Apuntes y más que apuntes del 1 y 2 de mayo: el primer año de Carlos Alvarado

Ocean Castillo Loría

Un año de Alvarado en Costa Rica: el neoliberal que llegó al gobierno como un progresista”.

Titular de la agenda internacional de noticias Sputnik Mundo. 8 de mayo de 2019.

I

El 1 y 2 de mayo en Costa Rica se da la elección del Directorio Legislativo y el Informe del Presidente de la República, sobre su acción de gobierno y la solicitud al Primer Poder de la República, de la aprobación de fundamentales proyectos de ley.

Desde la elección de 1998, nuestro Parlamento ha ido pasando, de un sistema bipartidista a un sistema multipartidista. En ese tránsito, se ha ido observando, como los acuerdos y agendas toman cada vez más peso, para la conformación de la mesa que dirige la Asamblea Legislativa.

Por si fuera poco, la conformación de la Asamblea va variando dependiendo de la coyuntura política, tal fue el caso de la actual composición, donde al principio, 4 fracciones eran capaces de lograr una “súper mayoría legislativa “, pero las posteriores divisiones (Sobre todo, la salida de diputados del Partido Restauración Nacional (PRN)), han cambiado esa realidad.

En otro orden de cosas, es clave, que este parlamento logró concretar dos temas, que durante mucho tiempo estaban pendientes en la agenda legislativa:

1) La reforma al reglamento del Primer Poder de la República.

2) La reforma fiscal.

Una de las razones para estos logros, es que la actual composición del Plenario, no tiene una importante presencia de representantes de partidos que acogen extremos ideológicos (La ausencia de una fracción del partido de Derecha profunda, Movimiento Libertario (ML), fue esencial, para la aprobación de la Reforma Fiscal, por otro lado, el diputado del izquierdista Frente Amplio (FA), no ha sido tan fuerte, como en otras ocasiones)

Ahora bien, de cara a la elección del Directorio, uno de los bloques conformados fue el del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y los disidentes del PRN, que se están dando a la tarea de fundar un partido llamado Nueva República (para efectos de este texto, PNR)

Ellos, tenían en común varios puntos:

a) No permitir la aprobación de un nuevo paquete de impuestos.

b) Promover un recorte del gasto público, para combatir el déficit fiscal.

c) Promover una renegociación de la deuda.

d) Una visión conservadora, en términos culturales (No al aborto terapéutico, a la “pastilla del día después”, al matrimonio homosexual, eutanasia etc.)

Pero adicionalmente, el PUSC, buscaba diferenciarse del grupo que hoy, en el gobierno del Partido Acción Ciudadana (PAC), es encargado del sector económico del gobierno y que, es militante del PUSC. En esa línea, la fracción legislativa del PUSC, insiste en que no hay un cogobierno con el PAC, mientras que éste, para ganar las elecciones presidenciales en segunda ronda de abril del año pasado, requería de una alianza con un sector conservador en lo económico (Monetarista o neoliberal) y en lo cultural.

De esto surge el pacto entre el actual mandatario Carlos Alvarado y el ex candidato presidencial del PUSC, Rodolfo Piza, que le permite a éste, ser Ministro de la Presidencia y a su grupo, ser parte del gobierno (Ministerio de Hacienda, Coordinación del equipo Económico etc.)

Por otro lado, en la Asamblea Legislativa, el PAC, ha recibido una oposición blanda por parte del Partido Liberación Nacional (PLN), lo cual le ayudó en la aprobación de la Reforma Fiscal, esto, al grado, de que para muchos, el jefe de fracción oficialista, ha sido el líder de la bancada del PLN, Carlos Ricardo Benavides y no el jefe de bancada formal del PAC: Víctor Morales Mora. Por ello, la “factura” a cambio de la ayuda al PAC, fue el que le dieran los votos a Benavides, para que éste pudiera alcanzar la presidencia de la Asamblea.

Con este escenario, algunos analistas consideraron que nuestra sociedad sigue polarizada, a raíz, sobre todo, de la segunda ronda electoral de abril del año pasado; y esa polarización podía o puede dar réditos electorales (Con temas como el aborto terapéutico, la “pastilla del día después” etc.); bajo esa lógica, esto hubiera podido facilitar la conformación de un bloque: PUSC – PRN – PNR.

Pero aquí hay varios puntos a tomar en cuenta:

a) El tema del aborto terapéutico y la “pastilla del día después”, están fuera del ámbito legislativo.

b) Al PRN y al PNR, no les servía presentarse juntos, en pro de sus divisiones políticas (Más personales que ideológicas)

c) De lo anterior se debilitaba un pacto “Conservador”.

Como puede verse, en principio lo que se ha denominado “Agenda pro – vida”, no tenía “espacio legislativo”, pero servía para conformar y definir los bloques en contienda.

Ahora, en términos maquiavélicos (Hablamos puramente en clave de Ciencias Políticas), tanto el PLN como el PAC, tenían sus objetivos:

1) El PLN, cree que va a ganar las elecciones presidenciales del 2022 y desde ya debe ir desgastando a sus adversarios y efectuando acciones para recibir bien el gobierno en su momento: por ello, apoyaron la Reforma Fiscal y el nuevo Reglamento Legislativo (Éste favorece el actuar del Ejecutivo, por encima del control político de las fracciones de oposición)

2) El PAC, se desgasta ahora en una agenda económica, pero espera colocar los temas que le dieron la victoria en el 2018, para el año electoral del 2021, lo que unido al discurso del “gobierno del bicentenario”, le permitiría diferenciarse de sus rivales y seguir en el poder. En ese contexto, el PAC ha asumido una actitud pragmática (Ha avanzado en lo que ha podido avanzar, dejando de lado, el progresismo en materia cultural)

En este marco, el mismo PAC debería estar pagando un costo político que aumentará:

a) No solo se trata que ha quedado debiendo con los sectores progresistas que lo llevaron al poder.

b) A partir de julio de este año, se comenzará a sentir el peso de la reforma fiscal (El 13 % del Impuesto al Valor Agregado (IVA)), lo que generará una mayor molestia en los sectores populares.

Con todo lo antes dicho, ahora podemos alejar el lente de análisis:

La política en Costa Rica, es dual, es decir, se mueve en dos escenarios:

1) Ordenado, con actores definidos, una agenda clara, un ordenamiento jurídico etc.

2) Espontáneo, desordenado, con diversidad de actores, agenda poli temática, espontáneo etc.

Esta dualidad se ve muy claramente los 1 y 2 de mayo:

1) El primer escenario, está relacionado con lo que sucede en la Asamblea legislativa el 1 de mayo y el mensaje presidencial del 2 de mayo, del que hablaremos más adelante.

2) El segundo escenario, está relacionado con la marcha de los trabajadores del 1 de mayo.

Esta dualidad, este año, tenía las siguientes características:

a) La clase política y la clase gobernante, los cuales apoyaron la reforma fiscal, se muestran relativamente fortalecidos. Aunque esto no niega el desgaste gubernamental.

b) La clase trabajadora y la clase política que no apoyó ese proyecto, está debilitada. De ahí, el que la marcha no fuese tan nutrida como otros años (Aunque el sindicalismo ha estado en crisis desde, para decir lo mínimo: 11 años)

c) Hay que hacer notar que en esta dualidad descrita, la Misa y mensaje de la Iglesia Católica, se da antes de la marcha de los trabajadores y con ellos. Este año, el Presidente de la República y otras figuras de la clase gobernante, estuvieron presentes: la Iglesia pidió diálogo entre los sectores, volviendo a tratar temas laborales (En algunos años, la Iglesia tocaba otros temas); con ello, esta estructura social, busca recuperar la confianza perdida por la ciudadanía y el costo en sus bases de poder, tomando en cuenta, que implícitamente, estuvo ligada al sector que perdió las elecciones en abril (Hoy PRN y PNR); además, durante la huelga nacional contra la reforma fiscal, trató de ser mediadora, fracasando en ese proceso, teniendo que retirarse de éste.

