras, como Wikileaks o el Irán. Obama se atreve a decir tímidamente que los ricos deben pagar impuestos, en un país donde simplemente no los pagan. Lo debería decir con más firmeza, ante unos republicanos que quieren la austeridad para el pueblo y unos Merkozy que hacen lo mismo en Europa. Pero es que son las corporaciones quienes financian las campañas políticas de la democracia.

También dice Obama que para recuperar los empleos en los Estados Unidos hay que repatriar las manufacturas, y esto es una sentencia de muerte a uno de los postulados más importantes del capitalismo: la “ventaja comparativa”. Claro que esto es también una grave amenaza par la China, que se lo tiene bien merecido por dejar un dogma y adoptar el otro.

Considere usted que el capitalismo ya perdió el dogma del crecimiento continuo, y el de la desregulación, y el de la no interferencia del estado en la economía, y el del pecado general del proteccionismo, si tenemos además en cuenta la inclusión de la protección excesiva de propiedad intelectual de las corporaciones en el dictado de la OMC; y su administración ahora por la OMPI; y sus intentos de censura despótica de los medios sociales como en SOPA.

El triunfo mayor del capitalismo no fue la desaparición de la Unión Soviética porque aquello era una forma del capitalismo, fue la desregulación que hicieron Reagan y Thatcher y remacharon los Bush, y Clinton, quitando todas las salvaguardas que había puesto el New Deal de Roosevelt par sacar al mundo de la severa depresión en que lo metió el capitalismo; y en que lo volvió a meter apenas fue des regulado. También esa des regulación, y el debilitamiento de los sindicatos, así como la aplicación del principio de la “ventaja comparativa”, fue lo que permitió el auge de la China manufacturando prácticamente todos los bienes industriales de consumo en los Estados Unidos y en Europa que ahora no pueden vender; para hablar de contradicciones. Entre las que está brillando por su flagrancia la excesiva protección de la propiedad intelectual.

Y sería la repatriación de las manufacturas como propone Obama, y el fortalecimiento de los sindicatos para el necesario balance distributivo, lo que permita al mundo salir de la crisis: Si es que el hada madrina nos da el truco para seguir creciendo. O los trucos, porque además de los materiales agotados se necesita el espacio, y la limpieza; y la equidad.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:

Comentarios Facebook

Revise también

Leonardo Boff

La historia fue escrita por la mano blanca

Leonardo Boff Una de las realidades más perversas de la historia humana ha sido el …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!