Cifras fiscales del Gobierno con tendencia positiva

Ministerio de Hacienda

Según hacienda los gastos para infraestructura muestran importante crecimiento con una gestión de deuda permite desacelerar el pago en intereses. CP/archivo

San José, 20 abr 2017 (cp) – El primer vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, presentó hoy información que muestra cómo los esfuerzos realizados por el Gobierno en materia fiscal, han mejorado de manera importante la tendencia en indicadores de ingreso y gastos durante los últimos años.

Los ingresos totales mostraron una tendencia creciente, pues entre el periodo 2010-2014 se mantuvieron alrededor del 14,1% del PIB, en promedio. Sin embargo, entre el 2015-2016, hubo un resultado superior, que se ubicó en un 14,4% del PIB.

En el caso del gasto total sin intereses, aunque su tendencia se mantiene alrededor 17% del PIB, en promedio, entre el 2010-2016, llama la atención el cambio en su composición. Por ejemplo, las remuneraciones mostraban una tendencia a crecer por encima de la producción nacional, al pasar del 6,9% al 7,2% del PIB, entre el 2010 y el 2015. Sin embargo, en el 2016 se marca un cambio en este comportamiento, pues se ubicaron en un 7%, lo que indica que crecieron muy por debajo del PIB nominal. Otro ejemplo es el gasto de capital, el cual muestra una tendencia creciente como porcentaje del PIB, pues ganó participación al pasar del 1,5%, en promedio, entre el 2011-2014, a un 1,8% en los años 2015 y 2016.

No obstante, el tamaño de la deuda y el déficit que se proyecta en un futuro cercano, hacen que los buenos resultados de estas acciones sean insuficientes. Para ello es necesario culminar el proceso de fortalecimiento hacendario con la aprobación legislativa de los proyectos de ley para sustituir el impuesto general sobre las ventas por el impuesto al valor agregado (IVA ), modernizar la ley de renta y contar con una ley que establezca una regla fiscal orientada a dar sostenibilidad fiscal al país.

“Los resultados evidencian el impacto positivo de las acciones administrativas para mejorar la situación fiscal, a las que se sumará el efecto de la nueva legislación. Sin embargo, este comportamiento favorable de las finanzas públicas no basta para asegurar la estabilidad fiscal del gobierno central a mediano y largo plazo Reconocemos el avance del Legislativo al aprobar ocho proyectos para la Hacienda Pública, pero debemos completar el proceso. Por esto reiteramos nuestro llamado a los partidos representados en loa Asamblea, para que el tema fiscal esté presente en sus agendas durante el próximo año legislativo”, expuso el Jerarca.

Ingresos tributarios siguen creciendo a buen ritmo

Las autoridades de Hacienda dieron a conocer también el comportamiento de las cifras fiscales del gobierno central al cierre del primer trimestre del año, que indican como los ingresos tributarios siguen mostrando un buen resultado, al pasar de una tasa de variación de 7% en marzo 2016 a 8,5% en igual periodo de este año.

Destaca el comportamiento del impuesto a los ingresos y utilidades que mantiene su crecimiento en dos dígitos desde el 2015. Esto explica la tasa de variación promedio del 17,6%, alcanzada entre marzo de ese año y marzo del 2015, en contraposición con la tasa de variación promedio observada entre marzo 2011 y marzo 2014, que se ubicó en un 9,1%.

“La creciente participación del impuesto de ingresos y utilidades en el total de los ingresos tributarios, al pasar de un 26% en el 2010 a un 37% en el 2017, hace que nos detengamos a revisar su comportamiento, lo que se traduce en mayor progresividad y más recursos para atender los programas prioritarios del Gobierno, dirigidos a grupos más vulnerables. Es precisamente su importancia la que hace tan necesaria la modernización de la Ley que le rige”, explicó Fallas.

Por el lado de los gastos, al cierre del trimestre destaca el rubro Gastos de Capital, que pasa de un decrecimiento de 33,5% a marzo 2016 a un crecimiento cercano al 56% para igual periodo de este año. Es precisamente este gasto destinado a infraestructura vial y educativa, el que explica el 27,4% del crecimiento del gasto total (de 1,5% a marzo 2016 a 9,5% en igual período 2017). A esto se suma el 43,4% de transferencias al sector educación para FEES, juntas de Educación y atención del préstamo del Banco Mundial para infraestructura, becas y otros en universidades.

Las remuneraciones han venido mostrando una desaceleración importante, pues a marzo 2010 y marzo 2014, crecieron a una tasa promedio del 13,2%, mientras que entre marzo 2016 y marzo 2017, esta tasa se redujo al 3,3%.

También el pago de intereses se desacelera, pues pasa de aumentar un 23,7% al cierre del primer trimestre del 2016 a un 6,4% al mismo periodo del 2017.

“Esto último se explica por la estrategia aplicada en el manejo de la deuda, entre lo que destacan los mayores plazos de colocación que reducen la presión en el corto plazo; menores tasas de interés (con una reducción aproximada de 200 puntos base); canjes que permitieron “retirar” del mercado series en circulación con altos costos del servicio de la deuda, y sustituirlos por nuevos valores a tasas faciales menores, así como la colocación de casi ¢600.000 millones hasta este 20 de abril, por medio de Tesoro Directo. Tales acciones nos han permitido colocar el 72% del monto total proyectado para el primer semestre del año, recalcó el Ministro de Hacienda.

Al cierre del primer semestre del año el déficit primario (diferencia entre ingresos y gasto sin intereses) fue de del 0,5% del PIB y el déficit financiero fue de 1,2 % del PÏB, similares a los de igual período del 2016.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.