II

Entre los múltiples problemas que ha enfrentado la administración Alvarado Quesada, se encuentra el manejo político: un ejemplo de ello es que antes de emitir su mensaje del 2 de mayo, expresó sus felicitaciones a la hoy ex presidente legislativa, Carolina Hidalgo (PAC), por su eficacia en el manejo del debate legislativo, aparte de saber resolver conflictos en esa palestra.

Según Alvarado, ella, lideró también la Reforma al Reglamento Legislativo. Sin demeritar el rol de Hidalgo, olvidó y olvida el Presidente Carlos Alvarado, el papel jugado por entre 5 y 7 jefes de fracción, que han coadyuvado en los éxitos legislativos (Incluido el líder del PLN, Carlos Ricardo Benavides)

Por otra parte, este segundo año de gobierno es clave, sobre todo, tomando en cuenta que en este periodo los partidos políticos buscarán diferenciarse, teniendo como telón de fondo, las elecciones municipales que serán convocadas en octubre de este año y se realizarán el año entrante.
Ahora bien, volviendo a la elección del Directorio Legislativo, poco antes del 1 de mayo, los analistas parlamentarios, decían que Carlos Ricardo Benavides contaba con poco más de 27 votos (Requería mínimo 39)

Por otro lado, seguía en el aire la pregunta de si habría ligamen de pacto, entre PRN y PNR, tomando en cuenta que el segundo grupo, necesitaba un reconocimiento como fracción “de hecho” (Cosa que no tiene apoyo en el reglamento legislativo), además de lograr una legitimación para la conformación de las Comisiones Legislativas, cosa que está en manos del Presidente del Directorio.

Por su parte, ya a esa altura, se especulaba que el PRN, podría apoyar al PLN, a cambio de una Segunda Secretaría, con lo que tendría peso en las decisiones administrativas dentro de la Asamblea, impidiendo los reconocimientos que buscaba PNR.

En este marco, el PUSC, comete un error táctico: buscó primero para hacer alianza al PNR, que en términos formales, ya lo hemos dicho, no es fracción, con lo que automáticamente, distanciaba al PRN y a otras bancadas.

Con estos cambios y retornando al tema del ambiente en el segundo año de gobierno, tanto el equipo económico como el Ministro de la Presidencia, deberían jugar un papel clave de cara a la aprobación de temas como Eurobonos y la Reforma al Empleo Público (Hay que tomar cuenta que Piza, ha dicho que se irá del gobierno al “terminar la primera etapa”)

A esto debe sumarse que el PUSC, endurecerá su oposición legislativa, buscando diferenciarse con el “PUSC cogobierno” y mostrando cada vez más su desconfianza hacia los sectores de izquierda del PAC, que no estarían anuentes a recortar el gasto público, para combatir el déficit fiscal.

Por si fuera poco, había que tomar en cuenta que a la luz de la disputa legislativa, tampoco se podía maltratar a los adversarios: los votos del PUSC, son necesarios para la aprobación de Eurobonos (Se requieren 38 votos) y el proyecto de Empleo Público, que conforme al nuevo Reglamento Legislativo, debe estar aprobado o rechazado en agosto de este año y también necesita 38 votos para su aceptación.

Adicionalmente, conforme a ese reglamento, adquieren mayor relevancia Comisiones que de por sí, ya son importantes: la Comisión de Asuntos Hacendarios y la Comisión de Ingreso y Gasto Público, a la que, por primera vez, va a tener que entrar en la liquidación del Presupuesto Nacional de la República.

Súmese la definición que debe darse sobre las reformas al Derecho a huelga, que tienen que ver con una ampliación de los llamados “Servicios Esenciales”, donde los trabajadores no podrían sumarse a las movilizaciones huelguísticas.

Dicho sea de paso, conforme a algunos analistas, en el momento de la discusión de este tema, el diputado del FA, José María Villalta, podría volver a brillar en su función legislativa. En esa lógica, estratégicamente, el FA, podría buscar el apoyo del electorado “progresista” del PAC, que está desilusionado con el gobierno de Alvarado y esa búsqueda, podría generarle ganancias al partido de Villalta, en las elecciones municipales como mínimo.

En otro orden de cosas, ya poco antes de la Sesión Solemne del 1 de mayo, los analistas parlamentarios tenían claro, que el bloque que ganase la elección, no iba a tener la misma cantidad de votos en cada uno de los puestos del Directorio.

Por otro lado, si algo ha quedado claro de lo sucedido este 1 y 2 de mayo, es que tanto Alvarado como la fracción del PAC, tienen “conciencia de minoría”, esto pese a los problemas de manejo político, de los que ya hemos hablado: en la primera y segunda ronda electoral del año pasado, se dieron dos mandatos:

1) En febrero, el PAC, cae como tercera fuerza legislativa, por lo que requería de pactos y una oposición magnánima (Función que está cumpliendo el PLN), para poder actuar en el Parlamento.

2) En abril (Segunda ronda de elección Presidencial), Carlos Alvarado y el PAC, obtienen una votación aplastante (61 %), pero contrario a su antecesor (Luis Guillermo Solís), Alvarado entendió que esa votación no era fruto exclusivo de su candidatura, sino, de la oposición a que llegase al poder, el PRN, partido “evangélico”, de visión conservadora o ultraconservadora, conforme se considere.

Con ese telón de fondo: se abrían los escenarios de participación o no, del PAC, en el nuevo Directorio Legislativo (1 mayo 2019 – 30 abril 2020). Aquí se planteaban cuando menos, dos contextos:

a) Que se diera un intercambio en relación al Directorio anterior, donde la Presidencia estaba en manos del PAC y una de las Secretarías en manos del PLN: esto implicaba, la presidencia para Carlos Ricardo Benavides y una de las Secretarías para el PAC.

b) Que el PAC decidiera no tener puesto en el Directorio, pero se le diera espacio en las Comisiones claves.

Como ya se sabe, se cumplió el primer escenario…

Pero antes de los hechos, cuando se lanzaban hipótesis, una de las preguntas era: ¿Cómo iba a lograr Benavides una pacto potable para los adversarios de la segunda ronda: el PRN y el PAC?: como es lógico, ya sabemos la respuesta: no hay temas de derechos humanos en el pacto, punto aparte de lo que ya hemos dicho: esas temáticas están fuera del Parlamento.

Aquí vale la pena decir que: este segundo año, requiere un amplio acuerdo nacional, en principio para sacar adelante temas como Eurobonos y Empleo Público. Si se mira teóricamente, tal tesis, podría verse alimentada por lo que Alvarado definió como “gobierno de unidad nacional”.

Pero volvemos aquí al problema de manejo político de este gobierno:

1) Éste debería tener una clara coordinación y no la tiene.

2) Éste debería construir legitimidad, pero no lo hizo, por ejemplo durante la coyuntura de las protestas contra la reforma fiscal y no se mira que lo haga, de cara a la agenda que tiene por delante.

