De José Calvo: Las comunicaciones

COMPARTIR:

José Calvo

José Calvo

Porque ya hemos pegado con la frontera ambiental, el periódico de papel tiene los días contados, pero he ahí que nos auxilia la tecnología de la información y tenemos un sustituto muy atractivo en el periódico digital, que si no nos puede dar los requerimientos de la nostalgia, nos permite interactuar: un potencial que no estamos explotando y que podría ampliar mucho la profundidad del trato de los temas.

En Influencia y alcance en Twitter, (Cambio Político) don Juan Alberto Corrales nos habla del poder relativo de las comunicaciones, y le asigna un papel muy importante a las interacciones y respuestas: un enorme potencial que tiene la prensa digital y no usamos. Por eso los escritores que no interactúan dan la impresión de ranas cantando debajo del agua, con la diferencia de que lo de ellas termina en la conservación de la especie, y lo nuestro en palabras vacías por menosprecio a los lectores. Me recuerdan al show de mister Pin, un saltinbanqui de mi niñez que llevaba su impedimenta en un caballo como el de La Strada lo llevaba en una motocicleta, y cuya ruina iba de la mano de su menosprecio. Al terminar su función nos decía: “servidos hijos de puta”.

Yo veo como ejemplo el hostile take-over de Costa Rica Hoy por parte de don Lalo Baruch, con la inmediata exclusión del balance y la tolerancia. Pero en cambio hemos visto también como don Carlos Revilla ha puesto otro periódico digital de inmediato, dramatizando el hecho de que esa guerra no está perdida, y el de que seguro no se va a perder.

A don Habib Succar, que si interactúa, le pareció que yo debí haber mencionado el control de las comunicaciones como una de las mayores pendejadas, y seguro tiene razón. Aunque yo veo en el control de los medios de comunicación la misma mano peluda que en el del Estado; la misma operación. Según los indignados el 1% controla al 99%, pero según Krugman, es mas bien el 0,001%. Los políticos son los grandes empresarios, y lo controlan todo. Es inconcebible que dos o tres grande empresas televisivas nos laven el cerebro sistemáticamente, y que los periódicos estén casi igualmente controlados. George W Bush y Dick Cheney son grandes empresarios y tienen también el control político. Aquí no es diferente. Lo que se nos revela cuando nos enteramos que no han pagado las cuotas de la Caja, o que unos dan las cartas de recomendación para la consultoría o el contrato de los otros, es que también nuestros gobernantes son empresarios. Y esto lo han revelado los periódicos, aunque fuera por oposición al paquete fiscal, pues uno de ellos apoya editorialmente el IVA, seguro para evitar el de la renta.

En El Tejido Social, Francisco Ruiz-Tagle (Cambio Político) dice algunas cosas muy pertinentes. Se maravilla de la capacidad humana para asociarse en organizaciones complejas y multitudinarias, y de que las transformemos en una pesadilla, lo que es radicalmente diferente del mundo animal. Que empleamos señales engañosas y máscaras; que es lo que decía Johnny von Newman en su teoría de los juegos, y lo que lo llevó de consultor para diseñar las estrategias de competencia de las grandes corporaciones comerciales. Dice que el tejido social está pulverizado en montones de organizaciones diferentes. Que ya no hay líderes, que nadie confía en nadie. Y que a ese estado calamitoso nos llevó la competencia de todos por el mismo propósito, que es la riqueza.

Se puede completar esta conclusión con la de que en los otros mamíferos sociales hay organizaciones diferentes dependiendo de que tengan o no tengan un orden de picoteo, siendo solo estas últimas las que se pueden domesticar porque el humano sustituye al líder de la manada animal, lo que ocurre también entre nosotros, donde el líder sustituye a Dios: ¡sieg hail!. Nosotros también somos domesticables. La “pulverización del tejido social” que nos hace imposible encontrar un denominador común que no sea la plata es seguro parte de la misma competencia del mercado por “acceder al mismo status” (la riqueza).

La desaparición de los líderes es de repente una cosa buena para que no andemos gritando sieg hail. Y la competencia que nos dio el denominador común de luchar por la riqueza seguro se acabará con la crisis económica, que puso en evidencia todas esas fallas de la competencia del mercado.

Nada divide tanto como la plata, y cuando todos andamos detrás de la plata nos pulverizamos en grupúsculos antagónicos, y permitimos el gobierno del 0,001%, pues la riqueza es limitada, y se distribuye en una gradiente diferencial según el galillo, pero esta es una empresa en la que todos somos culpables. Ruiz-Tagle termina con la esperanza de un cambio, que tiene que ser en el objetivo común. Solo que no nos dice cuál es ese cambio ni cómo se va a dar, y uno sospecha que él tiene en mente seguir con “la moto, el Hyundai y el BMW”.

El artículo de fondo de la Time de Marzo 12 dice que ya la naturaleza perdió la batalla contra el hombre, y aunque ponen también el artículo de un ecologista que se opone a un oleoducto para las arenas petrolíferas de Canadá a Tejas, dice que de no construirlo los Estados Unidos lo harán los chinos: Mientras no dejemos ese camino seguiremos dándole preponderancia y control al “inversor”; pero tendremos que dejarlo.

