Biden y Sanders chocan codos hacia la victoria en noviembre

COMPARTIR:

Chispazos

Fernando Fernández

Fernando Fernández

El candidato demócrata a la Casa Blanca en las elecciones del 3 de noviembre próximo en los Estados Unidos, Joe Biden, y quien fuera su principal contrincante en la carrera de las primarias, el senador progresista Bernie Sanders, han intensificado el trabajo de negociación político electoral con miras a un triunfo demócrata el próximo 3 de noviembre.

Los equipos de trabajo que vienen trabajando juntos desde hace más de seis semanas, se han constituido una herramienta clave para unificar el partido demócrata y cerrar un programa común entre Biden y el sector izquierdista, liderado por Bernie Sanders, y trabajan intensamente en seis temas clave: sanidad, cambio climático, economía, inmigración, educación y reforma judicial.

Entre las personas que compondrán los equipos hay nombres clave en ambos sectores del partido, según anunciaron varios medios de comunicación estadounidenses días atrás.

Del lado de Sanders sobresalen la congresista Alejandra Ocasio-Cortez, quien copresidirá junto al exministro de Exteriores de Obama John Kerry el grupo sobre cambio climático. También se destaca la congresista Pramila Jayapal, que lidera en esa cámara la propuesta de una sanidad pública universal y gratuita, quien lidera el grupo sobre sanidad, mientras que quien fuera fiscal general durante la administración Obama, Eric Holder, presidirá el equipo de trabajo sobre reforma judicial.

“Debemos generar las mejores ideas para crear una agenda que la clase trabajadora de este país necesita desesperadamente y así dirigirnos hacia una sociedad más justa”, aseguró Sanders en un reciente comunicado de prensa, añadiendo que elogia a Biden “por trabajar junto con mi equipo de campaña para reunir a un grupo de líderes pensadores y activistas en la unificación del partido en una dirección transformadora y progresista”.

Sanders, que sabe que la creación de estos grupos es un primer paso en su empeño en hacer virar el partido hacia postulados cada vez más progresistas, instó al partido a pensar “en grande, actuar con valentía y luchar para cambiar el rumbo de nuestro país”.

En cuanto a Biden, ha destacado en un comunicado que “la labor de los grupos de trabajo será esencial para identificar vías para construir en conjunto y seguir progresando. No se trata simplemente de retroceder el reloj a una época anterior a Donald Trump, sino de transformar nuestro país”, afirmó hace un par de semanas.

El candidato demócrata ha valorado la formación de estos equipos conjuntos con Sanders como una acertada medida para cohesionar a los demócratas. Ha reiterado que un partido unido es clave para derrotar a Trump en noviembre y dirigir al país en medio de una crisis sin precedentes. En tanto que se trabaje por un objetivo compartido, ha sostenido Biden, es especialmente crítico no perder de vista las cuestiones urgentes que están afrontando los estadounidenses..

Esta alianza de conveniencia empieza a dar sus primeros resultados palpables. Biden necesita a Sanders para disputarle a Trump la presidencia en noviembre con un partido cohesionado y con los votos del sector izquierdista del partido, “los fieles a Sanders”, mientras que Sanders, derrotado en las primarias, tendrá que contar con el visto bueno de Biden si quiere aplicar el peso de los delegados obtenidos en las primarias para forzar al partido hacia propuestas de izquierda, sobre todo en cuanto a la sanidad pública universal, la reforma del sistema productivo, de consumo y energético hacia un modelo sostenible, temas migratorios y avanzar hacia una educación pública que no implique la elevadísima deuda por estudios que tiene el país.

El exdirector de campaña de Sanders, Faiz Shakir, que ha estado liderando las negociaciones con la campaña de Biden, ha celebrado que el equipo de Biden ha estado muy “dispuesto y abierto” a trabajar con los progresistas durante todo el proceso.

En recientes declaraciones a la prensa, Shakir ha señalado que el hecho de que Biden, quien a su juicio no ha desarrollado su programa tan profundamente como otros candidatos, ofrece una oportunidad a Sanders puesto que éste tendrá más espacio para influir en la construcción de una agenda de propuestas políticas más detallada.

En las tiendas de enfrente

En contraste a este fenómeno, en las filas del partido republicano, analistas políticos advierten que la campaña para la reelección del actual presidente Donald Trump empieza a acumular similitudes con la diseñada por Joseph Goebbels, quien fuera ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich, en Alemania.

La última similitud es la referida a la venta de camisetas con un logo que recuerda a una de las insignias más representativas del nazismo. Bajo el lema “America First” (primero América) se muestra a un águila con las alas extendidas y la cabeza mirando hacia su izquierda, sujetando con sus garras un círculo; y dentro de ese círculo aparece la bandera estadounidense, a diferencia de la imagen utilizada por los nazis que contenía una esvástica.

“El fanatismo es su única identidad”, ha denunciado, Bend the Arc’s, una organización progresista judía de EEUU. “El presidente de los Estados Unidos está haciendo campaña para la reelección con un símbolo nazi… de nuevo”, señalaron indignados.

Seguiremos adelante comentando sobre esta campaña que, aunque algunos no lo crean, tendrá consecuencias directas sobre América Latina, incluida Costa Rica. Por ahora, no se puede asegurar nada…

3
0

Director de Cambio Político


COMPARTIR:

Revise también

Yayo Vicente

¡Nos cambiaron las medidas!

Por Yayo Vicente Este es un país en construcción. Mal puestas en el camino, existen …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!