3) Éste debería ser concordante y no lo ha sido (Baste como ejemplo, el tema de la política del Etanol en la gasolina, que tienen que terminar congelando)

III

Hasta aquí, podríamos decir, que la legislatura que terminó el pasado 30 de abril, tiene puntos positivos:

a) Gran aprobación de leyes (116 proyectos)

b) Aprobación de la Reforma Fiscal.

c) Aprobación de la Reforma al reglamento Legislativo.

Una conclusión acrítica, podría hacernos decir que: esta Asamblea Legislativa, ha mostrado madurez y responsabilidad, pero una posición contraria nos hace preguntarnos: ¿Para quién se ha gobernado en este tiempo?: en términos generales (Y para decirlo en términos marxistas), para la burguesía, esa favorable a la aprobación de la reforma fiscal y a un reglamento legislativo, que permitiría (permite), una profundización del modelo de liberalización económica, inclusive, no se pueden dejar pasar visos de autoritarismo desde el Ejecutivo (La orden de bajar placas a los buses que trasladaban protestantes en el marco de la huelga nacional contra la reforma fiscal)

En esa línea autócrata, hay un elemento discursivo que refleja esos visos de autoritarismo: “Los proyectos urgentes deben aprobarse sí o sí (Sin discusión, ni oposición), porque de lo contrario, el país caería en el abismo”.

Esto debe hacer entrar en un tema de fondo, un tema que también se plantea, cuando varias “comisiones de notables”, hablan de acelerar los procesos de deliberación política en el país: el restringir espacios de debate, restringe la democracia. Se plantea pues, una especie de “dictadura en democracia”, en la que “a golpe de tambor”, “sí o sí”, no se desea el debate, no se desea el control político.

Algo (O mucho), de ello, encontramos en la Reforma al Reglamento Legislativo, lo cual favorecería la restricción de la protesta social, con la reforma que ampliaría el número de “Servicios Esenciales”, cuyos trabajadores no podrían participar en huelgas.

Por otra parte, si lo que se desea es acelerar un modelo de desarrollo excluyente, pues esto tiene consecuencias sociales, como un aumento de la desigualdad, que abre las puertas a flagelos como la inseguridad, el narcotráfico y afectaría hasta nuestra competitividad. Es así como el cuadro de un país frágil, que es lo que tenemos, se agudizaría.

En esta línea, debe recordarse que la reforma fiscal aprobada es insuficiente (Fondo Monetario Internacional) y que la Reforma al Empleo Público, puede alimentar la protesta social, aunque posiblemente debilitada, por lo acaecido en la más reciente huelga nacional. Para algunos analistas, este proyecto, está a su vez mediado, por el hecho de que el gobierno ya no tiene capital político para llevarlo adelante.

En esta lógica, de hecho, Costa Rica debe definir su agenda entre lo urgente y lo importante. Entre lo segundo, lo decimos una vez más, está el tema de tópicos propios como el matrimonio gay o el reglamento sobre el aborto terapéutico (A lo que se ha unido el recientemente presentado, proyecto sobre la Eutanasia, puesto en corriente legislativa, por la diputada Paola Vega, del PAC. Súmese que la Sala IV, va a tener que “meter mano” sobre el tema del matrimonio gay, ya que no hay votos suficientes para legislar sobre el tema)

Por otro lado, no debe perderse de vista que la política tiene dos caras: la integración, que en la coyuntura que analizamos, se puede observar en los pactos legislativos que impulsarán: Eurobonos, Empleo Público y la agenda propia para ingresar a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico); sobre este último punto, se dice que podría haber dificultades, ya que sobre el tema parece haber diferencias entre la coordinación del equipo económico y el Ministerio de Comercio Exterior.

La otra cara de la política es el conflicto: en la palestra en general, se sigue mirando la lucha implícita de clases (Trabajadores sindicalizados versus burguesía) y en el sistema político, propiamente en la Asamblea Legislativa: las críticas de algunos del PLN (Franggi Nicolás) y otros partidos a la administración de Luis Guillermo Solís (Esto con motivo de la reciente develación del retrato de éste en la Sala de Ex Presidentes y las revelaciones, sobre el escándalo del “cementazo”)

Como puede verse, a la dualidad que ya hemos mencionado, se une otra: el país tiene grandes retos por delante, pero algunos actores políticos, optan por una política rala (Develación del retrato de Solís) o no – urgente (“La pastilla del día después”). Al optar por ella, nuestros políticos muestran falta de inteligencia, esto, insistimos, ante los grandes retos que nos desafían (Empezando por la reactivación económica)

Súmese que en la palestra electoral, todos los partidos políticos tienen “rabo que les majen”, pero conforme a lo que ha sucedido el pasado 1 de mayo, son los principales responsables de “ese rabo”, los que tienen el poder (El PLN en el legislativo, el PUSC en el Ejecutivo y el PAC en éste y en el Directorio Legislativo)

Por si fuera poco, la política en Costa Rica, es cada vez más personalista y menos ideológica y programática, esto implica un retroceso en nuestra dinámica de partidos políticos, que a esta hora podemos definir y resumir del siguiente modo:

1) Del siglo XIX hasta las primeras décadas del siglo XX, Costa Rica se movía por personalismos y por una hegemonía ideológica de tipo liberal.

2) Los esfuerzos por la creación de partidos permanentes e ideológicos, comienzan con el Partido Reformista y con la fundación del Partido Comunista de Costa Rica. Se miran aquí ideologías como el socialcristianismo y el marxismo – leninismo.

3) Al comienzo de la década de los 40, hay un giro ideológico en el Partido Republicano Nacional, de liberal a socialcristiano, que con el gobierno de Calderón Guardia y de Teodoro Picado (1940 – 1948), tendrá una alianza con el Partido Comunista que cambiará de nombre por el de Vanguardia Popular. Es la época de las reformas sociales y una mayor intervención del Estado en la economía.

4) Con el triunfo en la Guerra Civil o Revolución del 48, toman el poder los socialdemócratas. Es el momento de la Junta Fundadora de la Segunda República y la modernización institucional de Costa Rica. Esta hegemonía se verá con la fundación del PLN y los gobiernos de don José Figueres Ferrer (1953 – 1958; 1970 – 1974), Francisco Orlich (1962 – 1966) y Daniel Oduber (1974 – 1978)

5) Los socialcristianos (Derrotados en el 48), deben unirse a los liberales para obtener el poder. Es el momento de las administraciones de Mario Echandi (1958 – 1962), José Joaquín Trejos (1966 – 1970) y Rodrigo Carazo Odio (1978 – 1982)

6) En la década de los ochentas, se da un giro ideológico en el campo internacional: ya no se creerá en la intervención del Estado en la economía y se optará por un Estado pequeño (“El Estado no es la solución, es el problema diría el Presidente de Estados Unidos Ronald Reagan) y poca carga tributaria (“No más impuestos”), esta resurrección del liberalismo del siglo XIX, se llamará neoliberalismo (En términos de política económica, monetarismo, otros hablarán de economicismo)

7) Este giro conducirá en Costa Rica a dos elementos: a) la aprobación de los Programas de Ajuste Estructural (PAES): el PAE I, durante el gobierno del liberacionista Luis Alberto Monge (1982 – 1986), el PAE II, durante la primera administración de su correligionario Oscar Arias (1986 – 1990); b) dado que el modelo de desarrollo, optaba por un “Estado liberal” (Pequeño, con poca intervención en la economía), se vertía una igualación ideológica de los partidos entonces mayoritarios (PLN y PUSC), será el PLN, el más perdidoso, porque la socialdemocracia, cree más en la intervención del Estado en la economía, que el socialcristianismo del PUSC (Durante el gobierno del socialcristiano, Calderón Fournier (1990 – 1994), tendrán liderazgo economistas liberales como: Jorge Guardia y Thelmo Vargas; es la época del combate al presupuesto de las universidades públicas y los programas de movilidad laboral)

8) Durante el gobierno del liberacionista José María Figueres Olsen (1994 – 1998), se dará el Pacto Figueres Calderón, de donde se producirá la reforma a las pensiones del Magisterio y el cierre de los ferrocarriles.