En su artículo Cuando China deje atrás a los Estados Unidos, (Cambio Político) Dean Baker comenta la actitud mas libre que existe en China con respecto a la propiedad intelectual que es tan monopolística en los Estados Unidos, y don Carlos Revilla me contó que en Europa ha aparecido como reacción a esa actitud monopolística de la propiedad intelectual un partido que se opone a limitar la difusión del conocimiento que llaman “el partido pirata”: hay entonces esperanza de controlar allí a la OMPI; porque lo que es aquí somos unos entreguistas del hacha, la calabaza y la miel.

Los europeos y los americanos agravan la crisis económica mundial con su política comercial, y Costa Rica no es diferente a los Estados Unidos y Europa. De hecho en eso si somos muy parecidos; y por eso es que mientras el mercado basado en sus propios clientes del resto de América Latina mejora, empeora el nuestro que puso todos los huevos en el canasto de las exportaciones.

Un cambio si se está dando, y era inevitable cuando el propósito de la vida humana se restringe al consumo de lo que ofrece el mercado. Y ese cambio lo posibilitan las comunicaciones. La imprenta hizo posible la Reforma y la revolución industrial, y es inevitable que la Internet de al traste con el actual paradigma, pero la especie tendrá que superar la actitud de consumo que ha predominado desde que se asentó, para lo cual habrá que desarrollar una comunicación verbal que no esté limitada al consumo, y otras formas de comunicación, como las que se manifiestan en la percepción extra sensorial; algo que nos diera un potencial mucho mas allá del que permite el mercado.

Hay una esperanza de discordia en el poder cuando un periódico nos revela las defraudaciones fiscales de los ministros, y cuando a Rupert Murdoch se le cae el zapote. Y cuando don John Cochrane dice en Desde la otra acera (Cambio Político) que el New York Times y Paul Krugman son keynesianos, porque ellos alegan que con la austeridad se agrava la crisis, y que cuando no hay empleo el empleador tiene que ser el Estado; lo que coloca al New York Times en disidencia. Y esto de Cochrane que es de la Universidad de Chicago y el Cato Institute lo pone Cambio Político lo que revela el espíritu tolerante de don Carlos Revilla, y el mérito de sus periódicos digitales, que no está solo en su habilidad tecnológica, sino en su amplitud, sin la cual solo se puede tener un pasquín. Esto revela el hecho de que en la prensa escrita no lo tienen todo todavía; y podemos ver bien que está trasminada de irrelevancia con sus páginas repletas de football y de espectáculos

La radio ya casi no cuenta como medio de comunicación. Pero está en cambio la Internet, y este es un medio del que el despotismo monopolístico nos quiere despojar también. Ahí están los intentos desesperados de las leyes SOPA, PIIPA, Y CISPA permitiéndole al gobierno la censura sin orden judicial; un ejemplo además de la naturaleza de nuestra democracia, que consiste en que los gobernantes continúan probando hasta lograr la ley agotando al público que “representan”.

Yo no creo que las redes sociales se pueden controlar, y a pesar de estar llenas de comunicación irrelevante, han servido muy bien para hacer una revolución contra la dictadura de Mubarack, a pesar de los esfuerzos de la OTAN para adueñarse del proceso, como han hecho en Libia, y en Siria. Las redes sociales todavía pueden aglutinar la oposición contra la dictadura principal de la región árabe, aliada de la OTAN, que es la de Arabia Saudita.

Yo pienso que la crisis es parte de la gran transformación que está sufriendo la humanidad, seguro disparada por la tecnología de la información que permite una manera incontrolable de comunicación, aunque la usemos para escribir bobadas que solo ejercitan el uso de un dedo para poner “me gusta” a “no me gusta” . Pero de repente solo bobadas podemos discutir en el callejón sin salida del método científico, y estamos así a las puertas de encontrar una forma de expresión que no se puede limitar ni censurar.

Yo creo en el enorme potencial de la percepción extra sensorial, que la humanidad tiene pero ha menospreciado como una charlatanería que no se puede estudiar con el “método científico”. Y me atrevo a predecir que la vamos a usar cuando se nos vuelva evidente que se acabó el horizonte del paradigma del mercado de consumo, y que la comunicación por medio de la palabra no solo es inadecuada y se presta para la cháchara boba, sino que se puede controlar y censurar.

Pero esta de la censura de las comunicaciones es una batalla que no pueden ganar, como de hecho no pueden ganar la de la austeridad para el pueblo, donde tendrán que compartir el sufrimiento con nosotros. Y esto nos lleva a ver que el control de los medios es una parte fundamental del control despótico del gobierno, y que es de esperar que seguirán tratando de controlar el poder que las redes sociales demostraron en Tahir, callándolas con proyectos de ley como SOPA, PIIPA, y CISPA.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…

(Visto 120 veces, 1 hoy)
COMPARTIR:

Revise también

Enrique Obregón

Debemos saber

Enrique Obregón Valverde Nosotros, demócratas, debemos saber que la democracia es un bello y amplio …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!