¿Café y postre? No, ¡el sabor del café también encaja en el postre!

dpa
Ralf Sander, autor de la guía «¡Eis! ¡Gelato! ¡Sorbete! Todo hecho por uno», aplica el especial efecto aglutinante de los aromas del café en la leche en su receta de helado «White Coffee Gelato». Foto: Peter Schulte/Stiftung Warentest/dpa

¿Una taza de café humeante junto a la crème brulée suena bien? Sí, sin embargo es aún mejor cuando se unifican ambas cosas, en una crème brulée de café.

«Esto se debe a que la grasa de la leche y de la nata aglutinan los sabores del café de forma especialmente intensa», explica Julian Greiner, de la empresa de tostado de café Martermühle, en Baviera.

Para preparar brulèe u otros postres cremosos, el tostador de café añade unos 100 gramos de granos de café expreso a un litro de líquido (800 ml de nata/200 ml de leche). Luego lo lleva a punto de ebullición y deja reposar el líquido.

Granos triturados para el helado de café

El especial efecto aglutinante de los aromas del café en la leche también es utilizado por Ralf Sander, autor de la guía «¡Eis! ¡Gelato! ¡Sorbete! Todo hecho por uno», en su receta de helado «White Coffee Gelato».

El propietario de una heladería berlinesa tritura ligeramente los granos de café para obtener dos o tres trozos grandes de cada grano. «Puede dejar que los granos de café triturados reposen en la leche durante toda la noche en el refrigerador», aconseja Sander.

Junto con el azúcar, la glucosa, la leche desnatada en polvo y la nata, prepara una mezcla en la olla, que se deja infusionar y enfriar. Antes de que la mezcla acabe en la máquina de helado, tiene que pasar todavía por un colador para eliminar los granos de café.

Café para verduras con notas terrosas

Greiner tiene aún dos consejos más para la utilización de los granos de café: «Todo lo que tenga una nota terrosa se complementa a la perfección con el café. Simplemente vuelque una taza de café frío en la sartén cuando prepare zanahorias, calabaza o remolacha», sugiere.

Si se unta la carne con café, hay que prestar atención a la temperatura. «Manténgala siempre por debajo de los 170 grados. De lo contrario, el café se quema y deja sustancias amargas», explica Greiner.

Lo recomendable, señala, es implementar las distintas torrefacciones de forma diferenciada. «Para carnes blancas, como las aves de corral, utilizaría un tostado ligero, que aporta notas afrutadas. Los tostados suaves proporcionan un aroma acaramelado crocante y los oscuros, un sabor más terroso», añade Greiner.

dpa

Revise también

Ya que celebramos Bloomsday, ¿por qué no celebramos Dalloway Day?

Ya que celebramos Bloomsday, ¿por qué no celebramos Dalloway Day?

Fotograma de ‘Las horas’, adaptación de la novela homónima que recrea la historia de tres …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.