9) En el gobierno del Socialcristiano, Miguel Ángel Rodríguez (1998 – 2002), se buscará la apertura del mercado de telecomunicaciones por medio del conjunto de leyes bautizado como el “combo del ICE”, derrotado por una gran movilización social. En ese gobierno, se comienza a negociar, el DR – CAFTA.

10) El gobierno de Abel Pacheco (PUSC, 2002 – 2006), terminará de negociar el DR – CAFTA, pero por temor a la presión social, no envía el Tratado a la Asamblea Legislativa. En las elecciones del 2002, competirá por primera vez el PAC, fundado el año 2000.

11) La Sala IV, permite la reelección presidencial y Oscar Arias, tendrá su segundo gobierno (2006 – 2010), en éste se aprobará el DR – CAFTA, que implicó una profundización del modelo neoliberal (Apertura de los mercados de Seguros y Telecomunicaciones), esa elección Arias la gana por un estrecho margen frente al PAC.

12) En 2010, gana la primera mujer (La liberacionista Laura Chinchilla), la presidencia de la República, ella fortalecerá las políticas sociales focalizadas en la línea del neoliberalismo, su gobierno será afectado por el llamado escándalo de la “trocha fronteriza”.

13) En 2014, gana por primera vez el Ejecutivo, el PAC con Luis Guillermo Solís (2014 – 2018), con expectativas de cambio muy altas, este gobierno tendrá dos grandes lunares: “el cementazo”, que ya hemos citado y el “hueco fiscal”.

14) Con estos temas, la primera ronda de 2018, no se veía bien para el PAC y su candidato Carlos Alvarado, pero vendrá el pronunciamiento de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH). el PAC se ubica con el “discurso progresista”, el PRN se coloca en la línea contraria como partido evangélico. Factores como el apoyo de “Coalición Costa Rica”, entre otros, le dan el triunfo al PAC.

IV

La conformación del Directorio Legislativo fue el siguiente, en términos de partidos políticos:

a) PLN.

b) Partido Integración Nacional (PIN): Zoila Volio, es elegida como Vicepresidente, ella tiene antecedentes en el liberacionismo y dio apoyo explícito a Calos Ricardo Benavides.

c) PRN.

d) PAC.

La presencia del PAC en el Directorio, le permite a este partido, dar seguimiento a proyectos infraestructurales, como el nuevo edificio para el parlamento y tener influencia en la agenda de la Asamblea. Por su parte, la presencia del PRN, permite ir neutralizando a PNR (No darles asesores, colocarlos en Comisiones de perfil bajo etc.); además, tanto PAC como PRN, no perderán espacio en cuanto a viajes al exterior.
Además el PRN, va a poder introducir algunos de sus temas en la agenda. En esta lógica, el PNR pierde: no será reconocido como fracción, además, ese 1 de mayo, pierde una diputada (Floria Segreda); esto confirma la tesis sociológica, que dice que los “partidos evangélicos”, se comportan igual que sus iglesias correspondientes.

Por otra parte, este transfuguismo político, muestra la crisis de adherencia a los partidos políticos, la falta de liderazgo político que padecemos hoy (Segreda criticó duramente al ex candidato Fabricio Alvarado) y la debilidad ideológica y programática, que ya hemos expuesto: muchos partidos son franquicias que solo permiten llegar al poder, pero luego son dejadas de lado.

Ahora bien, en esta conformación gana el gobierno y el PLN: Carlos Ricardo Benavides hizo su tarea, la agenda común se ve fortalecida, se cumple el pacto del año pasado con el PLN (El PAC, le dio sus votos para llegar a la presidencia). Súmese que, el PLN presenta una imagen de estar unido y de ser una “oposición responsable”.

Además en una “lectura política tradicional”, Benavides refleja ser capaz de lograr acuerdos (Esto tiene evidencia en el hecho de que el liberacionista, nunca comprometió la vicepresidencia del Congreso, para medir que otro apoyo le podía llegar, en este caso el de Zoila Volio del PIN)

Esto vale otro apunte: véase que hablamos de una “lectura política tradicional”: Benavides tiene carrera política, experiencia, puede lograr acuerdos… el asunto es que estamos en tiempos de “anti política”, entonces tener carrera significa que ha vivido de la política, tener experiencia significa que conoce y se ha beneficiado de los “entresijos” de la política, el que puede lograr acuerdos significa, que sigue en la lógica de la clase política de solo pensar en ellos y no en la sociedad no – política. A esto debe sumarse, el repudio del que “goza” el hoy Presidente Legislativo, entre los grupos de presión.

Se dice que Benavides, está forjando su precandidatura presidencial, pero aquí chocan las lecturas anteriores: la de la “política tradicional” y la de la “anti política”: en la segunda, Benavides, está siguiendo los pasos del ex candidato del PLN, Antonio Álvarez Desanti, quien no pudo pasar a la segunda ronda electoral en el 2018.

En la “lectura política tradicional”, la plataforma de Benavides es tan clara, que en la conferencia de prensa realizada una vez elegido, estuvo presente Álvarez Desanti y parte del Comité Ejecutivo del PLN.

En el caso del PUSC, no logró salirse de la etiqueta de ”cogobierno”, mostró poquísima habilidad política al grado que, en un momento determinado de las negociaciones, pudo haber sido parte del Directorio, pero mostró la posición cerrada de sacar al PAC de éste, cosa que el PLN, no podía incumplir. Al final, ya ni presentaba candidatos a los puestos en disputa.

Sigue pues en el PUSC, la neurosis de tener un pie en el gobierno y otro en la oposición: esto se complica, pues insistimos: la idea de ese partido, es ejercer una oposición dura, pero de enviarse un proyecto de tipo económico a la Asamblea, ellos lo apoyarían (Aquí la neurosis política, pasa a la esquizofrenia política); en este marco, hay que ubicar la idea de “gabinete a la sombra”, que ha planteado recientemente la fracción. Esta idea la quiso hacer el PLN en el 2002 – 2006 y nunca fue funcional.

En esta lógica, ya hemos dicho que en el caso del PLN, Benavides está forjando su precandidatura presidencial. En el PUSC, el diputado Erwen Masís, habría estado haciendo lo mismo, siendo su estrategia el lograr la jefatura de fracción (Cosa que hizo), ser presidente Legislativo (Cosa en la que vimos fracasó) y seguir construyendo su “camino a Zapote”.

En este contexto, otros diputados de bancada como Pablo Heriberto Abarca y Pedro Muñoz, lo habrían dejado postularse, a sabiendas de que perdería estrepitosamente, con lo que a su vez, “quemarían” sus aspiraciones.

En suma, el PUSC:

1) Perdió la perspectiva política.
2) Se radicalizaron al tratar de divorciarse del “PUSC en el gobierno”.
3) Trataron de desbancar al PAC, cosa que no era posible.
4) Erwen Masís mostró su novatez.

