Ambiente, biodiversidad, cambio climático y desarrollo

Notas al tema

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Guillermo E. Zúñiga

En los últimos años he tenido la oportunidad de mantener un diálogo cercano con científicos y expertos del mundo de la biodiversidad y del sector ambiental, lo que me ha permitido entender, aunque sea parcialmente, la diferencia que ellos hacen entre el ambiente y la biodiversidad. Es más, cuando se incluye el tema del cambio climático se puede observar que hay razones para estudiarlo por aparte.

Sin embargo siento que insistir en las diferencias de estas categorías de análisis puede perdernos en el camino, pues a fin de cuentas son aspectos íntimamente relacionados. Por ejemplo, los efectos del cambio climático afectan al ambiente y afectan a la biodiversidad. O bien, cuando se conserva el ambiente se protege también a la biodiversidad y esa protección, a la vez, permite mitigar los efectos del cambio climático.

Entonces, para un profano en estos temas como yo, tiendo a pensarlos de manera conjunta. Y si los vinculamos con los temas del desarrollo económico, pues es más fácil ver al ambiente y a la biodiversidad como algo que se puede englobar en la categoría de capital natural. Efectivamente, tenemos una dotación de naturaleza, de ambiente y de biodiversidad en nuestro país que lo podemos asimilar a la dotación del capital natural que poseemos.

Entendido de esta forma, cobra enorme sentido proteger esos activos, proteger ese capital, restituirle su depreciación, reconocerle lo que vale, pues esos insumos naturales se utilizan por parte del sector productivo para darnos los bienes y servicios que consumimos a diario. El ambiente nos aporta también belleza natural, que nos ayuda a promover el turismo, es fuente de alimentación, del agua, de componentes naturales para producir medicinas, repelentes y sustancias naturales para manejar las cosechas, nos ayuda a limpiar el aire que respiramos, en fin, lo que se puede extraer ahora y en el futuro de este capital natural casi no tiene fronteras. La naturaleza es fuente de vida. ¿Tiene valor? ¡Desde luego que sí!

Por ello es muy importante conocer lo que tenemos en nuestras tierras, en las costas y los mares. Y más importante es conocer lo que valen. De ahí que resulta muy meritorio el esfuerzo del Banco Central de Costa Rica para hacer los cálculos de las cuentas ambientales e incorporarlos en las cuentas nacionales. Como dice el BCCR: “Las cuentas ambientales permiten cuantificar, de manera integrada, el valor físico y económico de los recursos naturales y su relevancia para la riqueza nacional”.

VISIÓN DEL DESARROLLO. El país ha hecho a lo largo de su historia grandes aportes en estos campos. Siempre se podrá mejorar, desde luego. Pero lo que debemos plantearnos hacia adelante es la concepción de un modelo de desarrollo donde el capital natural y su manejo sea el eje en torno al cual gira el proceso de acumulación. No es solo cuidar el ambiente, no es solo buscar la producción limpia. Se trata de impulsar el desarrollo con la explotación racional y el uso responsable de “la mina de oro” en la que estamos sentados. Los temas ambientales deben dejar de tener un manejo sectorial para formar parte del corazón de la política de desarrollo. Ahí está el futuro.

Así como la política social debe ser parte del corazón de la política de desarrollo económico, hoy lo que planteo es que los temas del ambiente, biodiversidad y cambio climático deben ser otro elemento central del desarrollo nacional.

A MANERA DE CONCLUSIÓN. Invertir en nuestra gente y darles desarrollo pleno a sus necesidades nos permite potenciar las capacidades del recurso humano. De igual manera, se debe invertir en el tratamiento de la dotación de capital natural que nos fue dada. El manejo inteligente de estos dos recursos, el capital humano y el capital natural, hará la diferencia en nuestro desarrollo futuro. Esa es la salida inteligente para Costa Rica. Desde luego esto cuesta plata. Pero no son gastos de lo que estamos hablando; son inversiones en los vectores del desarrollo. Sobre esto volveré otro día.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.