Pese a ello, en el PUSC, podría cumplirse el dicho: “del ahogado el sombrero”, esto si logran negociar su colocación en “buenas” Comisiones Legislativas. Tal cosa, sumada a la necesidad de sus votos en proyectos claves a la luz del nuevo reglamento legislativo, como ya lo hemos dicho.

Por su parte, en la tensión PRN y PNR, gana el primero, por cosas que ya hemos expuesto. Los segundos, pierden junto al PUSC, quedando damnificados. Esto sin obviar los cuestionamientos que han caído sobre ellos (Propiamente sobre Fabricio Alvarado y quien fuera su jefe de campaña)

Volviendo a lo acaecido el 1 de mayo, algunos analistas han dicho que el PAC se ha desgastado, pero ¿Se puede hacer esa afirmación, cuando Benavides (PLN) y otros jefes de fracción, han ayudado en las aprobaciones de la reforma fiscal y la reforma al reglamento legislativo?

Por otra parte, se ha reflejado la experiencia de ciertos diputados en esta conformación:

1) Carlos Avendaño (PRN)
2) Carlos Ricardo Benavides (PLN)
3) Víctor Morales Mora (PAC)

En otro orden de cosas, a este momento, es clara una agenda coordinada: Eurobonos, Empleo Público etc. Confirmando que en términos generales, se gobierna para la burguesía del país…

¿Podrá esto cambiar?: uno de los componentes para ello, es tender puentes de diálogo, como lo ha insistido la Iglesia Católica. Pero la cosa se complica cuando la agenda legislativa sigue atacando al sector público (Las reformas a empleo público y a la ampliación del abanico de “Servicios esenciales”); adicionalmente, cuando en esta línea, se busca atacar el derecho constitucional a la huelga, se abre más el escenario de intolerancia, que socava el sistema democrático del país. Valga decir, que cerrando los ojos a esto, la mayoría de la burguesía, apoya al gobierno, porque “ha llevado las cosas en paz”. La falacia es evidente.

V

De lo expuesto en acápites anteriores, es claro que la autoridad derivada del PAC en el proceso de febrero, es débil, en razón de ello y por la coyuntura política, Carlos Alvarado se vio obligado (Esto es un decir), a pactar con un actor conservador (El ex candidato presidencial del PUSC, Rodolfo Piza y su grupo)

De esta realidad, que busca quedar encubierta bajo el mito de “gobierno de unidad nacional”, se da un producto político: ¿Quién manda?: ¿Alvarado o Piza?, estas preguntas buscan ser respondidas, en ciertos momentos implícitos en el discurso del Presidente del 2 de mayo, pero esto lo veremos más adelante.

Asimismo, muchos analistas y comentaristas políticos han perdido de vista una realidad: este es un gobierno en continuidad, es decir, el PAC, comenzó a gobernar en 2014, esto implica que, este es el quinto año de gobierno.

Con ese telón de fondo, cabe la pregunta: ¿A esta altura: el PAC entiende qué es gobernar?; la respuesta a la interrogante debe tomar en cuenta, que esta administración ya no puede alegar que está en una “curva de aprendizaje”.

Súmese que el PAC, fue fundado en el año 2000 y ha participado en los siguientes procesos de elección presidencial y legislativa:

a) 2002 (Primera ronda)
b) 2006 (Perdiendo por un estrecho margen)
c) 2010
d) 2014 (Ganando la primera y la segunda ronda)
e) 2018 (Pasando y ganando la segunda ronda)

¿Cómo con este recorrido el PAC no tiene cuadros propios con plena claridad programática?: era comprensible que el PAC creciese en cuadros, a costa de otros partidos de oposición, pero estamos hablando hoy, de un partido con recorrido y con dos gobiernos (Y repetimos, en continuidad)
Por si fuera poco, nótese que en este quinto año de gobierno, las carteras que más han resaltado, son las que están en poder de militantes del PUSC o afines a su pensamiento:

1) Hacienda (Rocío Aguilar)
2) Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez Mata)

Por cierto que, en este segundo caso, es claro que el tema de la obra pública es el más visible y será un “caballo de batalla” de este gobierno, el reverso de esta realidad, es que para muchos sectores, lo que se ha dado este primer año, es un leve impulso a esa temática.

En suma, el pacto con Piza y su grupo, es fruto de las debilidades del Presidente y su partido, este es el momento en el que entran en la escena política de gobierno: “Piza y sus amigos”. A esto hay que adherir la mutación del PAC “fundacional” a lo que podríamos calificar como “PAC – progre”.

Esto nos debe tomar un espacio de exposición: al principio, el PAC implicaba a sectores de centro – izquierda, que veían en el partido un rescate de la visión de socialdemocracia clásica frente al modelo neoliberal, monetarista o economicista.

Con la última derrota de Ottón Solís en 2010 a manos de Laura Chinchilla y el PLN, el economista opta por retirarse a dar clases a los Estados Unidos, renunciando a su liderazgo y a su rol político dentro del partido.
Este es el momento en el que grupos de izquierda clara, que quizás movidos por el planteamiento ético del PAC o por ver en esa agrupación una mayor capacidad de movilización del voto, pasan por ejemplo del FA al PAC y ante el vacío de poder que deja Ottón, pasan a ocupar un claro espacio en el partido (Podemos hablar de cuadros del tipo Marcela Guerrero o Juan Carlos Mendoza)

Luis Guillermo Solís, que suponíamos, le iba a dar contenido socialdemócrata al PAC, tiene que convivir y tender puentes con esos grupos (De nuevo, como ejemplo, Guerrero, apoya a Luis Guillermo)

Reiteramos, ante el vacío de poder, los grupos de izquierda clara (“Progre”), toman el mando en el PAC…

Ahora: Luis Guillermo Solís, mantuvo puentes con los movilizadores de voto del PAC – fundacional:

a) Sindicatos.
b) Comunidad LGTBIQ
c) Progresistas.

Pero Carlos Alvarado, al pactar con Piza y su grupo, rompe con esos sectores. Es en esta etapa que Alvarado hace girar al PAC de la izquierda, centro – izquierda, a la derecha: se da pues, la contradicción: las bases sociales de voto, que le habían dado el poder al PAC, terminan “montando” en el poder a sus adversarios, en nombre de un “gobierno de unidad nacional”. En síntesis: a Alvarado: “Lo movilizaron a ganar las izquierdas, y se alió para gobernar, con las derechas”.

Aquí juegan un papel clave:

1) Rodolfo Piza.
2) Rocío Aguilar.
3) Edna Camacho.

Y una figura que está en las sombras, que es fundamental: André Garnier. Este conspicuo representante de la burguesía nacional, conoce a Carlos Alvarado, siendo éste parte del sector social del gobierno de Luis Guillermo Solís. Garnier, era parte de un grupo burgués de ayuda social, denominado “Horizonte Positivo”. Las relaciones entre Alvarado y Garnier, harán que éste hoy sea un “puente de plata”, entre el gobierno y la burguesía.

Pese a ello, hoy, no es clara una ruta de reactivación económica, que es un tema esencial para los sectores poseedores de los medios de producción. Como evidencia de ello, no se puede olvidar que el desempleo está atacando sobre todo a nuestra juventud: el segmento de los 15 a los 34 años.
Una de las principales fallas del informe presidencial, es que no presenta reformas estructurales de fondo y propuestas claras de reactivación económica: conclusión: no se miran buenos tiempos para el futuro del país (Y ya nuestra juventud refleja esa percepción); súmese que en materia de desempleo e informalidad, nuestras cifras deben rondar entre un 17 – 18 %. Este escenario de economía deprimida, abre las puertas a actividades tan peligrosas como el narcotráfico y el lavado de dinero.

Casi que podríamos decir, que a futuro (Corto, mediano plazo), al gobierno se le puede generar una relación dual con la burguesía de Costa Rica:

1) Apoyo en tanto, se busque profundizar el modelo de liberalización económica.

2) Malestar en tanto, no haya medidas para la reactivación económica o se busque una nueva reforma fiscal, pues como lo expresa el FMI, la actual, no es suficiente.

Con el escenario político antes descrito, hay que expresar que dentro del actual sistema de partidos políticos, el PAC, ha resultado experto en alianzas:

a) En el Ejecutivo con el PUSC.
b) En el Legislativo con el PLN (A la que se unieron el PRN y el PIN)

Pero de nuevo: esta alianza PAC – PLN, es una alianza pro burguesía y por ende, pro modelo de liberalización económica. Ese tinglado, está sostenido en principio, bajo el mito del “gobierno de unidad nacional”, que en el fondo es la conformación del gabinete con personas de varios partidos políticos. En términos de formalidad, pacto en pro de gobierno, solo hubo con el FA (Patricia Mora, en el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU))

Por otro lado, se busca presentar la imagen de “un gobierno que gobierna”, pero no se reconoce el peso de la ayuda desde la Asamblea Legislativa, en lo que se enfoca como principal logro de la administración Alvarado: la reforma fiscal.

Este tema de la reforma fiscal como logro gubernamental, implica el “ocultamiento” de varias cosas:

1) Se dice que a futuro (Reforma al Empleo público), el gobierno está obligado a dialogar, pero este “gobierno de unidad nacional”, ha roto con uno de los principios fundamentales de esa unidad: el diálogo. Adicionalmente, este gobierno que ha roto el diálogo, pide hacia el final de su informe de labores, coloquio con: la academia, la burguesía y la sociedad civil. en este contexto, los partidarios del PAC, dicen que el Presidente ha mostrado en su informe inteligencia y equilibrio, pero: ¿Cómo pueden asignarse esas características a un Presidente, que primero se niega a dialogar y después pide ayuda?

2) Siendo oposición, el PAC, se negaba a que le planteasen el discurso de: “debe irse por esta ruta sí o sí, o nos vamos al precipicio”, pero ahora ellos lo usan denodadamente.

3) Este logro de la reforma fiscal, tuvo elementos externos al Ejecutivo, que no fueron mencionados (La sentencia de la Sala IV, que contra su línea de jurisprudencia, salvó el proyecto para su aprobación)

4) El abrazo de la visión neoliberal, monetarista o economicista, es una traición a las bases sociales del PAC. Hoy, desde el gobierno, lo que partidariamente eran conquistas laborales, se han convertido (Discurso monetarista), en privilegios. El cambio es más que evidente.

Seamos claros: Carlos Alvarado, podría pasar a la historia, como el Presidente que reactivó la economía, la pregunta es: ¿Será esto posible con el neoliberalismo?: se sabe que si se sigue gobernando para la burguesía, aumentará la concentración de la riqueza, concentración frente a la que habría la mínima protesta, tomando en cuenta los efectos de la reforma al empleo público y al derecho a huelga (Es interesante como aquí el PAC, no considera los derechos laborales como derechos humanos)

Seguimos pues, ante una discusión de fondo que el país no ha resuelto: ¿Qué modelo de desarrollo seguir?: un modelo con poca regulación Estatal (Liberal), uno de un capitalismo regulado (Reformismo socialcristiano y socialdemócrata) o una visión totalitaria – Estatal, de corte marxista – dogmático (No olvidemos que en Costa Rica, hay actores que sueñan, con lo que se ha mal denominado “socialismo del siglo XXI”)

VI

Cuando se mira el informe del Presidente, se observa que le faltan resultados contundentes. Habla de encargados… de lo que se debe hacer… pero habla poco de lo que hizo.

No hay un hilo conductor claro, pero se intenta trasmitir débilmente (Lo veremos más adelante) un mensaje: “Costa Rica es capaz”. Luego pasa a hablar de empleo e inclusión, pero como una carta de intenciones (Con intenciones débiles), este tema de las intenciones, se refleja en un análisis frecuencial somero, en el que se descubre que hay muchos verbos en futuro:

– Haremos.
– Veremos.
– Obtendremos.

En esta línea, el informe es corto en los “cómos”: ¿Cómo haremos tal cosa?, ¿Cómo podremos ver tal logro?, ¿Cómo obtendremos tal meta?; esto nos muestra que en materia de políticas públicas, hay problemas entre la definición de políticas, estrategias y tácticas.

Ahora bien, hemos dicho que: No hay un hilo conductor claro, pero se intenta trasmitir débilmente un mensaje: “Costa Rica es capaz”. En la línea de ese mensaje, el Presidente trata de ser optimista, pero su lenguaje no verbal, muestra lo contrario, esto unido a su personalidad introvertida (Frialdad, gesticulación controlada), que no lo ayuda. Por si fuera poco, ese pesimismo en el lenguaje no verbal, pasa unos días después al lenguaje verbal, al decir Carlos Alvarado a la prensa, que la pobreza aumentará.

Refiere luego el informe, al desarrollo regional, teniendo como gran logro que nombró encargados de las regiones, pero siendo el gran lunar en esa lógica, que dejó pasar prácticamente el primer año de su administración para hacer eso. En este tópico de nombramientos, el Presidente quiere dar respuesta implícita a la pregunta: ¿Quién manda: Alvarado o Piza?: “yo mando” dice el Presidente, sin mucho convencimiento. El capítulo final, es de desafíos nacionales, que dicho sea de paso es muy corto frente a la realidad.

A esto hay que agregar, que para muchos analistas, esta idea del desarrollo regional, les pareció altamente novedosa, esto es falso, para decir lo menos, este tipo de ideas se vienen barajando desde el gobierno de Daniel Oduber (1974 – 1978) y en este tópico, cabe una lectura maquiavélica (Legítima en política): la búsqueda de desarrollo, es válida en ciertas regiones con el objetivo de aumentar su caudal electoral, en las áreas geográficas en las que les ha ido mal (Pensamos sobre todo en los puertos)

Aquí vale la pena plantear una duda importante: la primera dama, Claudia Dobles, es encargada del proyecto del tren eléctrico y de liderar el desarrollo de una de las regiones del país. Y surge la duda: la señora no es Ministra, no es Presidente Ejecutiva de institución autónoma: ¿Cómo se aplican o aplicarán las responsabilidades propias de la administración pública, a alguien que no tiene un rol definido en esa administración?

Volviendo a la falta de coordinación que refleja el informe, se observa como el texto, ni siquiera cita al programa de gobierno (Al plan en su versión 2.0, es decir, el plan que se reforma a la luz del Pacto Alvarado – Piza), esto se torna más agudo, cuando en buena teoría, debía darse una concordancia entre:

– El informe en análisis y comentario.
– El Plan Nacional de Desarrollo.
– El decreto de 7 prioridades firmado por Alvarado.
– El plan de gobierno.

Esta falta de concordancia, refleja el que no se tiene una estrategia nacional. Súmese que un año después de tomar el Ejecutivo, dice que le ha solicitado por ejemplo, un plan estratégico a la Presidente Ejecutiva del ICE, para la institución: ¡un año después de acceder al poder!; esto es preocupante tomando en cuenta que en la campaña electoral (Sobe todo de cara a la segunda ronda), al señor Alvarado, se nos vendió como un estadista, conocedor de la administración pública, pues su adversario era un “cantador de salmos y un intérprete de pandereta”. Con esto, se debe corregir la visión de algunos analistas, de que Alvarado es, o era un “outsider” de la política.

Adhiérase a lo anterior, que el señor Presidente, fue Ministro de Trabajo y Presidente Ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y ni siquiera se mira novedad en las políticas sociales focalizadas que plantea.

Ahora, en términos subjetivos, a nosotros nos gustó el final, en efecto: “Una casa dividida contra sí misma, no subsiste”, esta frase nos permite preguntar: ¿Quién dividió la casa?, ¿Quién ha dividido la casa?: la respuesta desde la segunda ronda, es clara: el PAC.

En este marco, el Presidente ha dicho que no es complaciente. La pregunta es: ¿No ha sido complaciente con quién o con quiénes?: con lo dicho aquí la respuesta es clara: el gobierno no ha sido complaciente con los sectores populares. Aún más, hasta la burguesía en muchas actividades productivas no se siente bien (Los industriales le pusieron un 6. 1 de nota al gobierno), este actitud puede ser alimentada, por una toma de decisión de potencialmente, impulsar un nuevo paquete fiscal. No en balde, en el índice de actividad económica, tenemos literalmente un – 1.

Pese a ello, algunos diputados, mostraron la complacencia de que el Presidente fuera humilde en su exposición. En efecto, si se compara con el estilo discursivo confrontativo de Luis Guillermo Solís, sí hay un cambio de forma en este quinto año del PAC. A su vez, esto refleja que Alvarado, no se considera una figura mesiánica, pero en contraposición, parece fría y tecnocrática.

En lo que no hay novedad, es en la descripción de políticas, que son inherentes al Estado y que se ejecutan independientemente de quien gobierna (Por ejemplo, entrega de becas, bonos de vivienda etc.). Aún más: hasta en el tópico de las intenciones, en muchas ocasiones, hay poca novedad: sirva como ejemplo el tema de la educación: la enseñanza integral del inglés (Cosa que se supone había cumplido la administración Figueres Olsen (1994 – 1998)) o el tema de la conectividad, en centros educativos.

Por otra parte, una de las evidencias de que el informe presidencial no es una rendición de cuentas, es que en ella, se deben reconocer los errores y Alvarado no lo hace, baste citar el tópico de política exterior (2 párrafos del documento), donde no habla de los yerros de la ex canciller, Epsy Campbell (Dicho sea de paso, con su sustituto Manuel Ventura, esperábamos mayor fuerza política). Es más, ni siquiera, se habla de temas claves: Nicaragua, Venezuela, el Grupo de Lima etc.

Finalmente, el Presidente termina con un llamado: “crean, tengan fe”: esto es importante tomando en cuenta que Alvarado, reconoció ser un ser humano con fallas (Esto es un acierto discursivo). Nos llama pues, el Presidente a un acto de fe antropológica ante un líder (Aquí hablamos en términos “Weberianos”), que no es carismático, ni racional – burocrático (Los “yo creo”, que venían desde la campaña electoral, han pasado a ser “yo dudo”)

VII

En este acápite, hablaremos de otra de las falencias de la administración del PAC (Ya hemos hablado de la falta de manejo político): la falta de una estrategia de comunicación. Ya hoy sabemos que el primer Ministro de Comunicación del gobierno (Juan Carlos Mendoza), “no dio pie en bola”.

Por otra parte, cuesta hacer una estrategia de comunicación, cuando ni si quiera se pudo establecer una relación:

– Plan de Gobierno.
– Plan Nacional de Desarrollo.
– Informe Presidencial.

En otro orden de cosas, entre este Informe y las tesis del gobierno de Luis Guillermo Solís, hay contradicciones palmarias. Solo para citar una: el segundo, se denominó “héroe en el manejo de las finanzas públicas”, el otro (Alvarado), dice que ese manejo, le resultó explosivo.

Lo que sí tienen en común (En continuidad), Solís y Alvarado, es que ambos hablan del cambio, pero en ambos una duda sustancial, no ha sido despejada: ¿Cuál cambio? O quizás y aquí más que analizar, comentamos con ironía: el cambio consiste en un partido que luchando por el poder, parece ser de centro – izquierda, pero a la hora de ejercerlo, es claramente de derecha.

Mas volvamos al tema de la comunicación política: si es que hay algo de ese tema en este gobierno, vemos que se ocupa del corto plazo, por otro lado, si no hay una estrategia, repetimos, es porque no hay un proyecto político, lo que es altamente preocupante, tomando en cuenta que estamos en el quinto año del gobierno PAC.

Ante esto surge el escenario de que al Ejecutivo ni siquiera le interese el tema de la comunicación política (Esto ha sucedido en el pasado), pero dudamos de tal idea, en tanto hay una nueva Ministra de Comunicación.

Ahora, si se desea construir una estrategia de comunicación, habría que ver si apostarán por una verdadera transparencia y rendición de cuentas (Recordemos como se fue opacando la “casa de cristal”, de Luis Guillermo Solís)

Asimismo, si se va en pro de esa estrategia, el gobierno no puede perder de vista, que la materia es compleja y los mediadores en ciertos escenarios de comunicación (Los periodistas), muchas veces no entienden la complejidad de la política y lo político (Ellos, que deben fiscalizar y vigilar, son laxos o les falta conocimiento especializado). A esto debe sumarse que en Costa Rica, en muchas ocasiones, el tema de la comunicación política, es interpretado como mera propaganda gubernamental.

De nuevo, si se va en pro de esa estrategia, deben tomarse en cuenta los insumos con los que se cuenta, entre ellos, el aparato de comunicación del Estado, que es desigual entre instituciones, pero existe.

En otro orden de cosas, debe responderse a la pregunta: ¿Cuál es el relato del gobierno?: ¿Es el tema de la fe antropológica?, ¿Es que Costa Rica es capaz?, ¿Es el gobierno de unidad nacional?; luego de definir esto, deben definirse temas ligados al relato, junto a ellos, debe articularse el gabinete, para así lograr mostrar coherencia.

Con este marco dicho, volvamos al Informe Presidencial, cuando desde la óptica de la comunicación colectiva, es difícil definir el público meta, se evidencia la falta de estrategia en comunicación:

– Para algunos especialistas, el público meta del informe, eran los diputados.

– Para otros, eran los ciudadanos (El informe dice que son estos últimos)

Pero: ¿Es esta definición de público meta en el informe mera retórica?, ¿Se preocupó porque la ciudadanía lo entendiera?; a esto hay que sumar un apunte de realidad: los que ven y escuchan el informe, son muy pocos.

En términos de imagen (Algo de esto, lo hemos dicho ya), se mira introversión del emisor, un ritmo lento, se habla de que “Costa Rica es capaz”, pero con una imagen que comunica derrota, debilidad.

En política, hay que vivir el mensaje, pero surge la pregunta: ¿Se puede vivir un mensaje que, comienza en tónica académica y termina siendo una mera “carta de intenciones”’?, en esta línea, unido a la imagen antes descrita, nos encontramos un lenguaje directo, sin florituras.

Termina pues, siendo este informe, en términos de tono: “mucho ruido y pocas nueces”, y ya lo vimos, en realidad hay que corregir la fase: “Ni mucho ruido, ni muchas nueces”. Tenemos en vez de un tono de informe, un tono de plan de gobierno.

VIII

Conclusión y post scriptum.

1) El gobierno de Carlos Alvarado, no tiene horizonte y nos vende un acto de fe antropológica.

2) Carlos Alvarado, nos describe políticas propias de un gobierno, sin novedad (Los especialistas hablan de “políticas incrementales”)

3) El gobierno ha sido monotemático: “solamente crisis fiscal”.

4) Dado que este es un gobierno en continuidad, cabe una interrogante que esta administración debe responder: ¿hay políticas públicas avanzadas o acabadas en este periodo de 5 años?

Una vez terminado este documento, hemos encontrado insumos que nos permiten establecer algunos elementos que no podemos dejar pasar:

1) El Presidente trata de ser optimista pero no es contundente.

2) Si bien hemos hablado de una lucha de clases implícita en Costa Rica, hay una preocupación de la burguesía, los sectores medios y las clases bajas, por el tema del desempleo, ante un Ejecutivo, que en vez de parecer que está empezando sus labores (Aunque en el informe Presidencial esto queda claro), en términos de capital político, parece que va terminando (Dilapidó su capital político): aumenta la incertidumbre.

3) El desarrollo regional, es cosa de futuro a la luz del informe.

4) El mito de la “unidad nacional”, queda roto con el tema de la reforma fiscal. Esa ruptura, inclusive podría verse antes.

5) “No gobernamos para complacer”, es una excusa por el mal manejo de la comunicación política.

6) Hay pérdida de bases de poder en las alianzas del gobierno:

a) El Ministro de la Presidencia, ha expresado que renunciará a su puesto “al terminar la primera etapa del gobierno” (¿Octubre – noviembre 2019?, ¿Se irá también el equipo económico?)

b) El PUSC – legislativo, endurecerá su oposición.

7) El Presidente parece no entender: ¿Para qué gobernar?

8) Desde los intereses de los sectores neoliberales, monetaristas o economicistas, debe ejercerse una oposición responsable y esa responsabilidad debe entenderse, como permitir la profundización del modelo de liberalización económica.

9) ¿Entiende el Ministerio de Planificación qué es reactivación económica?

10) Volviendo al tema de la continuidad, Luis Guillermo Solís, hablaba en sus informes de 2 de mayo, de los 2 motores de la economía: uno muy pujante y el otro muy debilitado:

a) El pujante: banca, telecomunicaciones, seguros, zonas francas. La institucionalidad Estatal, que aborda ese sector, es organizada, fuerte etc.

b) El débil: agricultura, manufactura, comercio, que es el ámbito más fuerte de la economía, pero está estancado, con una institucionalidad débil.
Aquí caemos en la discusión ya mencionada, de la visión ideológica de los modelos de desarrollo:

– ¿Cuál debe ser la respuesta ante esta realidad, desde el reformismo socialcristiano y socialdemócrata, desde el marxismo costarricense?

– La respuesta neoliberal, monetarista o economicista parece más clara:

• Sometimiento a la competencia.

• Sometimiento a la desregulación.

• Mínima carga tributaria.

11) Algunos especialistas sostienen que este segundo año, la agenda económica, podría quedar relegada por la agenda social o la agenda progresista, pero a la luz de la evidencia, no creemos esto posible (Eurobonos, reforma al Empleo Público, OCDE)

12) ¿Será posible que el PAC, recorte el gasto y genere ahorros en el mediano y largo plazo?: desde una óptica monetarista, esto no se ve operable.

13) Si la lógica será: subir impuestos y aumentar gastos, el mensaje que se trasmite es contradictorio.

14) Las iniciativas de reactivación económica, han sido presentadas por el Legislativo y no por el Ejecutivo.

15) Hemos hablado de los objetivos maquiavélicos de Carlos Ricardo Benavides, él tendría aspiraciones de llegar al Ejecutivo, en un ambiente de país gobernable, por ello, algunos ven más probable que sea la Asamblea Legislativa la que proponga agenda, a que lo haga el Ejecutivo en materia de reactivación (Esto pese a los avances en simplificación de trámites)

16) La credibilidad en el apoyo difuso a la democracia, se sigue deteriorando. En este marco, se ubican los señalamientos a Ottón Solís, la desconfianza a las instituciones públicas. el Poder Ejecutivo, es la peor estructura calificada, conforme a la más reciente encuesta del CIEP. Ese deterioro, es el riesgo más peligroso que estamos enfrentando.

17) En la división capital – trabajo, ni los empresarios ni los trabajadores están contentos con el gobierno.

18) Este es un gobierno de continuidad, pero algunos actores, le señalan inexperiencia política. A esto debe sumarse, que la preponderancia de figuras en el gobierno, es del PUSC, que ya han estado en el Ejecutivo.

19) La composición del Ejecutivo, parece una serie de sectores burocráticos superpuestos que no se mezclan, esa figura refleja que el Ejecutivo, no es conjunto ni tiene visión de conjunto.

20) Algunos dicen que los medios de comunicación han sido benevolentes con el gobierno, la realidad es que hay líneas editoriales de programas y prensa escrita, totalmente matriculadas con el gobierno. Otros (Sobre todo de producción independiente), se le oponen.

21) Las posiciones dentro de los partidos políticos, no son homogéneas, esto es fundamental para comprender la política en Costa Rica.

22) El gobierno PAC, es muy bueno para el manejo de símbolos, en principio, se dieron ciertos guiños a la agenda de derechos humanos, pero este primer año, la agenda económica con enfoque monetarista ha sido homogénea.

23) Como quiera que sea, se vienen des satanizando los acuerdos entre partidos políticos, esto no era así, desde el Pacto Figueres – Calderón.

24) Una de las cosas más preocupantes en el momento presente, es que ciertos sectores de la academia, son complacientes con la línea gubernamental, lo que disminuye la visión crítica que debería acompañarla.

25) Carlos Alvarado asume con valentía el problema fiscal (Con un hueco fiscal y posiciones demagógicas de su predecesor), eso tiene un costo en su capital político. Hoy tenemos un gobierno exhausto, con importantes reformas por delante.

26) En el punto anterior, se abre una hipótesis: por ese cansancio, el Ejecutivo, podría no meterle tanta fuerza a la reforma al Empleo Público. Conste, la sociedad civil organizada, también está debilitada. Pese a ello, se escuchan de nuevo, “tambores de huelga”.

27) Nuestras relaciones exteriores en este gobierno, han sido ambivalentes. En política interna, “no se busca complacer”, en política exterior: “se busca complacer a todos”, esto es muy negativo.

28) Si no hay hechos políticos, no puede haber comunicación política.

29) Uno de los problemas del gobierno en Costa Rica, es la falta de seguimiento, pero para eso es clave, el elemento de la planificación. En esa misma línea, falta priorización.

30) En términos de lo que se denomina “reactivación económica”, no se están tomando en cuenta tópicos claves como el impacto de la cuarta revolución industrial, en los mercados de trabajo.

31) El tema de los derechos humanos, es utilizado, para disimular la agenda económica monetarista del gobierno.

32) Respecto a los sindicatos, cabe la duda: ¿Si el Presidente Alvarado es de “cuna PAC”, le dolerá la ruptura con los grupos de presión? Para nosotros se cumple el titular de la agencia internacional que sirve de epígrafe de este análisis.

33) En el esfuerzo de buscar el “desarrollo regional”, se pretende que a los vicepresidentes, se les quite la etiqueta de “decorativos”.

34) El principal logro del gobierno es que: “va a hacer en el futuro…”, este logro lo que hace es aumentar la incertidumbre.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.